martes, julio 07, 2009

El Gran golpe de Niza

Albert Spaggiari fue un comando y mercenario al servicio del ejercito francés que luego se unió al grupo anti independentista de extrema derecha OAS, contrario al separatismo argelino.


Tuvo una idea que estuvo rondando por su cabeza durante mucho tiempo, y sabía que si la concretaba terminaría por cambiarle la vida de la noche a la mañana. Spaggiari había preparado un plan perfecto para ingresar a robar en el Société Générale Banque de Niza y ya contaba con un grupo de nueve hombres, todos calificados, pero le faltaba uno para llevar acabo su plan, le hacía falta un experto en túneles, pero éste se encontraba preso en la cárcel de Marsella. Decidió entonces, pagar a la mafia marsellesa para que lo dejasen escapar, y así completó su selecto equipo que más tarde sería recordado como las famosas “ratas de las alcantarillas”.

Gente apostada en las afueras del Banco Société Générale después de enterarse del robo

Cavaron un túnel sin que nadie se diera cuenta durante nueve semanas, confundiéndose con los trabajadores de obras públicas para no despertar sospechas.
Aprovechando un largo fin de semana del 17 al 19 de Julio de 1976, y a un ritmo de 15 cm diarios llegaron a la caja fuerte de la sucursal mayor del Société Générale Banque.
Como esa fecha era el feriado francés de "La toma de la Bastilla", les dio la oportunidad de trabajar tres días sin la preocupación de ser descubiertos.
Las paredes y el piso de la bóveda eran de hormigón armado de 30 cm de espesor y tenía una puerta de 20 toneladas de acero.
Este banco se jactaba de la seguridad de su búnker, pensaban que era tan inviolable a tal punto que los especialistas no creyeron necesario colocarle ningún sistema eléctrico de seguridad. Craso error, ya Albert había alquilado un casillero dentro de la bóveda en el cual puso un reloj de alarma programado para que sonara a media noche, y nadie se inmutaba.

El día programado, luego de 16 horas de pico y pala pudieron entrar. Abrieron cerca de 400 casilleros de seguridad con joyas, dinero en efectivo, bonos al portador, etc.
Ya ahí, les invadió un extraño sentimiento de nobleza; tomaron todas las joyas y efectivo solo de los clientes más adinerados y no toparon los que parecían ser ahorros, de hecho dejaron intactas las cajas de quienes tenían menos de 30 mil dólares.
En algunos casilleros también encontraron fotos muy comprometedoras de personas importantes de Niza, con las que Spaggiari empapeló las paredes para que todo el mundo al entrar en la bóveda pudiera verlas. Un tipazzo!

Pero la fiesta no terminó aquí, sino que celebraron su hazaña con un banquete ahí adentro con vino, quesos, foie gras e incluso Spaggiari mandó a comprar comida a uno de sus hombres. Se estima que estuvieron dentro casi un día entero.

Escena de “Sans armes, sans heine, sans violence”, película basada en el robo

Según los reportes de la época, el monto que lograron llevarse fue de 18 a 20 millones de dólares.
El lunes cuando entraron las autoridades del banco junto a la policía, encontraron botellas vacías, restos de comida y en la pared la famosa frase que los inmortalizó: “Sans armes, sans heine, sans violence”, (Sin armas, sin odio, sin violencia).

La policía francesa emprendió la cacería más exhaustiva de esa época hasta que dieron con dos de los integrantes de la banda, quienes delataron al resto. Sin embargo, el arresto de Spaggiari no hubiera sido posible sin la ayuda de su novia, una mujer demasiado celosa que puso a la policía sobre su pista ya que quería saber a dónde iba su galán por las noches.

Ya detenido, Spaggiari pidió entrevistarse con el juez que seguía su caso.
Fue llevado al juzgado custodiado por la policía y una vez en el despacho, sacó de su bolsillo unos planos de la red de alcantarillado y situándose tras el juez comenzó a narrarle con todo lujo de detalles cómo había cometido el robo. El juez estaba boquiabierto.

Cuando Spaggiari se dirigía a sentarse en el banquillo, giró súbitamente y corrió hacia la ventana del despacho y saltó a la calle desde el segundo piso. Cayó sobre el techo de un auto estacionado que quedó abollado y enseguida se subió en una moto que lo esperaba para huir. Mientras se alejaban, Spaggiari le daba una yuca -corte de manga- al juez, que atónito, le miraba desde la ventana.

Recreación del escape del juzgado

Nunca más se volvió a saber de él, salvo meses más tarde que envió un giro postal de 700 USD al dueño del auto sobre el cual saltó y lo hundió.

En 1979 firma un pacto de confidencialidad con una famosa editorial, y publica su libro autobiográfico “El gran robo de Niza” donde cuenta su hazaña con lujo de detalles y una buena dosis de sarcasmo. En el también asegura que nunca disfrutó de su parte del botín ya que fue donado “a la gente oprimida de Yugoslavia, Italia y Portugal…”

Albert Spaggiari nunca fue capturado y hay fuentes que confirman que pasó el resto de su vida entre Argentina y Chile, donde llegó a trabajar incluso para la DINA, que fue el servicio secreto del régimen del General Pinochet.
La mañana del 10 de junio de 1989, su cadáver apareció en Francia frente a la casa de su madre para que pudiera enterrarlo.
Las autoridades nunca lograron recuperar ni un solo centavo de lo robado.

Irónicamente, después de haber robado sólo a los ricos de la ciudad más glamorosa de la costa mediterránea cual Robin Hood moderno, y luego de haber "redistribuido" esa riqueza a su manera, Albert nunca fue reconocido ni será recordado por los izquierdistas del mundo debido a que su ideología política, estaba ya definida desde que fue un militar francés.

Quizá inspirados en Spaggiari, en el 2006 un grupo de delincuentes perpetró un robo parecido en la Argentina, pero fueron detenidos pocos días después. Esa también es una muy buena historia, pero será para otra ocasión ;)

Fuentes:
Hispanismo.org
The Chacho concept

¿Fue útil o de tu agrado el artículo?

* Ahora también puedes seguirme en Twitter:

55 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola CARLOS, me gusto mucho tu relato yo ya lo conocia, porque Francia es un pais que admiro por muchas y diversas cosas, te felicito , yo no tengo ese talento para redactar tan bien las cosas me he quedado encantada asi que ahi te mando un fuerte apreton de manos.

Silvi dijo...

No había oído de este Robin Hood francés. Como bien dices el ser humano es multifacético y puede ser varias cosas a la vez, hasta el extremo de Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Siempre me han fascinado las historias de los grandes criminales, esa inteligencia aguda que les vuelve imposible la vida adapatada a los parámetros sociales. Hay algunas teorías criminológicas que dicen que ningún comportamiento es por sí delincuencial; es el etiquetamiento que la sociedad hace de él lo que le da ese status. Y ese etiquetamiento a su vez responde a la necesidad de salvaguardar intereses específicos.

Bueno, estoy pensando mucho en mis ensayos de maestría, je je.

Un beso corazón, hablamos!

Lara dijo...

El estilo Robin siempre es de admirar ;)
Muuuuuuacks!

Kena Siu dijo...

Como de cotumbre Carlos, tus historias hacen leerte hasat el ultimo punto.

Que audaz este tipo y no es por naa, pero si utilizo el robo para ayudar a personas necesitadas, bien por el!

Saludos!

M. dijo...

Está visto que Spaggiari dedicó todo su tiempo y energía en convertir ese robo en una obra de arte. Lo que más me ha encantado es su forma de celebrarlo con queso, vino y foie gras.. sólo faltaba el champagne para brindar jeje.. lástima que la izquierda no supiera ver más allá de la etiqueta de militar, en realidad las etiquetas no dejan de ser pantallas que esconden verdades como puños. Besitos mil Carlos.

Gizela dijo...

Qué historia Carlos!!!
No me canso de repetirlo, cuando leo tus historias que son reales, siempre pienso, que superan a cualquier buen libreto de cine.
Se sabe como murió?
No me quedó claro eso.
Un besote y feliz de poder leerte.
Gizz

Maria Varu dijo...

Espectacular, simplemente espectacular.
Como bien dices al estilo de Robin Hood y además y lo que más me ha gustado es eso de "sin armas, sin odio y sin violencia"... todo un personaje y además muy listo.

Felicidades Carlos, tus historias son un deleite.

Besos

GABU dijo...

Guauuuuuuuuuuuuuuuuu!!!
Si mal no recuerdo creo haber visto la pelìcula...
La meticulosidad de càlculo para pergeniar el robo de èste ROBIN HOOD es verdaderamente Suiza,eh?!
jajajajajjjjjjj

P.D.:Y la verdad es que no me resulta para nada raro que se haya fugado a la Argentina... ¬¬?
Despuès de todo me parece que èste sì debe ser el confìn del mundo por donde todos pasan para dejar su rastro en el tiempo a veces...

LE DEJO UN PILÒN DE MUACKS MI AMABLE CABALLERO ♣

Miguel F. Barrios. dijo...

La mala cosa de estos señoritos hood es que la gente siente tan poco aprecio por ellos, y al final no se les recuerda... ¿Qué motiva a alguien a hacer algo así? imagino que es algo más ¿un verdadero sentido de ayuda? no lo sé. me da un poco de risa pensar en situaciones semejantes, como digamos toda la gente green peace robando de los zoo's para devolver a la madre naturaleza. Bueno, interesante historia Carlos. muy interesante.

El Santy dijo...

Impresionante historia y muy bien relatada, te felicito

JASVI dijo...

Hay que emoción, algo tan bien planeado!!!

Me dio gusto, no sé!, creo que leer este post me reanimo, jajaja, será mi instinto criminal?

Besos Carlos querido y adorado, como siempre me reanimas el día!

TORO SALVAJE dijo...

A mí me ha caído bien, que voy a hacerle, me ha caído simpático, vamos diría que de confianza, desde luego confiaría más en un tipo así que no en cualquier político.

Saludos.

Angélica dijo...

Esta historia me gustó Carlitos. Así deberían ser todos los ladrones jeje. Robarle a los que tienen de sobra para darles a los que les falta. Oiga y sería de la DINA? Chuuuu capaz que lo hayan matao acá y se lo llevaran pa Francia pa que lo enterraran. Me pareció super correcto el ladroncito porque mandarle platita al dueño del auto, ése sí que era preocupao no Carlitos?

Besotes y abrazos.

Y todavía no me pasa a saludar por mi cumple Hum!!!

Angélica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cecy dijo...

Conocia la historia y es verdad que acá quisieron imitarlo, pero nunca lo lograron, le faltaba la humildad de repartir como este señor.

Besos Carlos.
Me encanta como lo cuentas.

nat dijo...

Valió la pena la hazaña, definitivamente...

Saludos!

Chien dijo...

Me encantó el detalle de los 700 dólares

DANI dijo...

Mmmmmmmm, un Robin hood fascista??? creo que mi eso tampoco me convence Carlos.

Quien sabe lo que se pudo llegar a hacer con ese dinero ;)

Un abrazo

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, otra de las tantas historias que vale la pena recordar!
Un abrazo inmenso

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

Gizela: Gizz querida, muy buena tu pregunta y gracias por hacerla.
Acerca de la muerte muerte de Spiggiari como de su vida en general después del robo no hay muchos datos debido al secretismo de los grupos de extrema derecha en los que se hallaba involucrado.

Sólo se sabe que habría fallecido a causa de un cáncer en su último lugar de residencia en el Piamonte italiano.
Las versiones discrepan: para unos, su propia esposa fue quien lo trasladó a Francia hasta la casa de su madre, para otros, fueron sus antiguos compañeros de aventuras.

Hasta en eso consiguió rubricar un final acorde con el estilo de vida que llevó.

Besos querida!

sebastian dijo...

Hace un par de meses hicieron un robo similar en Portoviejo, hicieron un tunel de 100 metros y lo inundaron después de la fuga, la policía demoró un día en descubrir el origen.

La historia de Albert Spaggiari la vi hace un tiempo en la tele, sin duda un tipo astuto, a mi me parece increíble lo fácil que se escapó.

Anónimo dijo...

Contradictoria la ideologia del loco.
Se preocupaba por los pobres y después estuvo en la DINA?!

Muy buen post.

Jackie dijo...

No es el de la primera foto, verdad?

Es ese? Porque si es ese, ademas de inteligente, valiente, descarado y artista, era BELLO.

O sea, toda una joyita, pues.

Y seguro era evangelico como tu.

Carlos dijo...

jajaja!!

Nada como un chiste interno a esta hora XD

Eres terrible Jackie!
Amén ;)

Belén dijo...

Realmente esta gente es para escribir varias novelas, la realidad siempre supera a la ficción, fijo...

Besicos

Gabiprog dijo...

Es que no podia faltar el libro y la pelicula!
Todo un personaje, con su particular visión de lo moral, sin duda!

un abrazo!

cieloazzul dijo...

Vaya!! que impresionante y que fácil se lee!! anda lo que les costó llevar a cabo su " santa fechoría".
Te besoooo amoremio!
amo tus historias, tanto como a ti:)

esteban lob dijo...

Hola Carlos:

Amado y odiado, es sin duda la historia de un tipo realmente "con pantalones" pese a que su talento estaba al servicio de causas desviadas.

No hay evidencias acerca de su supuesto actuar en Chile, lo que no quiere decir que no hubiera sido así.

Abrazo ...y éxito para LDU.

Situco dijo...

creo que en alguna pelicula he visto retazos de eso que cuentas...

abrazotes

Carlos dijo...

Situco: Si, se hizo una película basada en Albert Spaggiari y como ideó este atraco. El título original de la cinta es “Sans armes, sans heine, sans violence”.

DULCE dijo...

Mis queridos ...la realidad siempre supera a la ficción!
Muy ameno, muy bien narrado!
Les dejo muchos besos a ambos
Dulce

El Señor de Monte Grande dijo...

Paso a deleitarme con tus escritos e historias y a dejarte mi saludo.

Un abrazo desde MG

Los vecinos dijo...

Será por aquello de que quien una vez -aunque por estos pagos sea una a la n- se quema con leche, ve una vaca y llora, pero ...
"Pidió entrevistarse con el juez...", "saltó a la calle desde el 2° piso ...", "y enseguida se subió en una moto que lo esperaba para huir ...", todo como demasiado "casual", medio "rarito" ¿no?. Porque y para colmo "nunca lograron recuperar ni un solo centavo de lo robado".
¿En qué banco de qué paraíso cuántos fajitos se habrán depositado a favor de quién habrá indicado Vuestra Ilustrísima Señoría?.
Porque acá también vale aquello de que "piensa mal y acertarás".
Ahora bien, más allá de todo lo antedicho, excelente y muy ilustrativo relato; como dicen los chicos, de diez.-

Insensato dijo...

Qué bacán la historia, pero más chévere la manera en que la redactas!

Mónica dijo...

¡Què increíble historia! Y como logró huir... a veces ese tipo de genios merecen estar libres... y más si no ha matado a nadie...

No sé... bsss.

Anónimo dijo...

MONTAJES POLITICOS
www.lavidaesunaverga.blogspot.com
gracias

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que historia más impresionante, digno de un guion de cine. La verdad es que fue magistral y la frase que uso es lapidaria.

Lo excelente es lo de las fotos y que manera de huir desde un segundo piso, que si ese carro no hubiera estado ahí, pues de fijo se quiebra todo el hombre y la leyenda no hubiera sido lo que es hoy.
Saludos

apm dijo...

Carlos: que historia tan interesante!, como todas las que nos relatas, emocionante hasta el final...para seguir con lo francés: CHAPEAU.

A mí, que quieres que te diga, estos románticos ladrones que roban a los bancos y a los ricos y respetan a los pobres, cual Robin Hood, me caen bien....lo de dejar al juez con la boca abierta y huir, pues, tambien tiene su aquel.

Pero, lo que más me ha gustado del Spaggiari es celebrar el robo dentro del banco con un buen vino, queso y paté (de los buenos, también, supongo)...y empapelando las paredes con fotitos comprometidas: si señor, qué hay que entender la vida !menudo momentazo!

Te mando un besote

lidia dijo...

Carlos un relato interesantisimo y contradictorio...en argentina nadie va preso ...solo los pobres
un abrazo
lidia-la ecriba
www.deloquenoehabla.blogspot.com

Sergio dijo...

Buena tu historia de este día, la redactas de manera muy amena e interesante, sólo te falto decirnos de que murió este hombre.

Saludos

Bartok dijo...

Muy buena historia, como siempre. Impresiona la audacia, la inteligencia, el cálculo. Un plan perfectamente calculado en todos sus detalles y contando con las personas indicadas para su ejecución. Pero no podemos olvidar también que, a pesar de que el tipo era muy caritativo, es una apología al delito, como el primer de Maradona a Inglaterra en el 86 (la máxima expresión del antifutbol).
Me gustaría que narraras su contraparte (hablando de la Societte Generale): Julio Bonnott y los bandidos del auto, precursores de la utilización de coches y armas para los atracos. La historia es buena. Un abrazo.

El antifaz dijo...

Se dice en mi tierra: "Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón".
Saludos.

Betty dijo...

WOW! Qué tipo!! Me encantan todos los Robin Hood! Me fascinó esta historia desde cómo idearon el robo, la celebración ahí dentro del banco (con clase), el empapelado de las paredes con las fotos comprometedoras, la huida del 2 piso y todo! el pago por el daño del aunto sobre el que cayó, y que donara el íntegro de su parte... En verdad un capo!
Gracias por compartirla!
Saludos

Lords dijo...

gracias Carlos por esos deseos...

El ejemplo de Bloggers como tu es que hacen que una se meta cada dia mas en este mundo...

Y gracias por esos post fabulosos que nos regalas...

un abrazo...

Saludos...

Antonio Torres Rodríguez dijo...

Saludos, Carlos. Siempre un placer visitar tu blog. Un fuerte Abrazo.

Carlos dijo...

Carlitos, el otro día por un canal de cable pasaron los robos más importantes del siglo, en el que por cierto figuraba el robo del Banco Rio, en la zona norte de Buenos Aires, el cual, como sabrás, en parte fue descubierto y apresado algunos de sus autores a partir de la infidencia de una mujer despechada. El robo de mayor importe ocurrió en Bélgica, en una compañia de depósito y transacciones de diamantes, el modus operandis fue muy similar y atraparon a los ladrones a partir de restos de una botella de vino y un ticket de compra que los ladrones olvidaron de destruir. :

Cosas que pasan.

Un gran abrazo

azpeitia dijo...

Nunca los buenos y los malos lo son del todo, siempre dejan un escape a la generosidad o la maldad....enhorabuena por tu blog desde azpeitia

Bitter dijo...

Eey Volki, estos son los tipicos malandrines que nos roban el corazón ;)
calugazos

Alimontero dijo...

Querido maestro, aqui me tienes de regreso, como siempre alucinada con tus relatos.
Definitivamente es el Robin Hood actualizado... lo de los 700 dólares me erizó!

Te dejo un gran abrazo a tu corazón...mira que ya me estaba empezando a poner celosa...;-)

Ali

Antonio Torres Rodríguez dijo...

Saludos, Carlos. Tampoco yo comulgué nunca con la derecha, pero ese no es motivo para ser respetuoso con el que piensa diferente, ni tampoco para que compartamos un mismo pensamiento, al igual que tú yo también rechazo de pleno el mal llamado Socialismo del Siglo XXI, esto no es socialismo, es una pandilla de dictadores como los del "Condor", disfrazados de otra manera. También comparto el artículo de Miguel Macías Carmigniani de principio a fin, el que agradezco que me mostraras, ni una palabra que contradiga a lo que pienso.

Un fuerte abrazo, amigo.

PD: Este comentario, como respuesta al tuyo, lo he publicado en mi blog, pero me parecio más ético traerlo hasta el tuyo.

lopillas dijo...

Me gusta. Sin armas, sin odio, sin violencia.
Como los propios banqueros, vaya. Jur.
Lo de la huida ante las narices del juez es ya la pera. Qué bueno.
Gracias por tus buenas historias Carlos. Besote

Mar y ella dijo...

No sabes como he devorado este relato...genial de principio a fin....Historia que desconocía,tremendamente atractiva,bueno ,como siempre son todas tus letras..
Un abrazo..


Mariella

Abril Lech dijo...

¡Qué maravilla de historia!
Yo no puedo creer que no sea un film! ¿O si hay alguno basado en esta historia? Lo del escape es sencillamente genial. Qué confianza en si mismo el tipo!

Buenísimo, como todas las hitorias que nos traes Carlos! Besos!!!!

Rafa dijo...

¡Vaya personaje!!! ...todo le salió bien, ¿y si no hubiera sido así? Habría tenido un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, quizás algún inocente hubiera pagado la osadía, quien sabe, un enfrentamiento armado, uff, no quiero ni pensarlo…
Hay algo que no me cuadra en mi cabeza, ligado a la extrema derecha y les da el dinero a los pobres. Todo muy bien decorado, pero la realidad es que era un ladrón, el cual ha sido" imitado" por otros ladrones los cuales no creo que tuvieran ese" lindo "corazón.

Una historia que supera la ficción, no creo que ningún guionista hubiera escrito algo así.

Te felicito por tu blog, muy bueno…te agrego a favoritos jejeje

Saludos desde Roquetas de Mar, Andalucía, España

 
Ir Arriba