jueves, agosto 13, 2009

Vidas extremas

La semana pasada recibí en casa a dos personas que quiero mucho. Y es que esto de tener un blog y escribir sobre historias curiosas o poco difundidas tiene esa magia. Ana Cristina y Gandhi me trajeron un libro increíble que contiene una infinidad de información al respecto. Se llama “Libro de los hechos insólitos” y su autor es el periodista español Gregorio Doval. Se los recomiendo. Entonces, como deduzco que ustedes son tan curiosos como yo, aquí les dejo los entretelones de algunas vidas -por decir algo- un tanto, extremas.

John Stuart Mill
La infancia del escritor, filósofo y economista inglés John Stuart Mill (1806-1873), fue dura, muy dura, ya que transcurrió sometida a la férrea disciplina que le fue impuesta por su padre, el erudito James Mill.

John Stuart Mill
A los tres años su progenitor le enseñó griego antiguo; a los 4 le introdujo en la historia; y a los 8 años ya le estaba embutiendo con latín, geometría y álgebra. A cumplir doce años el pobre John ya conocía a fondo las obras de Virgilio, Horacio, Ovidio, Terencio, Cicerón, Homero, Sófocles y demás figuras de la cultura grecolatina, leídas todas ellas en su lengua original. Además era obligado por su padre a escribir composiciones y poemas en inglés victoriano.

Con estos antecedentes, no fue nada extraño que John sufriese a los 20 años una grave depresión existencial, de la cual, según sus propias palabras, logró salir gracias a que aprendió a canalizar su basta cultura general tempranamente adquirida. Supongo que esto afectó en algo su madurez sentimental ya que contrajo matrimonio recién a los 48 años, y con una líder feminista tras ocultarle su amor durante 23 años de amistad.

Isabel Flores de Oliva
La religiosa peruana Isabel Flores (1586-1618), más conocida con el nombre eclesiástico de Rosa de Lima, fue la primera santa sudamericana y es un ejemplo extremo de la mortificación voluntaria. 

Se cuenta que un día, cuando un joven le lanzó un piropo alabando su belleza, se rasgó el rostro y luego marcó sus cicatrices con sal. Tiempo después, cuando otro pretencioso le hizo notar que tenía unas lindas manos, las sumergió en lejía para deformarlas. Durante toda su vida comió alimentos poco apetecibles, principalmente hierbas y raíces cocidas y cada vez en menor cantidad.

Isabel Flores, más conocida como Santa Rosa de Lima
Vivió siempre en una pequeña choza que sus padres construyeron para ella en el jardín de la casa familiar, dedicando doce horas al día a la oración, diez horas al trabajo y dos al descanso. Además siempre vistió una blusa de un tejido extremadamente áspero que le ocasionaba un constante escozor mortificante en la espalda y brazos. Alrededor de la cintura se anudaba fuertemente una cadena que, a cada movimiento laceraba su piel, y por si esto no fuera poco, se colocaba una corona de espinas de plata en la cabeza. Cada vez que su confesor trataba de que aliviase estos suplicios, esta mujer arremetía con más ímpetu en ellos.


Kang Ping
Hay gestos de desprendimiento que enaltecen y dicen mucho de una persona. Comparto la idea de que tratar de agradar a tus superiores es válido y necesario en un mundo competitivo como el de ahora, pero no pude menos que reírme de la siguiente historia:

Yung-Lo (1360-1424), fue el tercer emperador de la Dinastía Ming en China durante el siglo XV. Aunque era conocido por ser bastante irascible y muy celoso, cierto día tuvo que hacer un largo viaje y decidió dejar a su consejero, un general llamado Kang Ping, al cuidado de su harem.

Yung Lo, emperador chino del siglo XV
Conociendo el "mal carácter" que se manejaba su emperador, y con la idea de prevenir la sospecha -que obviamente pesaría sobre él- de que hubiera seducido a alguna de sus concubinas, al general Kang Ping no se le ocurrió otra cosa mejor que castrarse. Antes de que el emperador parta de viaje, puso el pene mutilado en un bolsillo secreto de las alforjas de su caballo.

Y claro, tal como se esperaba, al regreso de su viaje el colérico emperador acusó al pobre consejero de haberse acostado con sus mujeres. Kang Ping, con una pasmosa tranquilidad se dirigió al equipaje y recuperó su pene, demostrándole así que tal acusación no era cierta. El emperador, conmovido por el gesto de su general, le nombró inmediatamente jefe de sus eunucos e incluso luego de su muerte levantó en su honor un templo nombrándole protector eterno de todos los castrados. 

Bueno, yo creo que después leer estas tres historias, ninguno de nosotros puede volver a quejarse de que la vida es dura, ¿verdad?

Fuente:
Libro de los hechos insólitos, Gregorio Doval

38 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Ohhhh que salvaje el que se castró; y la santa? No menos. En cuanto al joven erúdito siento pena por él. Dios, que coñazos se tragó!!!!

GABU dijo...

Siempre me apasinò la historia de SANTA ROSA,mi madre es muy devota de ella y ha tenido una vida tan llena de mortificaciones como curiosidad...

P.D.:Hoy mientras te leìa pensaba si alguien algùn dìa nos dedicarà algunos pàrrafos a lo que hemos llevado por vida...

BESITOS

Mary Lovecraft dijo...

Jajaja! Carlos! justo cuando leía pensaba lo mismo que tú en tu última reflexión!

madre del amor hermoso, eso sí fueron vidas muy extremas, y lo que sufrieron sus protagonistas...

te dejo un besote!

Javier dijo...

siempre culturizándonos a todos... ahora las vidas extremas!!

Mary Lovecraft dijo...

(Aquí en España, más concretamente en mi ciudad natal, Sevilla, existe el cuerpo incorrupto de Doña María Coronel, una religiosa que según cuenta la leyenda era bellísima tanto, que a la muerte de su esposo atrajo las miras del rey Pedro I el Cruel el cual hizo todo lo posible e imposible por hacerse con sus favores, ante ello, no quedó más remedio a la joven que refugiarse en un convento pero aún así no consiguió deshacerse de la ira persecutoria del rey, para conseguir el que éste la dejara en paz, vertió aceite hirviendo en su rostro para desfigurarlo. Su cuerpo incorrupto descansa hoy (y una vez al año su urna se expone al público) en el convento de Santa Inés, que ella misma fundó)

M. dijo...

Madreeeee los hay zumbaos...estos perdieron el sentido de la realidad totalmente.. decidido.. desde hoy voy a ser muuu mala ;), paso de convertirme en incorrupta, ni de que me hagan jefe de los eunucos.. y mucho menos que me den el peñazo con el griego (harta quedé de traducciones). Disfruta el libro, pero no sigas sus ejemplos!!! jijiji

lopillas dijo...

auggh qué duele esta entrada :D
Estamos locos como cabras!! ´
Carlos, tu que se te ve bien cuerdo y que tengo el placer de tus visitas a menudo, avísame por dios si se me va mucho la olla, por lo menos antes de que llegue a la fase de las mutilaciones ayssshhh
Un beso bien grande

Situco dijo...

pues ... la verdad es que no... jejjeej

bueno amigo, la idea va madurando igual que una manzana.a...

nos veremos, seguro

abrazotes

Mariluz dijo...

¡¡por todos los conducios, menos mal que hemos "mejorado" en algo!!
fanáticos. Niño, a ver qué otras vidas más ligeritas nos traes :-)))

Gizela dijo...

Ufff!!!!
Carlos..estas historias están más calurosas que la tarde madrileña que va rondando los 41ºC
De John Stuart Mil, te diré que ciertamente fue una vida dura la del pobre, pero para aprender griego a los 4 años, se requería algo mas que un padre inflexible. Si hubiese sido mi padre, hubiera muerto de frustración en el intento jajaja!!!
De la Sor...bueno no comento nada no me gusta decir ciertas cosas de las mujeres jaja
Y del pobre que se corto el pene...bueno
Creo que el libro es muy denso jajajaja
O somos densos los humanos????
Un besote grandote
Gizz

Ursus Andinus dijo...

Así son las vidas, las historias y las personas... un gran abrazo estimado Lobo.

Aullaré desde el manso...

Antonio Torres Rodríguez dijo...

Saludos, Carlos.
Entretenidas y curiosas las tres historias, e interesante el libro regalado, todo un hallazgo.

JASVI dijo...

Hay, y ouchh!!!

Oye que cosas, Cerca de la oficina hay una iglesia de Sta Rosa. muy hermoso el templo, nunca me imagine que ella se hiciera eso. Wow

El mutilado q horror, no lo imagino (y no quiero)

El Pobre Jonh, que pena que no disfrutará su infancia.

Y coincido con Gabu, si alguien nos dedicara algunos parrafos, lo que dirían, y no nos vamos muy lejos, tú eres un buen ejemplo.

Carlos eres un hombre maravilloso un luchador, beso.

Cecy dijo...

La verdad que no.
Pero esta gente, algo le fallaba, no jodamos, muy normales no estaban, se salva el primero que fue obligado, pero los otros, jajaja

Besos queridisimo Carlos.

Carlos dijo...

Jasvi: ¿Que yo qué?
¿Un buen ejemplo? jajaja

No princesa, yo no me he castrado ni tampoco aprendería álgebra o trigonometría por obligación jajaja

Besos niña ;)

Alimontero dijo...

jajajajaja me has hecho reir con tu comentario y respuesta a Jasvi....
En cuento a tu entrada,yo diría cómo mirar, comprender esos ejemplos para que, justamente sean eso: ejemplo..dignos de observar y no imitar...
Para tí mi abrazo de siempre!!
bello finde mi señor!!

Ali

Veronika dijo...

Hola Carlos, bien interesante... sin embargo yo estoy tratando de hacer una distinción entre las mortificaciones exageradas que la vida pone en el camino de las personas y que como santos, sabios o ignorantes debamos superar y aquellas a las que las pesonas recurran voluntariamente para mitigar de una forma u otra una culpa contraida, unos deberes impuestos o una personalidad distinta...

Saludos

Carlos dijo...

Vero: Totalmente de acuerdo contigo, de hecho hay una diferencia muy grande y esa es la moraleja de esta historia, unos sufren porque quieren y otros porque les toca.

Saludos ;)

JASVI dijo...

Carlos, querido Carlos, tú sabes que no hablo de esos buenos ejemplos!!

Beso... O_u

Jackie dijo...

El primero fue un niño abusado, ahora los otros dos... mejor me callo.

(que ganas tengo de no callarme)

pero me callo.

(para esas cosas ahora hay litium y anti-psicoticos)

AAAARGGGGGG !!! no me podia callar?

Rockolero Jack dijo...

Y yop que me quejaba de mis traumas psiologicos porque mi sacrosanta madre me ortigo una vez, juaz! ...Cacho nomas profe," yo si me quiero" como diría un sabio filósofo.

Gran post compadre, y de leyff la moraleja que escribió de comment: "Unos sufren porque quieren y otros porque les toca".

Eso si, la Rosita bien masoquista y el proshor Chino sabio pero bien extremista en mutilarse a si mismo.

Topes proshor, gran post y abrazo bro!

cieloazzul dijo...

Vaya!!!
los tres casos son de verdad extremos, y como dice rockolero, la santa era masoca!!! debió conseguirse un dominante, para que por lo menos..... ahummm tu sabes:)
jajaja te quiero amoremio!!

MANUEL ANGEL ARRIAS dijo...

Buenas, su blog ha sido digno merecedor de un premio el cual puede conocer en la entrada del blog,…

http://delibreopinionpolitica.blogspot.com/2009/08/premios-blogs.html


Saludos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Bueno la primera historia es muy profunda, un estudio extremo y trajo una reacción extrema.

La segunda historia una mujer enferma mentalmente, se nota que no conoció del amor de Dios, ya que El mismo la formo con sus propias manos, como es posible que la gente sea tan extremista.

La tercera, en verdad que es algo loco eso que se hizo ese hombre, si sabía que no le tenían confianza, mejor no hubiera estado en ese puesto, mutilarse a sí mismo, un ser humano que nunca conoció el amor propia de amarse primero a si mismo par amar a los demás.

Al final historias impactantes y algo frustrantes.
Saludos

Belén dijo...

Ostras, me he quedado de piedra con la mujer, tu.. estaba loca de verdad!

Besicos

Hipatia dijo...

Me quedo con el ejemplo de Stuart Mill, conozco alguno parecido en el siglo xx...
Entiendo que se casara tan tarde; mientras su padre le apretaba las tuercas de esa forma ¿dónde estaba la compasión y mediación de su madre?

Supe de este hombre a través de la asignatura de filosofía (colegio) de mi hija, y me llamó la atención cómo se trataba al personaje; encontré ternura en la exposición... Inevitablemente se salía de la lección encariñado con el filósofo que, entre otros muchos méritos, amaba, respetaba y defendía a las mujeres.
Un abrazo, Carlos,y gracias, desde la Enterprise.

Lara dijo...

Pues no, no deberíamos quejarnos tanto porque siempre hay alguien que lo tiene peor que nosotros. En fin.... supongo que es una fea costumbre ;)
Muuuuuacks!

Alleta dijo...

Pues yo despues de leer -sobretodo las 2 ultimas historias- lo que hago es darle gracias a Dios, de que despues de todo no me hizo tan loca. Porque (con el perdon de Sta. Rosa) esos 2 les faltaba mas de un tornillo!

Roze Meisje dijo...

:( me siento culpable jeje

No es que la santa me ha dejado pasmada!!! y el castrado locooo, pero parece tan mito lo del castrado, digo si te cortas allá abajao es probable que mueres desangrado y al loco no le paso nada jeje

Amorexia. dijo...

esas no son vidas extremas, son vidas de LOCOS!!!

El papá de el primero era un sadomasoquista in extremis, la disque santa una loca acomplejada, perplejo me deja que canonicen a cualquiera!(ya no hacen santos como los de antes)y el tercero, bueno, en verdad le tenía miedo al emperador ese, mira que hacer eso definitivamente no!

Deshora

El Hippie Viejo dijo...

Realmente son extremos los casos que contaste Carlos.
Coincido al respecto con lo que dice Veronika.

Si,
grande la Liga!!!
unos años atrás era impesado esto, no?,
qué bueno que todo se nivele Carlos.

Te mando un abrazo Grande Amigo!

Adal

El Hippie Viejo dijo...

si las llaves se dan quizás nos encontremos en la Sudamericana,
estaría bueno!

El antifaz dijo...

Hemos sabido de la infancia de John Stuart; me pregunto por la infancia de Isabel y de Kang Ping.
La educación y lo que nos ocurre cuando somos niños, marca un camino difícil de abandonar.
Saludos.

lidia dijo...

e maravilloo tu mundo carlos!
un abrazo ah y lo del niño y niña padre fue un juego de ellos...no es verdadero
lidia-la escriba perenne
www.deloquenosehabla.blogspot.com

Karina dijo...

Me has dejado KO...

Lo de Santa Rosa lo sabia, pero no con los ejemplos que has puesto...

Uhmmmm ... me has dejado KO ...

Un beso

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Y nosotros que estábamos protestando por la molesta humedad del ambiente!
El sacrificio "per se" e "ipso facto" no nos apetece, para qué los vamos a engañar.
¿Lo contrario al sacrificio qué sería?, ¡¡el beneficio!!, sí, correcto, eso nos gusta mucho más... ¿dónde está la fila?
Saludos y hasta pronto. Ahhh, vamos a tratar de conseguir el libro que recomiendas.

Ka-tica dijo...

Bueno yo mas bien diria que buscaron una forma de vivir bastante extraña!!!
ni mejor ni peor, pero si extraña!
quien sabe que cosas se querian demostrar, o querian aprender, lo que si definitivamente es que el ser humano sea quiza uno de los unicos animales que hacen este tipo de esfuerzos con un fin especifico!!!
Ojala que al final de sus vidas al menos se hayan sentido satisfechos de vivir tales extremismos!!!
=)

Angélica dijo...

1. Demasiada exigencia para un niño, no entiendo a esos padres. Aunque le haya servido para superar la depresión, cosa que fue causada por lo demás de tanta instrucción y poca infancia (creo yo).

2. Santa Rosa de Lima más me parece una masoquista, porque entregar su vida a Dios y encima maltratarse físicamente, no, eso no cabe en mi cabecita.

y 3. Sí que es divertida la historia de Kang Ping, ¿cómo tan gil? y ¿habrá sido feliz en su nueva vida de Eunuco? eso me gustaría saber Carlitos.

Beso.

P.S. (la historia siguiente no la leí completa... jajajá, el fútbol... la pelota es la culpable, la odio jajá). Otro besito.

 
Ir Arriba