sábado, mayo 09, 2009

Protesta ardiente

Todos sabemos que el budismo ha sido prohibido y duramente reprimido en países donde no hay libertad de culto. Ni siquiera es necesario traer a colación las atrocidades que se cometieron en China hasta hace poco. Sin embargo, uno de los tantos "mártires" budistas que han surgido, quedó para siempre inmortalizado por el lente del fotógrafo Malcolm Browne que trabajaba cubriendo la Guerra de Vietnam.

Durante la mañana del 11 de junio de 1963, Malcolm se acercó a un céntrico boulevard en el centro de la ciudad vietnamita de Huê -ahora Saigón-. En este sitio se encontró con una protesta muy singular que le cambiaría la vida.
Ese día, un monje budista bonzo protestó inmolándose hasta morir como rechazo a la opresión que el gobierno de Ngo Dinh Diem ejercía sobre la religión budista en aquel país.

Thich Quang Duc, un budista de 67 años, llegó acompañado de dos monjes en su Austin celeste a la intersección de esas dos calles céntricas de Saigón. El monje salió del vehículo y asumió la posición tradicional del loto con una caja de fósforos en una mano mientras sus acompañantes le rociaban gasolina.
La chispa provocada por los dedos del budista dio paso a una enorme llama que lo consumió ante la mirada atónita de los testigos y la cámara de Malcolm. Sin embargo, ni el fotógrafo, ni la muchedumbre trataron de apagar el fuego, quedaron paralizados ante el pacífico monje que no movió ningún músculo de su cuerpo mientras el infierno lo devoraba.


David Halberstam, reportero del NY Times que también cubría la Guerra de Vietnam, y que casualmente fue testigo de esta inmolación, escribió sobre este suceso:

“Las llamas estaban surgiendo de un ser humano; su cuerpo fue marchitándose lentamente, su cabeza se ennegrecía. En el aire había un olor a carne humana quemada; el hombre se quemó sorpresivamente rápido.
Detrás de mí pude escuchar el sollozo de los vietnamitas. Estaba demasiado sorprendido para llorar, demasiado confundido para tomar notas o hacer preguntas, desconcertado inclusive para pensar... Mientras se quemaba, él nunca movió un músculo, nunca pronunció un sonido, su calma exterior contrastaba con la gente que se lamentaba alrededor suyo…”

Thich Quang Duc se había preparado varias semanas para su inmolación y había explicado su motivación en cartas dirigidas a los miembros de su comunidad budista así como al gobierno de Vietnam del Sur semanas antes del suceso. En estas cartas, expresó su deseo de atraer la atención contra la política represiva del régimen católico de Diem.


Antes del suceso, los budistas vietnamitas habían hecho una serie de peticiones al régimen de Diem: Levantar su prohibición de exhibir la bandera budista tradicional; garantizar al budismo los mismos derechos que al catolicismo; parar las detenciones de budistas; dar a los monjes y a las monjas budistas el derecho de practicar su religión por separado y pagar indemnizaciones a las familias de las víctimas castigando a los responsables de las muertes de budistas.
Al no ser consideradas estas peticiones por el régimen, Thich Quang Duc llevó a cabo su inmolación.

Tras su muerte, sus restos calcinados fueron incinerados como es costumbre en la religión budista, pero extrañamente, durante el proceso de cremación su corazón se mantuvo intacto, por lo que, el monje fue considerado como santo y su corazón fue puesto bajo cuidado del Banco de Reserva de Vietnam como reliquia.

Corazón intacto de Thich Quang Duc

Auto del monje en el cual se evidencian los daños causados por el fuego

A inicios de 1964, Malcolm ganó el Premio Pulitzer a la mejor fotografía periodística del año. No obstante, a pesar del esperado éxito obtenido, este fotógrafo no pudo ocultar su arrepentimiento al no haber hecho nada por el ensimismado monje.

* Curiosidad:

El grupo Rage against the machine tiene la famosa foto en la portada de su primer album, 1992.

Fuentes: 1, 2, 3, 4

68 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Nadie hizo nada.
Lo dejaron arder....
Como puede ocurrir eso?
Estamos enfermos.

Saludos.

Lara dijo...

¿Pero como pudieron dejarlo morir así? Y de esa forma tan horrorosa :(

Waipu Carolina dijo...

Vaya tocayo, no sabía esa historia. Qué fuerte por favor!

sin palabras...

Un abrazo

Gizela dijo...

Recuerdo la foto y recuerdo la cobertura periodística.
Pero nunca supe nada de la historia del corazón.
Es una extraña historia, no sólo por lo de su corazón, también, por la pasividad de los que estaban ahí.
Es extraño, pero imagino que fue el factor sorpresa. No creo que todos los que observaban fueran unos indolentes.
Ahora que se la historia del corazón,pienso que tal vez su energía y su preparación para el sacrificio, fue tan intensa que al igual que preservo su corazón, paralizó a los demás.
Sé que suena loco lo que escribo, pero es que es una extraña historia, desde todos los puntos de vista.
Pero igual, no creo en ese tipo de sacrificios.
La vida es demasiado valiosa y creo más efectivas las acciones que se tomen estando vivos.
Un besote y feliz fin de semana Carlos
Gizz

Maria Varu dijo...

Es increíble que nadie hiciera nada, aunque yo me imagino en el lugar y creo que quedaría paralizada.

A veces hay hechos que realmente nos sobrepasan, como el de incendiarse uno a si mismo o ver algo tan impactante.

Besos Carlos.

GerardoA dijo...

Amigo Carlos, Gracias por extraordinario honor que das al mérito y las convicciones de Vida, puede ser que se este de acuerdo con ello o no. Pero nadie puede negar la admiración y el repeto profundo que sentimos insigne entrega de este sacerdote;por los valores que se tenia. Que la mística y el honor nos lleven a entregarnos y consagrarnos a grandes causas de vida. es lo que significa Kadosh.

DANI dijo...

Acojonantemente espantoso!!

Silvi dijo...

Desde nuestro punto de vista occidental siempre es difícil comprender las motivaciones que pueden tener seres humanos de entornos muy distintos al nuestro; sin embargo, sin que llegue a ser una situación de igual intensidad, no son poco frecuentes entre nosotros protestas como las huelgas de hambre y otras formas de autolesionismo para llamar la atención, en el sentido legítimo de la palabra, no esnobista.

El acto de este monje demuestra la capacidad del ser humano para abstraerse más allá de sus instintos más básicos como el de autoconservación, y llegar a creer con vehemencia que hay algo más importante que la vida tal cual se presenta ante nuestros ojos. Y si alguien, el Estado o un particular, vulneran eso que un individuo considera tan importante, tan esencial y dador de significado vital, la reacción puede tener alcances insospechados como en este caso.

Recordé eso de que más vale quemarse que desvancerse, que cantaba Neil Young.

Un beso amor.

Alí Reyes H. dijo...

La cosa no ha cambiado, lo que se dice nada...¿Acaso no hemos visto còmo el régimen chino reprime y hasta mata a los monjes budistas del Tibeth. Incluso, el Dalai Lama NO PUEDE ENTRAR EN SU PROPIA TIERRA, pero a los terroristas si les dan prevendas y pasaportes para que asesinen. A los comunistas que se llenan la boca hablando de Paz, les pregunto ¿Cuál es el crimen cometido por el Dalai Lama?

José Ignacio dijo...

Como olvidar el terrible suceso.
Te comento otro que personalmente creo que no ha tenido el reconocimiento debido. Si la resistencia del Euzkadi hubiera mantenido la "no violencia activa"
de Elósegui hoy todo sería distinto:

En septiembre de 1.970, a menos de dos meses de que el pueblo vasco se ponga en pie, uno de los cuadros más batalladores del PNV, Joseba Elósegui, que hizo la guerra, la cárcel y la resistencia (se llevó del Museo del Ejército en Madrid, una ikurriña que figuraba como trofeo de guerra del bando rebelde), se lanza en el frontón Anoeta de San Sebastián en un todo o nada, incinerándose ante Franco y su régimen, que contemplan algo para ellos inexplicable.
Elósegui tenía 55 años y había presenciado el bombardeo de Gernika: no podía reducirse su gesto a la búsqueda de notoriedad o de un aventurero o un enfremo -
"El heroísmo de Elósegui nos ha dejado desnudos -escriben en un panfleto conjunto EGI y ETA-, la mezquindad de nuestras autojustificaciones y la mediocridad de nuestra entrega al ideal han quedado manifiestos".
Un abrazo

José Ignacio dijo...

Lamento que este narrado en euskera pero el documental de esta historia es muy significativo.

http://www.hiru.com/historia/bideo_historikoak/elosegi

Bitter dijo...

He quedado helada leyendo, la foto la conozco, igual que muchos, pero no conocía la historia detrás, no soy quien para juzgar porque no lo ayudaron, no estaba ahí, ni sé lo que habría hecho, pero creo que son de esas cosas que te dejan casi sin reacción, increible lo que puede llegar a hacer un ser humano, en realidad su caso no es diferente de los suicidas japoneses o los islamistas que se inmolan, sólo que ellos se llevan a varios más con ellos, a diferencia de este que se va solito......
un abrazo mi rey

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Sabes me causo un shock ver esas fotos, quede impactado, yo creo que no hay nada en este mundo por lo cual un ser humano deba morir.

Hay otras maneras de protestar y de llevar a cabo nuestras protestas, es algo impensable morir de esa manera.
No sé si en esa religión se condena el suicidio, que en este caso es muy evidente.

Mejor que el fotógrafo no lo ayudo, ya que hubiera sufrido durante días una agonía terrible y si hubiera sobrevivido, hubiera quedado deformado.
Saludos

Dragonfly dijo...

Se que todos reaccionamos diferente ante situaciones diferentes, pero dejar quemarse un hombre me parece mucho.

Muy buena historia.

Muchos besos ;)

estrogenonicotico dijo...

Solo leí algunos de los comentarios, y por trágica que pueda parecerles esta muerte, a mi me parece de lo más digno.

Él, escogió el momento y la causa... no la gasolina obviamente... sino dar significado a su vida y a su muerte, ser valiente y oponerse a lo que otros no pudieron o no quisieron...

Además, la asumió con tranquilidad y sin dolor, él sufrió corporalmente, es lógico, pero su alma estaba llena de paz...

Carlos dijo...

Hay heroísmos que, para nosotros, el resto de los mortales, son tan inabarcables, que tienden a paralizarnos.

Un abrazo, compañero.

Cecy dijo...

Me parece terrible y atroz.
No deberian dejar que eso ocurriese.
Y no creo que sea una buena manera de expresion para salvar, que?

Hay otros caminos, ese no me gusta nada.

Besos mi querido Carlos.

cielo dijo...

Que impactante, que impotencia, que horror!!!
es increible hasta donde puede llegar el pánico, y la opresión!
su corazón intácto....
y su recuerdo! vaya que si!
besos amoremio!
intáctos...

cieloazzul2 dijo...

Ays la de arriba soy yo!
jajajaja pero fantasmagorica jajajaa
amoreeeeemio!

M. dijo...

Es difícil encontrar las palabras Carlos. Por una parte comprendo la motivación que tuvo el monje. Llevó su dignidad hasta la última frontera de la vida. Quizás no sirvió de mucho su sacrificio, en aquellos momentos, pero como toda causa tiene un efecto, aquí estamos nosotros concienzándonos de la realidad de nuestro mundo.
Supongo que el destino se encargó de elegir al fotógrafo... yo no habría podido disparar sin haber echo algo por él. Quizás era esa su misión. Como siempre Carlos, sigues manteniendo mi interés. Gracias por ello de corazón.

El antifaz dijo...

Para hacer algo así debes tener la cabeza vacía o totalmente llena.
En este caso no estaba vacía, evidentemente; no es un loco.
Una vez pude visitar un templo budista, lo que inspira aquel ambiente es paz. Una paz que se mete por dentro.
Es eso lo que tenía el monje en su cabeza: paz.
Saludos.

Belén dijo...

Es muy curioso cómo los que hacen este tipo de fotos luego se arrepienten de no haber hecho nada... me recuerda a la historia del niño africano con el buitre detrás...

Por otro lado, la historia me parece asombrosa, sobre todo lo del control del dolor, algo que me sorprende mucho...

Besicos

Darkhorse1974 dijo...

Que pena que nadie intentara ayudarle, que mundo!!!

Un abrazo

Ludovico dijo...

Para mí es totalmente comprensible la acción del monje. El budismno el nekkhamma: la renunciación del camino mundano para así poder alcanzar el nirvana. Lo del monje fue un acto de renuncia, en busca de algo mas profundo y conccreto.

Lo de la gente, es comprensible, ver lo extraordinario paraliza

Tabita dijo...

Tremenda foto y tremendo artículo. "Hacer el Bonzo" es una práctica común (no normal, no se practica con frecuencia) dentro de algunos linajes budistas.

Me parece que en Panamá también se practicaron varios Bonzos en señal de protesta cuando el canal era propiedad de los gringos, pero no estoy segura de que hayan sido budistas.

En todo caso, el Bonzo es una forma de protesta muy impactante para los que damos demasiada importancia a nuestra expresión corporea, a diferencia de Thich Quang Duc, que seguramente está ahora iluminado.

Besos.

Sol dijo...

una historia muy fuerte, que refleja muchos frentes que caracterizan al ser humano... por un lado la valentía del budista, por otro el vouyerismo incapaz de ayudar al que lo necesita.

lo que más me apena que no es él único caso de fotógrafos o periodistas que son premiados por sus trabajos, pero su corazón es punzado por cada recuerdo de las imágenes que captaron y sus nulas ganas de ayudarlos.

lopillas dijo...

Uff, sí que son imágenes duras ciertamente, y tristes. Entiendo que nadie hizo nada por respeto a su decisión, no por indolencia.
Qué difícil se me hace entenderlo, no obstante, mi más profundo respeto ya que inmoló su propia vida, no la de pobres inocentes.
Tremenda entrada Carlos.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Es una foto que creo está en el pensamiento colectivo. Es un prueba más del poder de la mente y de los principios.

Chien dijo...

Ha de ser terrible encontrarse ante una situación así, me imagino que el shock que te deja es tanto que te paraliza y no te da chance de reaccionar.

Siempre resulta que los fotografos después de fotografiar esas terribles situaciones se arrepienten por no hacer nada... pero de los miles que han ganado por las foto no se arrepienten.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Si lo que buscaba era causar impacto, lo consiguió. No estoy de acuerdo con lo que hizo, pero no soy quien para juzgarlo, no me corresponde.

LeX dijo...

El budhismo no conviene a la sociedad del tercer mundo. Les permitiría pensar asi mismos como Dioses, y gobernarían el mundo.

Preferimos un Dios flaco sangrante que se flajela por todo, por sus hermanos se crucifica, la sangre cae frente a todos nosotros impasivos, pues el ya lo hizo todo.



Un mundo repleto de drogas es la solucion.

El Troglodita

Gastón dijo...

Llamas infernales que te llevan directo al cielo.

manuel rubiales dijo...

La historia es escalofriante, las imágenes atraviesan la retina como alfanges, y aún así leeros no deja de ser un placer inmenso.

Vino y besos

Basurero Usurero dijo...

Ni se movió, estaba protestando, no lo podía hacer; buena forma de protesta, debería ser utilizada más a menudo, falta huevos a algunos. Suerte.
PD: buen blog ¿Cómo me hago tu seguidor?

isis de la noche dijo...

Increíble...

¿cuántos están dispuestos a dar su vida por su verdad?? por un lado...

Y por otro lado... ¿a cuántos dejaremos inmolarse por la intolerancia y el egoísmo???

El mundo... siempre ha sido un lugar inhóspito... espero que sea tan solo un lugar de paso, y haya otros... donde la libertad gobierne todos los corazones...

besos!!!

Ricardo Tribin dijo...

Impresionante... mi muy querido Carlos.

Tanta inmolacion... producto de las persecuciones a las gentes que piensan duferente.

Nuevo texto muy...muy...interesante.

Te dejo un abrazo bien grande para ti y para la magnifica Evangelina.

Gabiprog dijo...

No es nada facil de entender desde nuestra aposentada posicón occidental. Me sigue sorprendiendo el autocontrol que demostró, que la gente no hiciera nada no me sorprende tanto, nadie esta preparado para responder a eso...

GABU dijo...

No dejo de asombrarme acerca de los hechos que nos sacudiron y nos sacuden a travès de la polìtica,pero me cuesta horrores entender còmo es posible que la religiòn vaya de la mana de tanta violencia!!!!

P.D.:En verdad no sabìa de èste caso,sì en cambio de la lucha y las diferentes manifestaciones de varias religiones en pos de llamar la atenciòn del mundo [¿?]

Sòlo me quedò preguntàndome si era esto necesario...

UN BESITO CHARLES

El Santy dijo...

Realmente impresionante la tranquilidad con la que tomo el acto el monje, yo opino que los espectadores hicieron bien en no intervenir pues el monje tomó su decisión, y en caso de haber intervenido hubiera salido otras personas lastimadas y el monje de todos modos habría muerto

xtco dijo...

puedo entender que saque una foto ante la sorpresa y a continuación intente apagarle (me refiero al fotografo), pero sacarle desde disntintos ángulos...

creo que se pasó pensando más en el pulitzer que en el ser humano que se estaba inmolando... a saber que fotos de la guerra habrá sacado..., prefiero no verlas...

abrazotes

esteban lob dijo...

Amigo Carlos:
Te digo con toda sinceridad y admiración que blogs de este tipo que se preocupan de reverdecer hechos tan impactantes como el que describes, merecen las justificadas visitas que ostentan.

Un abrazo.

Diego Fabián dijo...

La intolerancia religiosa ha sido, desde siempre, un tema para tratarlo con pinzas y mente abierta... Lo que es bueno y aceptable aquí, es innombrable y pecaminoso allá... Todo depende del cristal con que se mire...

Más que el acto (del que me abstengo de opinar), me sorprendió la actitud relajada y pacífica del monje ante tal tortura... Supongo que se necesita un altísimo grado de concentración para no sucumbir ante el dolor y permanecer impávido mientras se está muriendo...

Realmente, una interesante investigación, amigo...

Un abrazo...

Ángel Largo Méndez dijo...

Él sacrificio por los ideales o creencias es la última etapa de una vida entregada a dar todo de si. Pocos alcanzan ese nivel de perfección, pero quienes aspiran alcanzar la suerte de la última prueba, y mueren de otras causas más convencionales durante su búsqueda infinita, tengan por seguro que ya la encontró.
Saludos

albertovi dijo...

Es una historia gráfica muy escalofiante a pesar de que es muy común dentro del budismo.
El fuego es la purificación del alma.
El grupo que untilizó la fotografía en la portada es RAGE ( no es RAIN) against the machine.
Excelente su blog .
He venido por recomendación del blog de Lola Cienfuegos y por leer ahí un comentario suyo muy certero también.

fantasmagorico dijo...

una imagen inolvidable, para siempre, sin duda.
aparentemente inutil, y sin embargo estoy seguro que todos los que hemos sabido de este hecho no lo vamos a dejar ir tan facil.

Leni dijo...

Tal vez el monje supo en cada momento lo que ocurría y con su poder mental evitó cualquier posible ayuda.
Tal vez eligió a este fotógrafo para inmortalizar el momento.
Las cosas a veces tienen un motivo.
Casualidad y cusalidad en esta historia.


Gracias por tu paso por mi humilde blog.
Y por tus palabras.
Bienvenido cuando quieras.
Un placer saber del tuyo.

Un abrazo

LOLA dijo...

HOLA CARLOS....YO TENÍA UNA VIEJA COLECCIÓN DE LA ANTIGUA REVISTA PLANETA...LA EDITADA POR PAUWELS Y BERGUIER DEL RETORNO DE LOS BRUJOS.

EN UNO DE LOS NÚMEROS HABLABAN SOBRE ESTE TEMA Y SOBRE ESE FUEGO ESPIRITUAL ASOCIADO A LOS BUDISTAS.

..Y COMO CON EL FUEGO...SE DESAPARECIÓ TODA MI COLECCIÓN...JUAS JUAS

LOLA CIENFUEGOS

Abril Lech dijo...

Me quedé impresionada con las imágenes y entiendo prefectamente a la gente, que ante lo insólito de lo que sucedía, no alcanzó a hacer nada. No comparto la forma de protesta, de hecho la situación no ha cambiado mucho con esta inmolación y aún hoy se cometen atrocidades contra los monjes tibetanos. En lo personal disponer sobre la vida propia me parece un acto de soberbia.

El Mostro dijo...

Un hecho que solo adelantó toda la muerte que vendría luego. Saludos.

Carlos dijo...

albertovi: Gracias Alberto por la corrección del nombre del grupo musical. Ya está bien escrito ;)

Fuerte abrazo!

Cordelia dijo...

Es una de las fotos que mas conmocion me produce al verla! Hasta viendola, aun sabiendo que paso hace muchos años, siento una enorme impotencia de no poder hacer nada! Suena ridiculo! Pero es asi...

Es una foto y un momento de la historia IMPRESIONANTE!!!!

Como dato curioso para ti (jejeje) tengo ese disco de RATM!!! :P

Gina dijo...

Como siempre, me he quedado loca viendo este post de tu blog. Todo lo que publicas es increíble, son historias que parece que no pudieran ser ciertas. Me impresiona como escribes y todo lo que sabes. Ojala haya como ponerse en contacto contigo, lo agradeceria infinitamente.

Laury dijo...

Gracias a vos Carlos por visitarme, te dejo un besito y te deseo un bello dia, Laury

RECOMENZAR dijo...

Ek budismo es una religion filosofia interesante una de las mejores. Tus textos me gustan aprendo a diario lo que nos ense♫as

Boris Estebitan dijo...

Hola felicidades por el blog yo tambien soy de Ecuador y escribo espero que pases por el mio, tienes un gran blog sigue asi.

Boris Estebitan dijo...

Hola felicidades por el blog yo tambien soy de Ecuador y escribo espero que pases por el mio, tienes un gran blog sigue asi.

Mónica dijo...

¡Imresionante! cómo murió ese hombre, ni se movió.

bsss. mi querido carlos.

Tamia dijo...

=0 es increíble... buena historia

UMA dijo...

Creo que hay que ser consecuente con las creencias, nadie es quièn para prohibir, "prohibido prohibir", pero llegar a este lìmite es muy fuerte.
Las fotografìas son impactantes.
Un besote, Carlos

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, que historia!
No puedo creer la actitud del monje(firme mientras se estaba quemando) y mucho menos la de la gente que lo rodeaba.

Un abrazo

fernando dijo...

no puedo entender que nadie intentase salvarle. Un abrazo.

Mónica dijo...

Helada.. esta historia me dejó helada...

Gio Yakún dijo...

¡Hola Carlos! me he ausentado por razones laborales (y malas influencias, pero eso es otra historia), lo que admiro es tu capacidad para seguir trayendo temas interesantes al blog.

Toda historia digna de contarse tiene alguna parte trágica, que es lo que la sublima. Si hubieran salvado al monje, se habría perdido en la historia. Si hubiera muerto de sus heridas en un hospital, también el efecto se habría minimizado. Es el impacto brutal a la sociedad lo que la sacude...

Ahora bien, sobre las razones del monje, nadie tenemos el poder de cuestionar a los muertos. Es un hecho que él creía en su verdad y con su muerte, volvió imposible conocer lo que lo animaba a creerla. Sólo podemos suponer.

Y suponemos que su muerte fue horrible, pues imaginamos el dolor, sin saber hasta qué punto él fue capaz de controlar. Imaginamos el romanticismo detrás de la escena, sin saber hasta dónde hubo una planeación cuidadosa del suceso, para escoger el punto, la hora, el momento... y suponemos la indolencia ajena, sin imaginar el shock, la sorpresa, la estupefacción de quienes contemplaron algo, que estoy seguro, siguen viendo en sueños ocasionales... y debe ser aún aterrador...

Abrazo!

Gio.

P.S. En otro renglón por completo: te invito a colaborar con alguna entrada que hayas publicado sobre mitos, fraudes o aplicación de la ciencia para desenmascarar la verdad para participar en el "Circo del Absurdo" que estoy alojando en mi blog el próximo 1o de enero. Me encantará contar con tu participación.

Mary Lovecraft dijo...

Sencillamente no tengo palabras, Carlos...
y totalmente de acuerdo con Gio

un beso grande

Ka-tica dijo...

En oriente que se ha vivido tanta represion (externa) es el caldo de cultivo (o la consecuencia) de los limites inimaginables a los que pudieron haber llegado como pueblo!!
(Eureka!!!)
Actos como éste definitivamente lejos de ser algo que el monge hiciera para si, es dar un aporte!
Una solucion radical a un problema radical...
¿como dejarlo morir asi?
Pues simple... lo hacemos con todos!!!!
y mas aun si es una persona conciente de lo que hace! (cosa rara entre nosotros... normalmente nos guiamos por impulsos y no por decisiones!)
Excelente!!!
Habia visto la portada, y me parecia genial, intuia q era real, pero saber ahora la historia me parece genial!!!
=)

Lamuertedigna dijo...

Él llevaba preparando su muerte semanas, se encargó de que nadie impidiera su muerte porque así lo quería. Otros dos monjes lo ayudaron. Si hubiese sobrvivido hubiese sido en unas condiciones penosas (la gasolina arde rápido) y no hubiese causado el impacto que él deseaba. Pienso que este hombre verdaderamente lucho por la causa que ocupaba su vida, y no imagino una muerte más digna que la que el se dio.

Pao dijo...

Me dio escalofrío leer esta historia, no sé que es peor que lo hayan dejado morir de tal manera o las razones por la que el monje budista protestó así... como siempre la desigualdad nos lleva a tomar medidas tan drásticas como estas

CTA5 BOLIVAR dijo...

Algo así origino lo que pasa hoy en africa del norte, a veces el simbolismo inicial es mas importante que las acciones, el efecto domino empezará, pero alguien debe ser la primera ficha, si no no hubiese pasado lo de Tunez, Egipto, Libia, y Barehin y otros pueblos que aun luchan por su libertad.

 
Ir Arriba