lunes, mayo 18, 2009

El sueño de Guido

Esta es una historia de lo que se puede lograr con determinación y voluntad.
Remontémonos a mediados del siglo pasado cerca de la bella Florencia, a las poblaciones de Anchetta y Vallina.
Este par de pueblos están separados por el río Arno de aproximadamente 90 metros de ancho.
Para el transporte y el comercio, ambas poblaciones se comunicaban por medio de una pequeña barca de remos.
El dueño de esa barca era Guido Bartoloni, quien ya estaba cansado de su oficio de barquero puesto que el trabajo era duro y la paga era poca.

A mediados de 1946, Guido tuvo una idea. Esa idea fue tomando cuerpo en su mente, hasta que, en febrero de 1947, decidió ponerse manos a la obra.
Su idea era construir un puente que uniese a Anchetta y a Vallina, en el lugar donde el río era más angosto, que era justo frente a su casa. Para ponerla en práctica, una mañana de febrero de 1947 fue hasta la cercana Florencia a entrevistarse con un ingeniero que había conocido meses antes.
Esa mañana, tras exponer su idea al ingeniero, le preguntó cuánto costaría construir el puente y éste le calculó unos diez millones de liras. Guido Bartoloni sólo contaba con 500.000 liras, pero igual decidió levantar él mismo su soñado puente.

Guido trasladando pasajeros de una orilla a otra

Bueno, para empezar debía obtener el permiso de construcción de las autoridades competentes. Trazó con un lápiz, un croquis de lo que él imaginaba como sería el puente una vez construído y lo presentó en la Municipalidad de Florencia.
El croquis causó risas y lo consideraron un chiste, y en son de broma, le dieron el permiso, pensando en que el pobre iluso desistiría de su idea.

A inicios de marzo de 1947, Guido Bartoloni inició las excavaciones para colocar los postes de anclaje de los cables que sostendrían el puente en Anchetta. Abrió dos zanjas de tres metros de profundidad por cuatro de ancho.
Los postes los compró en Florencia, en una venta de desechos de guerra. Él mismo los transportó en un carro de mano hasta Anchetta y los plantó en las zanjas. En esa venta halló todo cuanto requería: pernos, tuercas, clavos y cemento.
Las 40 toneladas de acero utilizadas en el puente las transportó él solo desde Florencia en esa carretilla de mano. Un verdadero tipazzo!

Para no quedarse sin ingresos y costear los nuevos gastos del puente, Giulia, su mujer, se encargó de tripular la barca entre Anchetta y Vallina, mientras su marido trabajaba en su sueño.
Los domingos y durante las tardes entre semana, los aldeanos acudían a verlo trabajar. Todos convenían en que el pobre hombre se había vuelto loco, pero Guido se hallaba demasiado absorto en su obra como para que hacer caso a las burlas y críticas de sus vecinos.


Guido asentó los cuatro pilares del puente, cada uno de los cuales pesaba una tonelada; tendió los cables de más de 120 metros de largo; ubicó las vigas; abrió más de 50.000 agujeros para los pernos y luego los colocó; puso el entablado del pavimento y lo revistió de asfalto. Los cables que empleó habían pertenecido a un ferrocarril destruido durante la Segunda Guerra Mundial.
Colgado de una correa atada a su cintura, hacía avanzar una precaria polea metro a metro, para ir empernando cada una de las vigas.

Cansada de verlo suspendido en el aire y siendo el hazmerreír del pueblo, su esposa se negó a seguir conduciendo la barca y fue cuando empezó a dudar en serio de la cordura de Guido.
Pero nuestro héroe necesitaba ingresos para continuar con su proyecto, y fue así que primero empezó a echar mano de las pocas joyas de Giulia, de las gordas gallinas que eran su orgullo, de los muebles y hasta llegó a ofrecer su casa en garantía para poder costear su sueño.

Y fue así que trabajando un promedio de 16 horas al día, al cabo de dos años y con 20 Kg. menos de peso, el gran Guido concluyó su puente.
El 10 de julio de 1949 fue la inauguración oficial del puente colgante que unió a las dos aldeas. Los alcaldes de Anchetta y Vallina, tras la bendición de rigor, caminaron desde cada extremo del puente hasta el centro y allí se dieron la mano y cortaron una cinta inaugurándolo oficialmente.

Puente recién inaugurado

En recompensa a su esfuerzo, la población decidió que era justo que Guido cobrara un módico peaje para pasar por el puente, y en poco tiempo pudo saldar todas sus deudas y retirarse a vivir tranquilamente con su esposa.

Junto a la puerta principal de la casa del antiguo barquero se conserva una placa de mármol que dice:
“Para que la inventiva, la constancia y el espíritu de Guido Bartoloni, creador y único constructor del puente, sirvan de estímulo a venideras generaciones.
Homenaje de sus vecinos de Anchetta y Vellina.”

Inundación de Florencia, noviembre 1966

El puente estuvo perfectamente habilitado durante 17 años. Fue arrastrado por una crecida del río Arno en medio de las inundaciones sufridas en Florencia el 4 de noviembre de 1966.

Fuente: Caravasar, El Baúl de Josete

54 comentarios:

amor y libertad dijo...

ya ves lo que un hombre solo puede conseguir, compañero en los blogs, y no estás solo, te lo digo yo

Quidquid dijo...

Hola Carlos:
Hada Isol me ha dado tu dirección para que pudiera conectar contigo.
Ha sido como consecuencia de una presentación que he hecho en mi blog sobe el Islam e ISOL me ha recomendado te visitase.
Le agradezco la invitación y seguro la seguiré, dado el interés de tus trabajos.
También te invito al mio, si es de tu interés.
Un cordial saludo, Luis

Cecy dijo...

Entonces se puede decir, que hay sueños que con esfuerzo, tiempo y voluntad se pueden lograr.

Que alegria me da.

Besos Carlos. :)

Karina dijo...

Hola Carlos!

Una vez más me soprendes ( aunque siendo asidua a este blog no debería serlo ya)... estas historias me mueven toda, y me alegro que tengan ese tipo de final... no hay sueño imposible.

Un beso y gracias :)

Carlos dijo...

Cumpa, una historia maravillosa, "dadme un punto de apoyo y moveré el mundo".

Su hubiera más Guido construyendo puentes el laneta sería más habitable.

Un gran abrazo.

(ha muerto don Mario, Cumpa, cuánta tristeza)

JASVI dijo...

Hola Carlos, que historia, he aqui la prueba de que cuando uno quiere, se lo propone y PONE MANOS a la obra no hay imposibles...

Un abrazo

El Santy dijo...

La verdad es que historias como esta osn las que impulsan a mucha gente a seguir adelante, sin embargo hay 99 historias similares a las que a mitad de la obra nos viene la riada y se lleva el puente. y la barcaza

Zully Ellyane dijo...

Prueba fidedigna de que es cierto de que querer es poder... la tenacidad y decisión te pueden llevar a escalar la montaña más alta...

Besos... Excelente post como siempre Carlos... Un saludo! =)

M. dijo...

Es cierto! la voluntad mueve al mundo. Eso es algo que me inculcó alguien muy querido para mi. Puedes carecer de conocimientos iniciales, de materiales tangibles, pero si posees voluntad, tesón y fe en ti mismo puedes lograr lo más difícil. Hoy tengo el PC un poco lento con las actualizaciones y me perdí la mitad de las fotos, pero me queda la imaginación ;) Besos Carlos.

solo lo insólito dijo...

Soy seguidor de este blog desde hace poco tiempo, y todos los artículos que he recibido en mi correo son de excelente calidad, tanto que me sentí motivado a crear mi blog, http://sololoinsolito.blogspot.com/ el cual espero sea algún día de la misma calidad que "sentado frente al mundo", el artículo que habla sobre el "sueño de guido" resulta inspirador

esteban lob dijo...

A muchos gobiernos les hace falta algún Guido para realizar lo irrealizable.

Abrazo.

ЖΔЯIΔ dijo...

Precioso post al hablar sobre esfuerzo constancia y sueños realizados
besotes :*

Betty dijo...

Esto nos enseña a que no debemos de dejar de lado nuestros sueños, si creemos en ello tenemos que hacer todo lo posible por realizarlos, así el mundo entero nos llame locos!
Saludos

Di dijo...

Será que hoy estoy sensible o no se q´? pero termine llorando con la historia...
Que linda y que gran prueba de que los sueños pueden cumplirse

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Aqui estoy... mira q solo ... eso nunca!!

cieloazzul dijo...

Un nudo en la garganta tengo amoremio...
Por Dios de que están hechas esas personas maravillosas!!
Te beso emocionada amoremio!

Sol dijo...

Hola Carlos!
Otra de tus sorprendentes historias... Bien dicen que cuando tienes un sueño, hay que dedicarse para lograrlo.
Muchas gracias :) Un abrazo!

Silvi dijo...

La belleza de la naturaleza humana está sobre todo en su capacidad de acción, en su creatividad puesta en marcha para cambiar las circunstancias.

Todo sueño por cumplir, que empieza siendo utopía, suele causar incredulidad y merecerle al soñador el calificativo de iluso. Ningún puente es fácil de construir, pero la abnegación y la fuerza pueden mantenernos en la lucha, y como vemos, trabajar en equipo es la mejor manera de salir adelante, por que se da la complementariedad.

Para mí esta historia tiene muchos significados. Siempre he mirado a los puentes como hermosas metáforas de la conexión con la alteridad, de las posibilidades de vinculación (o domesticación como diría el Principito) que crea el ser humano para sí mismo.

Puentes... los que nos permiten pasar de una orilla a otra, para conocer la realidad que hay del otro lado, entenderla, admirarla, y amarla.

TORO SALVAJE dijo...

Que tesón, que confianza, que tozudez y que aplauso le doy...

Saludos.

José Ignacio dijo...

Espíritu envidiable.
Aprenderé y recordaré de esta historia para no ceder al desánimo.
Un abrazo

Lara dijo...

Yo siempre digo que todo es posible, no hay nada imposible en esta vida aunque parezca lo contrario. Un aplauso para este gran hombre plas plas plas!
Muuuuuuuuuacks!

LeX dijo...

que fue ese Vodka Carlos jo jo jo

Aprovechaba para enviarte un saludo y felicitarte por el buen gusto que tienes.

NA ZDOROVIA!

Karina dijo...

* Carlos: sé que sabes mejor que nadie como salir fortalecido, que eres un ejemplo de vida :) ... Me expresé mal en el post, quise decir que no debería sorprenderme ya con cada historia que compartes, que debería haberme acostumbrado a leer historias reales con final feliz :) ... Beso

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

El arno parece un río pequeñín, pero menuda lata ha dado a Florencia. Leonardo pensó en encauzarlo y desviarlo, pero también tuvo que rendirse.

GABU dijo...

Que historia màs emotiva!!!

Si en la vida tuvièramos la garra y voluntad de trazar màs puentes aunque sean imaginarios,eliminarìamos cualquier distancia absurda,no?? ;)

BESITOS NAVEGANTES

GerardoA dijo...

Estimado carlos, Una véz más te la comiste, creo firmemente que la determinación y el coraje; son claves necesarias para el alcanse del éxito, en cualquier empresa de la vida.
Kadosh. G.A.

Soledad dijo...

A veces los sueños son menos materiales que un puente... como consecuencia más difíciles de ver y de entender.
El mundo está lleno de esforzados que consiguieron que sea un lugar mejor.
No todo es tan malo como quieren hacernos creer...
Rescatar el valor de la constancia y el compromiso una buena alternativa para contrarrestar.

Mariluz dijo...

¡Qué bonitas historias nos cuentas!
Y ésta, en particular, nos enseña a no desfallecer ante las adversidades... a crecernos y seguir hasta conseguir nuestros sueños. No siempre se consiguen, pero hay que luchar sin rendirnos.
Un abrazo y felicidades por el blog

lopillas dijo...

Fuerte tipazzo cabezón! Lo recordaré cuando mi Tauro cabezota se empecine en sus ideas (lo de la riada me lo guardaré en la manga para cuando quiera echar mano de las gallinas... :)
Sembrado como siempre, Carlos. Beso

Chien dijo...

Interesante esta historia... y emotiva

Abril Lech dijo...

No tenía ni idea de lo que había hecho, pero sabía que a un tio le habían puesto Guido por él...

Mary Lovecraft dijo...

El puente, como todo en esta vida, es efímero...todo a excepción del legado espiritual y ejemplar que nos pueden dejar personajes como el bueno de Guido.
Todo un modelo a seguir sin duda alguna.

un besote Carlos!

Anakriks dijo...

Querido Monarca, primero quería agradecerte por tus palabras, me han hecho mucho bien!! Y también agradecerte por estas historias.

De don Guido me quedo definitivamente con su paciencia...por tomarse todo el tiempo del mundo para realizar semejante obra. Nuestro paso por la vida es cortísimo, pero es bueno recordar que no todas las cosas que en ella pasan son inmediatas. Nosotros tan acostumbrados a lo instantáneo e incorpóreo de lo virtual...qué contraste con la construcción a mano y sólo de semejante puente.

Cathy Pazos dijo...

Vaya que linda historia, es una buena lección a seguir.

Besitos

:D

Amorexia. dijo...

Ademas de su emprendedor caracter hay que acer incapie y valorar el valor publico y desinterezado de este hombre, quién pensó visionario en el bien común a pesar de burlas y sde quienes no creyeron en él.

Saludos ausentes.

Gabiprog dijo...

¿Cuánto debemos a la tozuda genialidad de unos pocos?

Fascinante!

moderato_Dos_josef dijo...

Es increíble lo que un hombre solo puede construir pero más increíble es el egoísmo y falta de compañerismo d elos alcaldes y vecinos de ambas poblaciones; no se lo merecían desde luego!!Así va el mundo de "bien." Menuda gentuza!

Soledad dijo...

Las grandes obras las piensan los sabios locos, las ejecutan los luchadores natos, las disfrutan los felices cuerdos y las critican los inútiles crónicos.

Gizela dijo...

Guido no solo fue un Tipazzo, esta es una SUPER HISTORIA.
Es fácil para el espíritu albergar grandes sueños.Pero muchas veces, se quedan sólo en eso, en sueños, bien dibujados y coloreados en el alma, guardaditos en el rincón de los recuerdos.
Lo hermoso de esta historia, es que Guido, no los dejo gurdaditos, los persiguió y lo llevo a su realidad.
Buena lección, para todos.
Un beso grande y feliz finde que se avecina.
Gizz

Ka-tica dijo...

supongo que cada quien tomará una leccion distinta de esta historia Carlitos!!!
para mi es la muestra de que si estoy apasionada con algo... lo demas no importa!!!!
Guido, decidió, puso empeño, quiza el aburrimiento, la monotonia, los deseos de un cambio!!!...
No creo q lo haya hecho para recibir ninguna recompensa... sino simplemente porque el queria un puente!
Que linda historia!!
=)

©Claudia Isabel dijo...

Amigo, esto demuestra que hasta el sueño más imposible puede ser real!
Gracias por contarnos esta maravillosa historia.
Un abrazo inmenso

Diana dijo...

y yo me quejo que tengo que levantarme temprano todos los dias y caminar 2 bloques para coger el metro :S

iris dijo...

wow!!!, que historia tan magnifica de perseverancia y apego a un sueño. gran ejemplo de que en la vida se puede obtener lo que se busca

saludines desde México ;)

Dragonfly dijo...

La perseverancia lo puede alcanzar todo...

Besos ;)

inocencia dijo...

esa historia me es conocida, con otros protagonistas y esque siempre pasa, el que sueña y los que se burlan, ojala ubiera mas perseverantes en este mundo, no solo idealistas, si no los que luchan por sus sueños y ademas lo logran

xtco dijo...

¿se reían?... les meto yo un puro que se enteran cuando está abierto el puente... un buen peaje... a ver si se rien...

curiosa historia

abrazotes

Na3rol dijo...

dice un dicho querer es poder, estoy muy deacuerdo con lo que publicaste, te felicito..

me gustaria que te dieras una vuelta por nuestro blog, para que te enteres de algo muy bueno y ademas puedas escuchar nuestra cancion

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Sabes esta historia me llena de estimulo de saber que podes llevar a cabo nuestros sueños si nos esforzamos lo suficiente y aunque nos digan locos o soñadores pues levantar todo aquello que nuestras manos desean crear.

Hombres así han forjado grandes naciones, valerosos, trabajadores y honestos, en verdad que fue titánica la obra de este hombre y lo que más me sorprende es que nadie le quiso ayudar, que poca solidaridad a veces demuestra el ser humano.
Saludos

Común dijo...

Hola!!!!!
Yodo se puede lograr, teniendo los objetivos claros y todo los días un poquito, asi llegamos lejos, lejos….

Quieren conocer una persona común…
Quer pasen un buen fin de semana.

Un besote y abrazo de oso.

Bartok dijo...

Hay que enfocarse en lo que uno desea con todo su corazón. No desfallecer por lo que piensen el resto de las personas.
Guido realmente es un ejemplo que las cosas hay que realizarlas, y no dejarlas solamente en los sueños. Un abrazo.
PD: ¿y ahora que hacemos con la Liga y Universitario? sinceramente, dimos verguenza.

PuntoGh dijo...

Wao! que coraje tubo ese hombre, emprender una empresa de ese tipo, solo, y comenzar a perder la fe de sus seres queridos y a pesar de ello seguir en pie con su sueño entre cienes, suena magnifico, sublime y heroico. Y la frase completa es "Denme una palanca, un punto de apoyo y moveré el mundo"-Arquímedes, obviamente se necesita una palanca XD

Saludos y éxitos.

Diego Fabián dijo...

Eso es constancia y determinación...

Y pensar que a veces nos hacemos problemas por tareas tan insignificantes!!...

El aprender a ser constantes es una tarea que debe empezar desde niños, impulsándolos y apoyándolos siempre, compartiendo juntos las labores y demostrándoles que, con esfuerzo, constancia y determinación, se puede lograr cualquier objetivo o sueño que se tenga en mente...

Muy buena historia, Carlos... Muy motivante y un gran ejemplo a seguir...

Abrazos...

Kena Siu dijo...

Bien dicen que 'querer es poder' y cuando se nos pone lograr un sueno sin importar su tamano... es tenacidad y esfuerzo que nos dan al final una gran satisfaccion!

lidia dijo...

hola carlos soy lidia y llegue hasta aca por el blog de antonio,ser maravilloso,y me parece muy interesante,muy,lo que escribis
quisiera seguirte pero no encuentro como
un abrazo de lidia

 
Ir Arriba