martes, diciembre 09, 2008

Mala suerte

¿Les ha pasado que hay momentos de tanta mala racha en sus vidas que parecería una coincidencia que nos sucedan tantas cosas a propósito?

Hay épocas especiales en que se me han acumulado todos los problemas posibles, familiares, sentimentales, financieros y de toda índole, en que he acabado maldiciendo a mi mala suerte. Bueno, he aprendido que todo es pasajero, que siempre hay una solución, y ahora trato de tomármelo todo con calma.

Siempre nos quejamos de nuestra mala suerte, pero sintámonos afortunados de no estar en los zapatos de personas a las que si les fue muy mal. Voy a contarles la historia de uno de ellos, de Enemon Kawaguki.


Enemon tenía 40 años, una bonita familia, practicaba deportes y era unalto ejecutivo de la Mitsubishi en Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial. La mañana del 6 de Agosto de 1945, alrededor de las 8 a.m. estaba en su despacho. Se aproximaba un avión B-29, pero las sirenas de la ciudad no dieron la alarma porque parecía ser un avión de reconocimiento como tantos aviones aliados que sobrevolaron la ciudad desde la semana pasada. Los obreros de la fábrica, por si acaso, se dirigieron a los refugios y él, ocupado en su trabajo, se demoró un instante antes de seguirles.

Lo primero que sintió fue un intenso resplandor y después quedó inconsciente. El infernal calor, de 3.000 C°, convirtió instantáneamente en carbón a miles de seres humanos. Miles más les sobrevivieron unos pocos segundos, para luego ser golpeados por escombros o sepultados por edificios caídos. Muchos se lanzaron a ríos que habían hervido. Murieron unas 200.000 personas, la mitad de la población de la ciudad y desaparecieron aproximadamente 60.000 edificaciones.

Hiroshima después de la bomba atómica

Al despertar, estaba desnudo -su ropa había ardido- y con quemaduras en todo el cuerpo. Tenía dos heridas, una en la cabeza, debida a un golpe con un hierro, y otra en la espalda. La fábrica estaba desierta y en llamas ya que estaba a 5 km de la zona cero. Sordo y aturdido, Enemon se alejó de la fábrica y del centro de Hiroshima desde el cual soplaba un desagradable aire caliente que dificultaba la respiración. Corrió hacia el mar y luego hacia el río que rodeaba la fábrica. Estuvo bastante tiempo en el agua y subió a una colina desde donde pudo ver la desolación causada por la bomba atómica. Exhausto, se quedó dormido.


Despertó tipo cinco de la tarde. Las heridas y las quemaduras le dolían, pero el aire fresco parecía calmarlas. Caminó semi desnudo por las afueras de la ciudad y siguiendo las vías del tren encontró un vagón. Ya había anochecido y tenía frío, así que entró en el vagón, se acurrucó en el interior y volvió a dormirse. Despertó dos días después. Estaba a bordo de un tren con médicos y enfermeras que habían atendido sus heridas. El tren avanzaba y avanzaba y parecía no detenerse nunca. Al final, la mañana del 9 de Agosto, el tren se detuvo y Enemon Kawaguki bajó del vagón junto a otros compañeros de viaje convalecientes y empezó a caminar hacia el centro de la ciudad.

Parecían estar en una hermosa ciudad alejada de la guerra y sus horrores. Sin embargo, a los pocos minutos oyeron el sonido de un solitario B-29 acercándose desde el mar. Kawaguki ya lo presentía, se lanzó a una cuneta y se quedó acostado boca abajo. Los otros caminantes que pasaban por su lado le miraban sorprendidos creyendo que se había vuelto loco. Estaban a unos 4 kilómetros del centro de la explosión, en Nagasaki. Vio el resplandor, la oleada de calor y la destrucción. Esta vez no perdió el conocimiento y pudo ver el hongo nuclear y cómo los que estaban a su alrededor estallaban literalmente en llamas.


Kawaguki nunca se recuperó psicológicamente de su doble experiencia atómica. Tras recuperarse de las heridas sufridas por las dos explosiones se jubiló y se dedicó a vagar sin rumbo por el país. Incapaz de concentrarse, vigilaba temeroso y constantemente el cielo por si volvía a ver aparecer un solitario B-29. Llegó a delirar que los bombarderos lo perseguían a el.

Después de 12 años, en 1957, Kawaguki moría en un hospital de Nagasaki. Finalmente, su cuerpo no fue capaz de soportar la radiación recibida. Quedó archivado como el caso clínico 163.641, el hombre que sobrevivió a dos bombas atómicas.

Por eso, de ahora en adelante, si alguna vez creemos que la suerte nos ha abandonado, sería bueno que pensemos en Enemon Kawaguki. Hay archivos del Museo de la Paz en Hiroshima que incluyen a este señor, como uno de los ocho afortunados japoneses en haber sobrevivido a las dos bombas atómicas. Yo me pregunto...¿afortunados?

88 comentarios:

raùl junquera dijo...

DIOSSSSSSSSS!!!!!!!!!!

Joder, pues sì es mala suerte carajo!!!

Saludos CARLOS!!

Besos EVAN!! GUAPETONA!!!

amor dijo...

una vida horrible, la parte que cuentas, mejor morir, mil veces mejor

s

TOROSALVAJE dijo...

Depende de como lo mires. Habrá quien prefiera malvivir con heridas, traumatizado y lleno de radioactividad y otros no.

Saludos.

Amorexia. dijo...

Aveces uerte es la suerte, para algunos esta es escurridisa. No nos quejemos de nuestra suerte, somo afortunados.

Saludos a deshora.

matajazz dijo...

La peor de las suertes: la existencia de bombas atómicas y la disposición de algunos a lanzarlas.

lys dijo...

La palabra espantoso, creo que no puede describir tanto horror.

Deberíamos pensar un poco antes de decir, !Cachis, qué mala suerte!

Saludos lindos

GABU dijo...

Terrible historia CHARLES!!!!!

Tal vez lo afortunado devenga en la suerte (¿?) de pasar tan solo la primera bomba sabiendo que las probabilidades eran escasas,no???

P.D.:Estas historias me hacen reflexionar acerca de lo afortunados que somos nosotros hoy en dìa y lo poco que parecemos haber aprendido a valorar la vida a veces...

TE DEJO MUCHOS BESOTAZOS LLENOS DE ABRAZOS ♣

IMAGINA dijo...

El tema de la bomba atómica me da escalofríos.
Es increíble que seamos capaces de tanta destrucción.
Pobre hombre. Pobres todos los que vivieron o murieron en la experiencia.

Oye, historias aparte, este blog ha tomado giro de Wikipedia pero mejorada.
TQ♥

angélica beatriz dijo...

Qué triste historia mi querido Carlos...

Triste por lo que le sucedió a Enemon Kawaguki, y más triste por recordar la ceguera y aridez de los corazones que impulsaron ese espantoso desastre.

La suerte es sólo un pequeño ingrediente en nuestros días... El resto, lo fabricamos nosotros.

Muchos besos mi hermoso Carlos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

jo!.
Pobre! de afortunado nada! mira todo lo que le ha pasado!Que fuerte! si..
te dejo abrazos.

Pedro dijo...

La misma pregunta me hago yo, ¿afortunado?
Siempre hay alguien peor, pero rara vez consuela.
Un abrazo.

Belén dijo...

Yo no lo creo afortunado, la verdad...

Besicos

mjormy dijo...

No sé decir hasta qué punto ser sobreviviente a una tragedia es una fortuna si las huellas te van a perseguir el resto de tu vida.. y bueno esto confirma mi teoría de que un garrote nunca cae solo..
Saludos Carlín!

NancyQ dijo...

Dudo que hayan sido afortunados....siempre se dice que el pasto es mas verde del lado opuesto que pisas, de eso tampoco estoy segura.
Interesante el relato Carlos......
Les deseo muy felices fiestas y gracias por compartir la pagina del diario el otro dia!!!
Besos a ti a y a mi angelita Evan ;-)

moderato_Dos_josef dijo...

como siempre una historia real, trepidante y emotiva fantastico carlos y Evan por conseguir post delo mejorcito. sois una apuesta segura. Por eso estáis entre los mejores blog de sudamérica y pronto del mundo a este paso. Un abrazo!

Byron dijo...

Me ha dejado impactado esta información, que no conocía... tremendo. Realmente a uno le deja pensando... Saludos.

Ricardo Tribin dijo...

Impresionante historia.

A un amigo mio le paso algo similar cuando piloteaba un avion, este se accidento y el unico sobreviviente fue mi amigo Felipe.

Regioooooo Post..

Kodama San dijo...

Ouch!, pues si, cosas como esas nos hacen pensar que somos bastante afortunados por lo que tenemos y no nos falta, y que lo que creemos necesitar no es nada...

Pese a que dicen que todas las cosas pasan por algo... también es duro cuando ese tipo de cosas, o muertes o enfermedades a los seres más cercanos se dan. Uno no entiende las razones... mala suerte? designio divino? ni idea...

No toca más que aprovechar lo que se tiene y alegrarse por eso. No conformarse, pero al menos no lamentarse porque hay gente que está peor que uno.

Yo tengo un primo, bueno, son dos, pero más me llevo con el uno, no escucha nada desde niño, usan un aparatito en la oreja y medio medio parece que algo oye. De pequeños les enseñaron a leer los labios para entender a las personas, y a vocalizar lo mejor posible las palabras. No se les entiende muy bien, bueno yo ya porque hablo medio seguido, pero a veces hasta a mí me cuesta. Y aún así, mi primo fue abanderado de escuela y colegio y ya se graduó de la universidad, es ing. en sistemas y se va a ir el año que viene a sacar maestría en Argentina. Su discapacidad no le hundió sino le hizo una persona más útil para consigo mismo y sobretodo valiente :)

Saludos!! Sorry por dejar testamento jajaja.

Kodama San dijo...

ah!, y eso de "sobrevivientes afortunados"? no lo creo, a ese tipo de cosas no llamaría yo ser afortunado. Pobres personas, seguro ni pudieron dormir tranquilos el resto de sus vidas...

Silvi dijo...

Esta historia me ha conmovido profundamente; uno siempre escucha sobre los horrores de las bombas atómicas, pero como que sólo leyendo una historia concreta, personal, se puede tener contacto con lo que realmente significa.

Coincidencialmente en estos días me he estado acercando mucho a las filosofías orientales, a la idea de quietud y contemplación ante los problemas, y sobre todo a tratar de eliminar ese impulso propio de los seres humanos, pero exacerbado por la cultura occidental consumista, de querer obtener siempre soluciones y resultados inmediatos, cuando en realidad todo camino correcto necesita ser construido.

besos
s.

LA Gaby dijo...

Definitivamente ser parte de los que vivieron para contarlo debe ser horrible...

Livi5 dijo...

Afortunado de sobrevivir a dos explosiones atómicas? No creo!

Pero sin duda la vida de Enemon Kawaguki es una pequeña muestra de las atrocidades de la guerra y las horribles consecuencias de esta en la vida de miles de seres humanos.

Buenisimo el post!

Un saludo Carlos XD

david santos dijo...

Caro amigo (a)
Com o objectivo de desejar a todos os meus amigos e amigas os melhores e maiores festejos de passagem do Ano de 2008 e prometendo-lhes que pedirei por todos que o novo Ano de 2009 seja o melhor das vossas vidas, venho agora, e nesta data, começar a fazer o que me vai dentro do espírito: desejar-lhes o melhor. Começo agora, aparentemente sedo, mas quero ver se me é possível contactar com todos.
Sem outro assunto e confiante em que os meus desejos venham a ser uma realidade, sou com toda a consideração estima:

David Santos

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Lo que me deja impresionado es que hay ocho personas que tuvieron que sufrir las dos bombas. Es terrorifico.

Lobo Estepario dijo...

Carlos, excelente tu escrito, es la vieja historia del vaso medio lleno, medio vacio, o tuviste la suerte de sobrevivir dos veces, o la mala suerte de padecer la misma desgracia dos veces.
Es el punto de vista de quien lo mire.
Seguire pasando por aqui para aprender cada dia algo nuevo.

Saludos enormes.

carlosmxax 2.4 dijo...

eso se llama andar quemado

(so sorry, un poco de humor)

saludos!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

que otros tengan muy mala suerte, no quiere decir que nosotros tengamos buena o mala suerte. ADemás, es algo subjetivo en según que casos.

besos.

Fabrisaurio dijo...

pues... yo no quisiera ser "taaaaan afortunado"
Oye, me llamó mucho la atención la fotografía del hongo, ¿Tienes idea si es real o si es una fotografía conceptual? Lo digo porque yo claramente veo un payaso entre las nubes de la explosión atómica. Si es real, medio diabólico ¿no?

Carlos dijo...

...son fotos que consigo en google Fabrisaurio, no había reparado en el hongo atómico.
Si, también puedo ver un payaso, macabro!

Seguramente es coincidencia...

esteban lob dijo...

Hola Carlos:

¡Gran tema!...Muy bien elegido el protagonista. Es para pensar que somos afortunados en mil aspectos de nuestra vidas, sin darnos cuenta cabal de ello por no tener nunca que padecer un destino como el de tu "héroe" involuntario.

No hay dudas que desde la primera explosión atómica a la que sobrevivió hasta el fin de sus días, él vivió otra existencia, llena de dolores, radiaciones y pesadillas.

Un abrazo.

http://abebedorespgondufo.blogs.sapo.pt/ dijo...

Gostei tu blog.
Paulo
Portugal

Rockolero Jack dijo...

No es por ser cargoso pero esta medio chiste de condorito esto, DOS EXPLOSIONES ATOMICAS el pobre pana!

Topes y gran historia, confieso que se me chispoteo la risa porque como digo, parece condorito-nomas le falta un PLOP, que malisima suerte!

Un abrazo!

José Ignacio dijo...

Una dura historia que me lleva a reflexionar por tanto necesito tomarme un poco de tiempo.
Expectador de excepción de un genocidio.
¿Como podía imaginar Enemon Kawaguki sentado en su despacho, con una hermosa familia esperándole, con su afición deportiva, con su labor de ejecutivo con éxito.... lo que iba a sucederle en pocos minutos?
No estoy seguro que losadjetivos bueno y malo se puedan acompañar al término suerte.
Conozco personas que han recibido un elevado premio de lotería y que en un lapso corto de tiempo han destrozado sus vidas.
A mi me han sucedido, como tu también comentas rachas de excelente situación general y otras en que todo se ha derrumbado.
Precisamente en las epocas de "mala suerte" he tenido la "buena suerte" de darme cuenta de errores cometidos, amistades falsas, valores que no merecían la pena................
Llego a la conclusión que la suerte es solo un acontecimiento que sucede por mera casualidad,y que puede parecer, en ese mismo momento favorable o adverso.
En el caso que relatas parece ser una circunstancia adversa, pero yo me pregunto: si aquel día no pasa un un B- 29 sobre Hirosima, si Einstein no hubiese llegado a formular su principio, o si la hubira desarrallado y no hubieran existido personas que la destinaran a un fin bélico tan macabro, ¿ el señor Enemon Kawaguki hubiera tenido mejor "suerte"?.
Hasta pronto

Paolita dijo...

mi vida si es mala suerte

NORKA dijo...

... pero lo contò... y eso es grandisimo.

Sabìas que una Diputada de la Asamblea del Sr que Gobierna Venezuela se llama Horoshima (calcula tu dirìan jocosamente por acà )

Beso y felicidades al mejor blog latino YES!

iCy dijo...

por dios que después de leer esto todo el mal trip que tenia se me quito... que fatal tuvo que ser para el vivir con ese trauma por doce largos años que duró el resto de su vida...

Cathy Pazos dijo...

Vaya mala suerte, pero eso es así, no llegan solas, siempre traen cola...

Besitos

Ursus Andinus dijo...

Cuando crees que peor no puede ir,... siempre puede empeorar.

Así es la vida en muchas ocasiones, una mala racha tras otra, pero no hay más que saber sobrevivir, como en la cuneta y buscar seguir.

Que tenaz todo lo sobrevivido por el man.... 2 bombazos a menos de 5Km de la zona de explosión de la bomba... Esa "fortuna" se dio por algo, hay veces que no hay que morir.

Waiting for Godot dijo...

Que increible, besos.

alida dijo...

Cuando vemos la consecuencia de la bomba atómica, vemos que los problemas nuestro es pequeño aunque nos parezca gigante
Besos

Anónimo dijo...

Hola,
Dime una dirección de e-mail donde escribirte. Tengo una información para tu blog.
Mi correo: janaru@gmail.com

Un saludo.

Mariale divagando dijo...

Éste es uno de esos casos en los que no creo que me alegraría vivir para contarlo.

Mónica dijo...

No eran afortunados, de ninguna manera!!!

Lamentables hechos de la historia de la humanidad.

Muy buen post. Bsss.

Miguel F. Barrios. dijo...

Sabes Carlitos???

Lo he pensado así siempre.... no no no me creo nada... es que la gente se da mala vida por cosas muy tontas.... los problemas que describías al principio si son fuertes,... y no me refiero a estos... el cuento es que las personas ven dificultades en cosas muy.......

Hace unos días tomé a alguien de la muñeca.... la llevé hasta un lugar despejado.... le dije:... ¿por qué me dices que es complicado?... mira el cielo... completamente azul... somos casi nada... donde quedan tus lios?... me miró y se dió vuelta.... siguió caminando...

Miguel F. Barrios. dijo...

ahhh carlos... me la he pasado perdido de la bloggosfera pero estoy de regreso.... necesitaba un tiempo

Saludines para todos

El Apestado dijo...

Pero hasta cuándo se puede considerar que la cosa es pasajera. ¡Mala suerte!

©Claudia Isabel dijo...

Lo que le ocurrió a este hombre es increible, estar cerca de dos explosiones nucleares es impensado...a pesar de su desgracia logró sobrevivir...Nuestra mala suerte es la suerte de otros, y creo que eso va y viene, claro que me refiero a cosas que no son de esa gravedad...
Un abrazo

Fabrisaurio dijo...

En cuanto a la foto del hongo atómico, esa era la palabra que buscaba, macabro!

Taito dijo...

Tu pregunta final es la clave... yo no me hubiera sentido afortunada después de una pesadilla así, querido Carlos. Y sí, siempre se da cuenta uno que por más que se queje siempre hay historias que superan en mucho nuestro dolor y nuestros días de mala fortuna. Parecería enfermizo, pero es bueno pensar en ello cuando nos queremos tirar al suelo, para levantarnos rápido y sin hacer demasiado ruido. Un abrazo grande, grande

piruleta dijo...

Por suerte hemos empezado el nuevo siglo xxl, y con ello ya parece que todo lo acaecido en el siglo xx, está como más olvidado... Aunque hay cosas que no se olvidan.
La segunda guerra mundial debió de ser horrible vivirla...
un abrazo
lluis

santiago dijo...

bueno evan, esta historia tiene mecha, como toda las historias de desastres humanos
un placer leerte

NeOOnI dijo...

me ha encantado el texto...bueno,mas bien la historia.
pero no se si te habras dado cuenta de la imagen de la bomba nuclear,mas bien del "hongo"...crcero que no es el mas apropiado para este texto.te ha quedado un poco macabro con el payaso ahi no??yo que tu la cambiaba,salu2

jose carlos dijo...

Afortunado no creo, quizá le hubiera sido mejor que muriera en la primera para evitar sufrimientos, pero si es verdad que cuando la mala suerte llega parece que todo sale mal pero en realidad es lo que tu dices siempre es pasajero y para todo hay solución. Muy bueno tu post. Un saludo y feliz fin de semana.

♥ Titi ♪ dijo...

aL PRINCIPIO TE IBA A DECIR, YO ESTOY CON ESAS SEGUIDILLAS Y NO LAS SOPORTO MAS. aL LEER EL TEXTO ME TAPASTE LA BOCA...
GRACIAS!!!!
UN BESO Y BUEN FINDE!

ElPoeta dijo...

Realmente lo de llamarles afortunados es el colmo del eufemismo... Como siempre, muy interesante tu texto, Carlos. Un abrazo,
V.

Carlos dijo...

Evidentemente hay personas predestinadas; en este caso es paradojal que Enemon, queriendo escapar de su destino se haya encaminado involuntariamente hacia la segunda explosión. Todos vamos por la vida con las horas contadas.

Empenémonos en ser felices hasta que llegue ese momento.

Un abrazo, Cumpa, que ahuyente las rachas negativas.

El Mostro dijo...

Mala racha la que padecimos los mostros entre 2001/2005. Nos pasó de todo.

Desde el 2006, estamos muy bien, con altas y bajas, como todo el mundo.

Saludos a ambos.

MentesSueltas dijo...

Evan, este tema me atrae desde siempre. Algún dia escribiré algo. Le dedique un humilde Haiuku,
Es aterrador, he leido mucho y no lo termino de entender. Más cuando veo lo que es Japon hoy...
Gracias por el respeto de tus letras.
emociona la historia... y tanto dolor.

Te abrazo
MentesSueltas

xSuperTerrorista86x dijo...

La verdad, en ese clima, yo hubiera preferido morir de golpe. No creo en la suerte, ni buena ni mala, para mí no existe tal cosa.

Pienso que así llamamos vulgarmente a un proceso natural cuya complejidad no somos capaces de entender, y por eso la reducimos a un término fantasioso, pero en el que siempre tomamos parte directa o indirectamente.

Interesante y conmovedor, saludos.

Dragonfly dijo...

Si..... demasiado afortunados...


Besos ;)

Fabian dijo...

Amigo hay alguna manera de recibir los post de este blog directamente en mi correo???

Fabian dijo...

hay alguna manera de recibir los post de este blog directamente en mi correo???

Andrea y Pierre dijo...

HOLA,
pues esto es una mezcla de suerte (de la mala) y de la estupidez humana.
Todavia hoy hay algunos paises "civilizados" que se consideran aptos a gestionar este tipo de bombas y tienen miedo que otros las fabriquen mientras se sienten seguros de tenerlas ellos mismos.
enfin.
como dice el tango: el mundo fue y sera una porqueria, a veces es verdad.

fuera de esto: te deseo que todo fluya y vuelvan las buenas cosas, yo tambien estoy en un momento en el que todo es medio gris: yo les he bautizado "momentos pantanosos"

te mando un beso.
an

mi despertar dijo...

Dicen que la suerte se la hace uno

¿Que pensás?

Te dejo sin mis palabras ...

Ya que no se que comentar

Alimontero dijo...

Querido Carlos, amiiiigo!! como vas??
Me he quedado plop! con este tema y la situación.
Vengo llegando de un curso en España, y algo sobre este tema vimos allí, y te podría decir que el destino es sagrado en cada uno, y solo me queda RESPETARLO...lo demás serían juicios!

Un abracito con mi corazón!!

Ali

Doncel dijo...

Carlos:
Cuando era niño, hay una frase que decían mis mayores y se quedó muy grabada en mi mente.

CUANDO VIENE UNA COSA MALA,NO VIENE SOLA.

Un abrazo desde Barcelona,
FELIZ NAVIDAD.
Antonio

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hay un programa de radio que escucho que tiene una sección titulada "Alguien Lo Pasó Peor" y que muestra de modo jocoso que hay gente que siempre lo pasa peor.

Pero lo del Sr. Kawaguki es demasiado. Claro...cabe preguntarse qué tan afortunado se es para sobrevivir de esa forma. Saludos afectuosos, de corazón.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Curiosamente desafortunado.
Nosotros conocimos personalmente a un sobreviviente de Nagasaki, Masaki Matsumura. Lamentablemente murió hace dos años, aquí en Misiones (Argentina). No le gustaba hablar del tema y nunca más volvió a vivir al Japón, sólo iba de visita. Era un buen hombre, pero conservaba esa mirada triste, no es para menos...

Darkhorse1974 dijo...

Desde luego si que tuvo mala suerte, lo que tuvo que sufrir!!!

Un abrazo

©Lilium - Lilith dijo...

La verdad...Después de leerte en este post, debo reconocer que la vida se porta de maravilla conmigo y que yo soy una quejosa desagradecida...

En ocasiones, nos cerramos y encerramos tanto en nosotros mismos que no podemos ver que cada cosa, situación o circunstancia son un aprendizaje, es crecimiento para la vida...Que realmente de alguna u otra manera nos deberíamos enriquecer a nivel interior y personal...Sólo reaccionamos - e inclusive no siempre- cuando nos topamos con un golpe de realidad...Como el que acabás de contar...

Gracias por un cachito de realidad de esa que muchas veces, corremos la cara para no mirar...

Te dejo un beso grande desde donde estoy hasta donde estás.

Vere dijo...

Eso de buena suerte o mala suerte es bien personal finalmente, quizás este hombre si se sintió afortunado de sobrevivir a ambas explosiones nucleares....

Ahora, he visto quemaduras por radiación y son horrorosas, se van expandiendo hasta que el cuerpo se consume entero...

Buen post... el proximo podría ser más bonito eso si no???... es decir, un tema ALEGRE!!

manuel rubiales dijo...

Si yo fura un optimista convencido diría que la vida es el mejor regalo y que este buen hombre tuvo la foruna de volver a nacer dos o tres veces, pero, ¿para qué...? Para sentirse poco menos que un fantasma es mejor descansar en paz

fire dijo...

no se de verdad..
no sé si sobrevivir a tanto dolor , desolacion. perdidas humanas y familiares...no sé si eso es una suerte la verdad...
estremecedora historia...
gracias una vez mas....
besosssssssssssss

SoF - SkEu dijo...

Diablos! me he recuerado de pronto de mi dolor.

Un beso

Bitter dijo...

rechanfle, ni el famosísimo "mala suerte" de los picapiedra,m tiene tan mala suerte....es que es increible, aún cuando por las circunstancias y por lo que relatas, no fue el único.

Siempre me han horrorizado estas historias de las bombas en Japón, aún recuerdo una muy triste película del Akira Kurosawa.

un besazo Volk

iris dijo...

me quede sin palabras en la boca..................

... tu última pregunta me deja pensando, afortunados por sobrevivir dos bombas atómicas?, creo que no, porque este hombre mostró todo lo contratrio, perdió todo sentido de contacto con la relidad y vivir en ese estado no nada sano, porque pienso que es hacer daño a uno y al entorno cercano.

y esto, como dices, da una perspectiva más clara a cada uno de los problemas que nos pueden aquejar contidianamente, de ahora en adelante, pensaré en Enemon Kawaguki cuendo un problema se me presente.

gracias por esta página de la historia y saludos desde México

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Estimado CARLOS!
deseo toda la suerte para tu equipo en esta importante copa!!!

Te dejo un abrazo!

Me gustaría que ganaran!!!

Un abrazo

Adal

Prismatico dijo...

Pues la mejor de la suertes a Liga de Quito que en la madrugada enfrentara a Pachuca, vamos tuzos Saludos Carlitos

EL HIPPIE VIEJO dijo...

FELICITACIONES POR EL TRIUNFO CARLOS!!!

VAMOS POR LA HAZAÑA CON LOS INGLESES!!!!

COMPARTO TU ALEGRÍA!!!

UN ABRAZO

ADAL

NeOOnI dijo...

de nada ,para eso estamos,para ayudar ^^.me encanta tu blog y tus historias te lo repito.de donde las sacas??
enhorabuena,te seguiré leyendo
salu2

Angélica dijo...

La vidita que le tocó a ese pobre hombre, resistir dos bombas atómicas no me parece nada afortunado. Pero tienes razón en lo que dices, a veces se nos vienen encima puras nubes negras que nos hacen creer que nada puede haber más malo que eso, pero en fin, habrá que tomarlo con calma aunque cueste.

Un besote querido amigo y mis mejores deseos de una linda Navidad para ti y tu familia, un besote para Bruno y que tengas un año 2009 pleno de éxitos (y de visitas a Chile jejeje).

RosaMaría dijo...

Qué vida desgraciada... pobre hombre, qué soledad, qué tristeza y cuántos dolores padecidos. Además la contemplación del 2º horror sabiendo del primero debió ser y de hecho lo fue, enloquecedor.
Muchas felicidades en estas fechas!

Ka-tica dijo...

♪♫ al parecer ♪ chan chan chán ♪ no estoy tan mal!!!! =oP

que increible verdad... y esto quiza sea solo una pincelada a la magnifica historia de este hombre!!!
Interesantisimo...
y cierto, no creo q vivir sea mejor q morir y vicebersa!
Un beso Carlobito, y Evan!

Diego Fabián dijo...

Personalmente, no creo en la suerte, por tanto, no creo que exista una buena o una mala... Lo que si creo es que en ocasiones estamos en el lugar justo en el momento preciso para que algo suceda...

Sería como una coincidencia... Algo así como que la Liga ande en el mundial de clubes (Jeje...) Hubiese sido mucha coincidencia que le gane al Manchester!!

Jajaja...

Un abrazo, amigo...

" Silvia " dijo...

Terrible historia , pobre la gente que ha tenido que sufrir de guerras , sean del pais que sean . Que desperdicio de inteligencia los que fabricaron armas y bombas cada vez mas sofisticadas ,y que lamentable que no se hayan superado en crear cosas para felicidad y salud y properidad de todos en vez de desgracias. Besos .

El Trasgo dijo...

Genial el blog.

mis felicitaciones, el contenido es de lujo.

Realmente lo de sobrevivir a dos bombazos me dejó atónito. Pensé que era imposible sobrevivir a uno, no se diga 2 bombazos. Y la duda es esa, si es haber sido "orinado por un angel", o, como dice un amigo, "por una jauría de perros con problemas renales", para que te pase eso. jajaja.

Saludos y un buen año!!

Richard Mosquera dijo...

Carlos amigo hace mucho tiempo que no te he visto pero que linda solpresa revisando las noticias que las hago a diario encontre un reportaje tuyo en la web, me es motivo de aliento y de alegría saber que sigues logrando lo que tu quieres, bendiciones y exitos sigue adelante.

Vivo en San Antonio y siempre que pasaba por tu restaurante salidabamos efucibamente adelante campeón.

Petite dijo...

hijue madre! ahí si aplica el: chupado por el diablo

 
Ir Arriba