jueves, noviembre 27, 2008

El Rambo japonés

La Isla de Guam se encuentra en el Pacífico Occidental, frente a las costas de Filipinas y pertenece a USA desde 1898.
Fue invadida por Japón en 1941 en la Segunda Guerra Mundial y recuperada en agosto de 1944 por los gringos tras 15 días de combates donde murieron casi 20 mil soldados japoneses.
Aquí empieza una historia increíble.

Ateniéndose al bushido (código de guerra nipón), unos cien sobrevivientes japoneses se internaron en la espesa selva de la isla para evitar el deshonor de ser capturados prisioneros. Estaban tan bien mentalizados que preferían la muerte antes que la derrota.
De ese número de soldados se sabe que luego de padecer hambre y enfermedades tropicales casi todos murieron o terminaron rindiéndose.


Soichi Yokoi era un sargento de 28 años en ese tiempo. Se había enrolado al ejército imperial luego de haber sido aprendiz de sastre.
Después de la ofensiva estadounidense, Yokoi junto a otros dos compañeros escaparon por jungla en lugar de rendirse. De este trío solo Yokoi regresó a Japón con vida, si, pero regresó después de haber permanecido 28 años internado en la selva sin saber que la guerra terminó un año después de su huída.

Un par de cazadores españoles lo encontraron el 24 de enero de 1972 y aunque trató de huír, lograron someterlo y capturarlo.
Yokoi que seguía mentalmente en guerra pensó que se lo llevaban para torturarlo y matarlo, pero lo dejaron en el Hospital General de Guam. Ahí tampoco creyó que la guerra había terminado hasta que el Cónsul honorario japonés en la isla, James Shintaku le comunicó oficialmente que el Japón se rindió en 1945.

Luego de asimilar lo ocurrido, Yokoi contó que durante veintiocho años se alimentó de semillas, mangos, camarones, ratas, anguilas y jabalíes, aunque nada de esto era sencillo cazar por lo que pasaban días hasta que podía atrapar algo con sus rudimentarias trampas.


No tenía sal para conservar la carne ni sazonarla, por lo que se adaptó al sabor simple de lo natural. Luego confesaría que su carne preferida era la de rata, y de ésta, especialmente encontraba muy sabroso su hígado. Bueno, tampoco es que podía elegir, tenía que comer lo que encontrase. Gracias a esto se enfermaba a menudo del estómago y de hecho se presume que los dos soldados que lograron escapar con el murieron por infecciones intestinales.
Su último compañero había muerto hace ocho años.

Lo que más impactó a la prensa fue su impecable uniforme pero hecho con cortezas de árboles!!
Si, las aplanó hasta convertirlas en fibra y con sus habilidades de sastre y una esquirla convertida en aguja cosió en todos esos años tres uniformes completos con hilos de fibra de coco. Eran tan minucioso -supongo que por tanto tiempo libre- que sus camisas tenían hasta botones y bolsillos y sus pantalones, pretinas para el cinturón.


Los médicos que lo examinaron lo encontraron en perfectas condiciones físicas y mentales. En el hospital empezó a recibir cientos de cartas de admiradores y de agradecimiento por mostrar al mundo el temperamento indoblegable japonés. En muchas de esas cartas, también recibió dinero.
Antes de regresar a Japón, le confesó a un periodista que durante su estadía en el hospital recibió por cartas cerca de 100 mil yenes, que eso le serviría para vivir tranquilo por el resto de su vida.
El periodista no pudo evitar sonreír ya que luego de treinta años de post-guerra y devaluación, esa cantidad que Yokoi sabía era una fortuna en Japón, al cambio de 1972 eran apenas 324 USD.


¿Se imaginan el shock del pobre sargento?
Soichi Yokoi deja la civilización en 1944, y al regresar se encuentra con las comunicaciones satelitales, con la televisión a color, con que el hombre ya pisó la luna y con que Japón ya no tenía ejército.

Se entera recién que hay una bomba capaz de desaparecer 200 mil personas de un tajo y que el Emperador japonés es ya solo un elemento decorativo.
Lo más triste es que de su prometida, con quien iba a casarse al regresar de la guerra…nunca volvió a saber nada.

La experiencia de este señor debe ser lo más cercano a viajar en el tiempo, verdad?

74 comentarios:

KARMILA dijo...

Vaya que panicoooooo me daría vivir algo similar,es algo increible, pero imagino la gran fortaleza fisica y espiritual que tiene.

Sigo muy enojada contigo he Carlitossssssssss jajajaja no te creas.

Besos para ti, para Evan, los pug´s y mi sobrinito¡¡

iCy dijo...

Wow! que increible la historia Carlos, debe de ser horrible encontrarse con tantos avances y uno encontrarse desactualizado, la cuestión es.. como se sentirá este hombre con tanta tecnología a su alrededor y sin saber absolutamente nada?.

Debe ser chance frustrante, pero nada quita su valor post-guerra, aplausos para él..

iCy dijo...

fui segunda!!!! jajajajaja

ya que todos hacen alarde de eso, yo también pues! XDDDD

Rockolero Jack dijo...

Chuta que gran post y que gran historia.

Chuta que gran admiracion hacia este sargento y que determinacion del japones por haber permanecido 28 an;os en la selva!

Y realmente como dices compadre, que gran shock al volver a un mundo diferente, en especial con grandes cambios en la cultura y el mundo que pasaron durante los an;os perdidos del japones.

Esto me recuerda mas o menos al trama de futurama, a excepcion que fry paso congelado nomas :P jajaja

Buen post y gracias por los grandes escritos por aqui como siempre compadre, ESAES!

Topes!

TOROSALVAJE dijo...

Exactamente eso. Viajar en el tiempo. Como recuperarse de un larguísimo coma.

Debe ser alucinante.

Saludos.

Zinquirilla dijo...

Una historia increíble sí de supervivencia y como dices de quedarse anclado en el tiempo, similar a estar 20 años en coma.

Odiseo de Saturnalia dijo...

No sabes si le han robado el pasado o le han robado el futuro...

Lo que si han hecho es robarle su vida... aunque a miles se la quitaron.

Guerras...

Pedro dijo...

La realidad siempre nos depara sorpresas para las que la ficción aún no está preparada.
Una historia impresionante.
Saludos.

Moony dijo...

sí, imagino que es lo más similar a un viaje en el tiempo, lo que no sé es qué consecuencias puede tener sobre él, porque, imagino, que no ha de ser sencilla la readaptación.
Nada sencilla.

Un beso.

Javier López Clemente dijo...

Toda una aventura. Lo más sorprendente para mi ha sido que, siendo sastre, el tipo matuviera el uniforme militar como prenda de vestir.

En mi estantería de discos tengo otro tipo de Bushido:

http://es.youtube.com/watch?v=R5FvZRVhQ8Q&feature=related

http://es.youtube.com/watch?v=wnIZxxVnMy4&feature=related

http://es.youtube.com/watch?v=CEJY-zgvSeM&feature=related

Salu2 Córneos.

GABU dijo...

A veces es tannnnnnnnnn necesario viajar y hasta quedarse un rato larrrrrrrrrrrgo en el tiempo... :S

P.D.:El schock que habrà sufrido el pobre al volver a esta patètica realidad,no?? OO
jajajajajaajaj

BESOTONES VIAJEROS =)

Anakriks dijo...

Wow, vaya historia alucinante.

Y que determinación y apego a un código, aún en la más absoluta soledad para haberse mantenido con vida, fabricado uniformes y sobrevivido a sus compañeros.

Siempre he pensado, que por más ganas de tenga de sobrevivir, las comodidades de la vida moderna a la que estamos acostumbrados me harían ni más ni menos que una indefensa presa de los normales predadores selvaticos, que capo el sargento nipón, mis respetos.

Me ha dejado pensando querido Rey, muchos saludos allá a la mitad del mundo, besasos!!!

Dragonfly dijo...

WOW... si eso creo que puede considerarse un viaje en el tiempo.

Besos ;)

Gigi German dijo...

Debe ser frustrante! Me imagino que este señor tardo años para recuperarse y para adaptarse a todo lo nuevo para el.

Un abrazo tan bonito!

LeX dijo...

conozco muchos de esos guerreros que burlan el tiempo, unos solo van con la corriente, otros luchan por salir, ser vistos, y cambiar al mundo con sus experiencias, seguramente le enviara una carta con un para de dolares jejeje. Alguien sabe la direccion?

Cordelia dijo...

Santa madre!!! Pobre hombre!! Es como si hubiese estado en estado vegetal! :(

Que horrible de pana!

Besos lobo!

ysraelg7 dijo...

Alguna vez escuche decir "El que no conoce la historia, estara condenado de vivirla de nuevo"

- Buena histotia,, pues realmente hay personajes interesantes en toda la faz de la tierra, pero siempre es bueno leer y saber un poco de ellos.

Gracias por ello.
Un abrazo.

Amorexia. dijo...

Extraordinaria historia. Eso se llama fidelidad, este hombre vivio en la selva 28 años sirviendo a un país que lo había olvidado, una guerra terminada muchotiempo antes, y si, viajando en el tiempo.

Saludos a deshora.

esteban lob dijo...

Hola Carlos:

28 años que se "viven" de ese modo, entre escondido y sobreviviente, deben ser el equivalente a unos 60 normales.

El caso da para
película.

Un abrazo.

JASVI dijo...

wow q sorprendente, recien se me fue la luz un día entero y senti q no viviria para contarla (se q exagero, pero asi me senti)

Extremo el japones, y muy bien el título DE RAMBO...

Tofu - sensei dijo...

Pues mi Rey, este tipo es la versión japonesa y Xtreme de Rip Van Winkle. Me imagino lo que es pasar 28 años sobreviviendo en base a los instintos.
Pero bueno, este buen hombre se merece un calmado y confortable retiro.
Gran historia mi Rey, no olvides visitar mi madriguera.
Cuento nuevo.
Glam & Porn.

Mónica dijo...

Hola Carlos, por lo que leí en los comentarios, todos pensamos en el coma... increíble relato.

bsss. a ti y a evan

MentesSueltas dijo...

Es alucinante esta historia y nos hace pensar tantas cosas... gracias.


Te abrazo
MentesSueltas

amor dijo...

todo un reencuentro con la realidad

(hay encuentros con la realidad que son muy gratos, gracias de nuevo por el honor que sabes)

s

José Ignacio dijo...

Ha regresado a mi la imagen de Toshire Mifune ( o algo así) uno de los artistas preferidos de Kurosawa. En el film “Infierno en el Pacifico” de John Boorman, el notable pulso interpretativo con Lee Marvin dió un magnífico resultado. La película narraba la historia de dos soldados durante la Segunda Guerra Mundial (uno japonés, otro norteamericano) que se ven obligados a entenderse al ser derribados sus respectivos aviones y encontrarse solos en la misma isla. En este caso ninguno de ellos sabía que la confrontación había finalizado.
Buen post.
Hasta pronto.

fernando dijo...

Y no es un caso aislado, se dieron varios casos más en diferentes islas remotas del Oceáno Pacífico.

Los japoneses tienen muy presente el honor.

un beso.

IMAGINA dijo...

Increíble. Absolutamente increíble.
Darwin sin duda se refería a hombres como éste cuando hablada de la supervivencia de los más aptos.

Darkhorse1974 dijo...

Que pasada de historia!!!, es increible que haya sobrevivido tantos años en la selva.
Gracias por descubrirnos estas historias.

Un saludo

Carlos dijo...

Fernando: Tienes toda la razón, no es un caso aislado.
De hecho a estos japoneses sobrevivientes de guerras se los conoce con el nombre de "los rezagados" y hay unos 4 casos perfectamente documentados.
Leía el caso de un teniente que pasó escondido casi 40 años luego de una guerra y no salía porque no creía que sea verdad que el conflicto terminó.

Belén dijo...

Que pasada de historia queridos... la verdad es que pone los pelos de punta el viaje sideral en el tiempo que ha debido pasar el amigo... buf

Besicos

KLAU dijo...

COINCIDO CON GABU A VECES ES IMPRESINDIBLE NO? UN VIAJECITO A ALGUN LINDO MOMENTO PASADO.......

PERO NO MUCHO, NO SEA COSA QUE NOS CONGELEN COMO A WALT !!!! UGGGGGG

BESOS MILES
LOVE U SO MUCH
TAKE CARE
KLAU ♥

Azul... dijo...

Honestamente... yo no se si, como hizo él, yo habría querido regresar a un mundo totalmente desconocido...

Un besote, mi bello!

MaleNa Ezcurra dijo...

Alucinante!!
Alucinante!!!
Es como dormir eternamente, después de ese lapsus ya nada es real, se modifican los parámetros conocidos.

Interesante post.


Un beso para los dos y bella semana, compañeros.

Brisa de Amor dijo...

Hola Evan!

gracias por tu visita y ese mate tan sanador... el dolor va pasando y el volver me hace sentir que no debia haberme alejado de gente maravillosa como vos amiga!

Muchos besos y mates que tenia guardados para vos!

María de Lourdes Ruiz Pavón dijo...

yo apenas y lo creo...

Hipatia dijo...

Me ha gustado mucho esta historia, Carlos.
Sobrevivir en un entorno salvaje no creo que sea ni demasiado difícil ni demasiado fácil; aunque no lo he probado, ¿eh?, es lo que me imagino.
Pero sí creo que una buena capacidad adaptativa debe de ser fundamental y decisiva para sobrevivir en un entorno duro y hostil, y ésta se consigue siendo un buen generalista; dicho de otro modo, si eres un buen especialista, no tienes nada que hacer, te mueres, capút.
¿Sabes en qué he pensado al acabar de leer?, en esos tipos millonetis que se hacen congelar, y en lo que se van a encontrar cuando despierten....
Pero lo de tu viaje en el tiempo es mejor.
Gracias Carlos, he disfrutado mucho.
Un abrazo desde la Enterprise.

manuel rubiales dijo...

A mi de toda esta interesantísima historia, de la que, confieso, no sabía nada, lo que más me conmueve es esa historia de amor truncada, pobre hombre, ventiocho años de superviviente y encima sin novia. Qué mundo más injusto, debe ser que soy un romántico sin solución.

Vino y besos

Angélica dijo...

Si que es un verdadero salto en el tiempo. Y como dicen más arriba no ha de ser el único, piensa tú en cuanta gente ha sido abducida por los alienígenas y han vuelto años después, yo creo en eso. Sí que debe ser extraño volver años después y encontrar tantos cambios.

Cariños.

Kodama San dijo...

Chuta, será que me adapto si me pasara algo así? lejos de todo por tanto tiempo yluego regresar y ver que las cosas son completamente distintas??... El hombre es un animal de costumbres, eso si.

Increíble historia como siempre. Carne de rata? hígado de rata? arghhh.... ya se me fue el hambre... jejeje.

Paso saludando don Rey!!

Susymon dijo...

Qué barbaro, lo que no se explica es cómo en 28 años no se cuestionó nada...no se escucharía ni una bomba,ni un tiro... no encontró enemigos ni amigos, estaba solo , contra quién peleaba???...en qué guerra luchaba?

SOMMER dijo...

La vida le ha castigado con otra oportunidad....

Abrazos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Verdaderamente es como encerrarse en una cápsula del tiempo...y por desgracia, la devaluación económica castigó los bien intencionados regalos al soldado japonés.

¡Y vaya si Yokoi aplicó bien sus conocimientos de sastre para la supervivencia! Me recuerda la película Eternamente Joven. Saludos afectuosos, de corazón.

Enredada dijo...

Increíble historia!!! no sabía nada de este hombre!
Siempre me dejás helada y pensando!
que locura!!!
muy bueno!!!!
besos!

alkerme dijo...

...y se vuelve a demostrar que la realidad supera la ficción...

Besos y gracias

Ricardo Tribin dijo...

Carlos,

Impresionante...sencillamente impresionante esta historia del Sargento y sastre Soichi Yokoi.

Tambien en la vida pasa algo similar pues siguen algunos dandose topes y topes sin saber para adonde van.

Magnifico Post!!!

Abrazos para ti y para Evan, con aprecio y admiracion..

chapete dijo...

waw!!!! todo un superviviente,sin duda!!!

cayecaturas dijo...

Hola he escrito lo siguiente en el foro y os lo hago llegar a todos los ganadores, no creo que sirva de mucho pero a ver si suena la flauta y reflexionan sobre el pequeño error:
Hola a todos, soy Caye de Cayecaturas (mejor blog de deportes) y escribo esta entrada para pedir que se reflexione un poco y se de la sensacional ESTATUA DE ENEKO a todos los ganadores de las categorías, como se hizo en años anteriores, ya sé que estamos en crisis y todo eso, pero un diploma y una camiseta como recuerdo a tan bonito premio me parece un poco pobre, la estatua de Eneko es magnífica y creo que eliminarla es un error ya que es lo más mítico de este concurso.
Espero que mi queja sirva de algo.
Saludos y caricaturas
Caye

http://www.cayecaturas.com/blog

 kotto dijo...

que impresionante...esto uno lo puede imaginar o ver en las películas pero en la vida real wauuuu

Taito dijo...

Un Robinson Crusoe de carne y hueso... Cómo el instinto puede ayudarnos a sobrevivir si lo sacamos a pasear ¿no? Y uno que se vive el día quejándose cuando en realidad tiene todas las comodidades a la mano. Lo único que me dio tristeza es que el dinero que recibió fuera tan poco, porque sí, después de la experiencia y el coraje que demostró, merecía lo suficiente para pasar el resto de su vida tranquilo... Y sí, tal como si fuera un viaje en el tiempo. Un beso de lunes, mi querido Carlos.

Bosco dijo...

Y tanto!
Pero lo peor es la sensación de que se ha pasado la vida.
Porque le faltan 30 años!
Viajar en el tiempo sería más fácil porque te trasladas pero mantienes tu juventud

Ursus Andinus dijo...

La historia de Naufrago actuada por Tom Hanks es amebas frente a esta... Que tipazo el man,... sobrevivió tanto tiempo en una espesa jungla... Estar tan solo, debe ser para volverse medio loco.
Lo increible es lo de los uniformes que se hizo el man...

Para que se vea de lo capaz que es el hombre de romper con las barreras.

Neurotransmisores dijo...

Puro instinto de supervivencia. Seguro que aprendió más sobre la naturaleza de lo que podría aprender pegando tiros.

Saludos.

DULCE dijo...

Uyyyyyyyyyy, quede trastornada!
Debe ser terrible vivir una situacion similar.
Alucinante historia que agradezco hayas compartido.
Besos para los dos
Dulce

Fernando Nerú dijo...

Es la primera que leo sobre este insigne personaje y todas las penurias que tuvo que atravesar para sobrevivir en medio de inhospitos parajes.
Y que triste es saber que el hombre es la pero plaga del hombre...

Siempre es gratificante para el espíritu visitarte.

Un abrazo con mucho afecto.

Cordelia dijo...

Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos
Besos

jejeje!!! Happy??

moderato_Dos_josef dijo...

Sí, había oído hablar mucho de estos hombres, porque no fue solo uno. encontraron varios en diferentes islas pero el que más tiempo pareció durar fue este inagotable y testarudo hombre. Mira que no salir de la selva y rendirse en 28 años! jajaja. Y adeemás lo encontraron unos paisanos míos jajaja, eso me hace más gracia. qué hacían unos españoles perdidos en la isla de Guam cazando? Cosas raras he visto y oído pero como esta, ninguna!Un post como siempre excelente. Por cierto escribí un relato sobre este tema hace un par de años, tal vez un día lo suba ami blog. UN abrazo bloggero!

Chien dijo...

si, una vez leí algo al respecto.... impresionante historia... algo que uno no puede creer cómo es que sucedió.

Saludos don Lobo

Cathy Pazos dijo...

Tremenda historia, super alucinante viajar en el tiempo y definitivamente tremendo impacto el volver a la realidad.

Lindo Post.

Besitos

angélica beatriz dijo...

Hola querido Carlos.

Dios, qué impactante historia. No creo que alguien pueda comprender la intensidad de esos años en ese destierro ignorado que vivió Soichoi.

El hombre es fuerte por naturaleza, y en casos como éste, su templanza y bravura salen a flote.

Gracias por la historia Carlos querido. Es para reflexionar en ella y aplicar su moraleja a la vida nuestra.

Muchos besos.

Gringuita Quiteña dijo...

Q historia tan increible! en realidad hay otros -pocos- casos similares de japoneses. Nos dejan grandes lecciones de disciplina y constancia! me parece que tan solo es una fabula!! es tan loco el pensar que alguien tuvo una vida asi de solitaria por tantos años.
Y ni que pensar de su regreso! un viaje al "futuro".

Tony dijo...

Es el colmo de la lealtad.
Lo cierto es que si todos siguiesemos ese codigo "Bushido" el camino del guerrero, el mundo sería mas noble y menos cruel.

Un saludo, es uno de mis temas preferidos.

Cho dijo...

Wow! impresionante!
Pero que impacto debe vivir dia a dia para poder "ponerse" al dia con las tecnologia y su "nuevo" mundo.

Saludos,

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Dios mio, carlos, que historia más alucinante.

Es casi como un extraterrestre en un planeta desconocido.

Imagino que quizás nunca llegaría a adaptarse a la vida de la que se bajo años atrás.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Confieso que ya conocía la historia de este hombre, tan admirable.
Siempre me atrajo la cultura japonesa, se los ve tan sobrios y educados, tan distintos a nosotros los occidentales.
¿Habrá algún libro que cuente en detalle lo vivido por este sargento?, pregunto porque me encantaría leerlo, si es que existe.
Saludos.

ĭçoŋoçlast@.·´¯`·.¸ dijo...

No se si habría que enjuiciarlo por desertor o por tonto, porque nadie supone que una guerra dure tanto.

Abril Lech dijo...

Guauuuu, qué historia tan interesante! ¿De donde sacan estas cosas? Me la devoré, pobre hombre, no debe haber sido nada fácil regresar... si les cuesta a quienes estuvieron siete u cho en la selva de colombia... imaginate!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Yo había leído sobre este personaje hace algún tiempo y me pongo a pensar que duro vivir tantos años ahí como desterrado del mundo “civilizado” para después de 28 años volver.

Que honor más ilógico, morir por una causa que al final era perdida, y del pasado vuelvo al presente y recuerdo la película nacido un 4 de julio, donde el honor y todas esas falacias que usan para que nos matemos unos a otros, no nos llevan a ningún lado, solo se reparte dolor, discapacidades, y muchas veces el olvido total de la patria por la cual se lucho.
Saludos

irichc dijo...

Gracias por el aviso.

matajazz dijo...

Un hombre tenaz este Yokoi.

More Baker dijo...

Pero qué historia tan increíble!!
De las que han publicado, esta creo es de las que más me dejado boquiabierta.
Abrazos, queridos.

Frank dijo...

Muy buen blog

Jesus Dominguez dijo...

Dios mío.

Un saludo alucinado.

Jesús Domínguez

Diego Fabián dijo...

Wowww!!!...

Esta historia demuestra que en oriente se manejan el honor y muchas otras virtudes humanas de una forma muy distinta a como se las maneja en occidente...

No cabe duda que el sargento es una lección de honor y lealtad a sus principios...

Un abrazo, amigo Carlos...

Pipa Hidraulica dijo...

El tipo se hacía uniformes!!!!!!
Y de donde sacaría porro...?

 
Ir Arriba