domingo, septiembre 20, 2009

El secuestro de D.B. Cooper

El 24 de noviembre de 1971 un hombre que se hacía llamar Dan Cooper abordó en Portland el vuelo 305 de la Northwest Airlines con destino a Seattle. Ya en el avión llamó a la azafata y pidió un bourbon con soda. Al cancelar, le pasó un papelito con una nota. La azafata le sonrió y no leyó el papel porque creyó que Cooper la estaba coqueteando. Enseguida el hombre se puso de pie, se acercó a la azafata y le susurró al oído que por favor leyera la nota, luego le sonrió y volvió a su asiento. La azafata leyó la nota que decía:
"Tengo una bomba en el maletín. La usaré si es necesario. Siéntese a mi lado. Esto es un secuestro."
Cuando ella se sentó a su lado, él abrió ligeramente su maletín y después de un guiño de ojo le mostró a la azafata su contenido, unos cilindros gruesos con cables de color rojo.

La azafata enseguida informó al piloto, que pidió instrucciones al control aéreo de Seattle, desde donde le recomendaron que cooperara con el secuestrador. El pasajero les comunicó entonces sus exigencias: quería $ 200.000 sólo en billetes de $ 20, cuatro paracaídas y que recarguen de combustible al avión, a cambio de la liberación de los pasajeros. Cooper había dado también instrucciones previas a la azafata de no descender hasta que le confirmaran que el dinero y los paracaídas estuviesen listos. Durante el resto del vuelo, Dan siguió saboreando tranquilamente su bourbon mientras esperaba el aterrizaje como todo un gentleman.

El avión llegó a Seattle donde se hizo la entrega del dinero, los paracaídas y combustible, sólo entonces desembarcaron los pasajeros sin el menor rasguño y ajenos totalmente al secuestro del que fueron víctimas. Pidió se quedaran sólo el piloto, el copiloto y una azafata. Curiosamente Cooper ofreció una propina de $ 2.000 a dos azafatas que bajaron, las cuales obviamente no aceptaron. Enseguida ordenó a la tripulación dirigirse hacia Reno (Nevada), y que volaran bajo los 10.000 pies de altura –unos tres mil metros-, la tercera parte de lo habitual, y con el tren de aterrizaje bajado. Dos aviones cazas militares los seguían de cerca. Después de pedir otro bourbon, ordenó a la azafata que se encierre en la cabina de mando.

En la parte posterior de los Boeing 727 hay una escalerilla que se abre desde adentro, y en cierto momento de la noche, mientras el avión sobrevolaba aún el estado Washington -se supone-, Cooper consiguió abrirla y a partir de entonces no se ha vuelto a saber de su vida. Desapareció de la faz de la tierra.

Escalera posterior Boeing 727

Los aviones que les seguían nunca vieron nada y no se sabe dónde aterrizó, pero se cree que fue en las inmediaciones de un poblado llamado Ariel, unas 30 millas al norte de Portland, y aunque el FBI le siguió la pista durante años, jamás obtuvo resultados. Hoy se cree que pidió los cuatro paracaídas, haciéndoles creer que eran uno para cada persona, y así evitar que le dieran uno que no funcionara.

Retrato de Dan Cooper proporcionado por el FBI

Un agente de policía escribió incorrectamente “D.B.” para identificar a Dan Cooper, y nunca se corrigió ese error, por eso, aún se le conoce como el caso D.B. Cooper.

El éxito de este delito fue tan rotundo, que en 1972 varios avezados quisieron emularlo en casos similares, pero enseguida el FBI atrapó a los delincuentes. De hecho hoy en día todos los Boeing 727 llevan unos dispositivos llamados “Cooper Switches”, que impiden que se abran las compuertas mientras el avión se encuentra en pleno vuelo.

El mito del secuestro se reavivó en febrero de 1980, cuando una familia que realizaba un picnic al noroeste de Vancouver, Washington, encontró junto al río Columbia $ 5.800 en un fajo de billetes deteriorado de $ 20 que al parecer pertenecían al botín. A partir de este hallazgo la zona se volvió un mito para los cazadores de recompensas que buscaron fervientemente su cadáver y el botín. Llegaron al extremo de rastrearlo en un lago local con ayuda de un submarino.

Billetes encontrados en 1980

De los cientos de sospechosos que tuvo en su momento el FBI, quien más cerca está de encarnar el mito es Kenneth Christiansen. Amante del Jack Daniel’s con coca cola, ex militar, ex paracaidista, ex auxiliar de vuelo y residente del Estado de Washington. Kenneth se compró una casa apenas un año después del secuestro, la cual pagó en efectivo. Trabajó años antes del incidente como mecánico y jefe de cabina para la misma aerolínea, pero lo más importante, fue también paracaidista de alto riesgo en el Ejército. Lastimosamente, esta confesión fue hecha por su hermano después de que Kenneth muriese en 1994.

Kenneth Christiansen

Aunque el FBI no ha cerrado el caso, algunos agentes presumen que Cooper no sobrevivió al salto por haberse dado el mismo en medio de una tormenta, y por lo agreste de la zona. De todas formas, siempre es más agradable mantener el mito vivo, creer que hubo un tipo que sobrevivió después de hacer un robo tan ingeniosamente preparado, sin necesidad de ser un político. Este es el único secuestro aviatorio que no ha sido resuelto en los Estados Unidos.

Fuentes:
NY Magazine, El País
Enzodavid

37 comentarios:

guadis! dijo...

Éste es el D. B. Cooper que salía en la primera temporada de Prison Break??

Javier dijo...

ooooooooh... qué interesante!!

Carlos dijo...

Guadis, me han contado que en la serie Prison Break hay un personaje basado en D.B. Cooper. Yo no sigo la serie, así que poco te puedo aportar al respecto.
Abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

No puedo evitarlo.
Yo le erigiría un monumento.
Que clase, que nivel.

Saludos.

Betty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Betty dijo...

Me encantan estas historias, y a pesar de estar del otro lado de la ley, no puedo evitar sentir simpatía por esta clase de personajes ;)
Saludos

KARMILA dijo...

Vaya Carlos muy bien muy completo el post.

Ojala ya no se repitan estos incidentes con gente asi de loca, pero bueno.

Te dejo besos enormes¡¡

Lara dijo...

Un delito elegante y con clase.
Muuuuuuuuuuacks!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Cuán hermoso sería ir de paseo a algún lugar alejado y encontrar un botín así... ¿no sería algo realmente encantador?
Saludos.

Georgells dijo...

Cada vez que leo una anécdota semejante y miro mi propia vida, me entran unas ganas monumentales de atracar el banco más cercano. (Lo cual no debe ser ni ético ni conveniente, pero el mero pensamiento es delicioso).

Lo que creo que nos atrae de estos tipos es: que nadie sale lastimado, que no es una "venganza personal", sino en todo caso un ajuste de cuentas contra el sistema y que al final logra escapar. Es un tipo de heroicidad negativa, pero sumamente atractiva.

Mmmhhh, quizá podría asaltar a los visitantes a alguna enorme torre de apartamentos y huir en globo aerostático... debería pensarlo un poco más... jeje.

Abrazo!

G.

Mariluz dijo...

Amables bandidos :-))
buena historia, mi amigo, curiosa...
beso y abrazo

lopillas dijo...

ajajja me ha encantado lo de "sin necesidad de ser un político". Buenísimo el golpe. Tanto como el de este tipazzo.
Un beso, Carlos

DANI dijo...

Dicen que de sueños vivimos, no??

Un abrazo amigo

© Lilium - Lilith dijo...

Hola Querido Carlos, paso a saludarte y desearte un Feliz Cumpleaños--aunque un día atrasado...:(--perdón!!!

Que este nuevo año te traiga una espectacular cosecha positiva y súper buena, acorde a tu siempre extraordinaria siembra:).

Te dejamos un súper besote desde el otro lado del mundo:).

MAR dijo...

YO TAMBIEN VENGO A DESEARTE UN FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!!!!!!
CON TODO MI CARIÑO AMIGO.
BESOS
MAR

Alimontero dijo...

♫♫♫Felíz felíz en tu día♫
amiguito que Dios te bendiga
que reine la paz en tu vida
y que cumplas muchos mássss ;-) ♫♫♫

Pienso que un felicidades siempre cae bien, aunque sea atrasado..."dura mas el cariño" jejejeje...
Sin duda que esta historia es de un nivel inigualable!!

Te abrazo con todo mi corazón!!
muacccccccccc!!

Ali

Unmasked (sin caretas) dijo...

Un feliz cumpleanios atrasado.

FEliz cumple mi querido, te recuerdo siempre.

Besos,

Petra

Varth Deider dijo...

D.B Cooper estuvo encerrado en la presión de Fox River. Poco antes de morir, le reveló a Michael Scofield la ubicación del botín.

Michael encontró el dinero pero luego, en Panamá, el dinero fue a parar al fondo de un lago y Michael terminó en la prisión de Sona.

Yo pensé que D.B. Cooper era una invención de la gente de Prison Break.

Buen post!!!

Belén dijo...

Pues este secuestro si que mola, porque aunque la azafata si se pegó un susto de muerte, el resto de los pasajeros no notó nada...

Besicos

Gabiprog dijo...

Y no hay pelicula???

:O

Que historia!!

Alí Reyes H. dijo...

Caray Carlos...Tus historias son tan increíbles que ya no tengo qué comentar

GABU dijo...

Justo iba a preguntarte lo mismo que GUADIS!!
jajajjajajaajjaja

Es increìble que aùn a tantos años,el caso sigue abierto,no??
Digo,es que para los americanos nunca prescriben las cosas??

P.D.:Por otro lado tambièn me resulta curioso que todos los casos de secuestro de naves aereas hayan sido resultos menos èste,acaso siempre se encuentra un chivo expiatorio tal vez (?)

Dudas y màs dudas existenciales amigo mìo...

TE DEJO MIS BESITOS FLORIDOS ♣

Sergio dijo...

Carlos como siempre tus historias son formidables y está además nos muestra a un personaje muy elegante, que manera de controlarse en ese acto de secuestro.

Y aprovecho para desearte un feliz cumpleaños y dejarte aquí unas mañanitas para que las oigas y pienses que te las estamos cantando entre toda la pandilla que te sigue.

http://www.youtube.com/watch?v=_Gsp7z-9zso&feature=related

Un abrazo hermano

Ana dijo...

Navego por tu relato y no sé si disfruto más de la historia o del fondo transparente de las aguas, por cómo lo cuentas.
Como sea me me atrapas.Y me gusta dejarme atrapar por tu estilo.
Un abrazote patagónico.

Cecy dijo...

Je.
Que tipo listo.
Aunque no este bien.


Besos, Carlos querido.

JASVI dijo...

Hay que emoción!!!

Me gustó, no deja de ser un crimen, pero me gusto!!!

Gracias Carlos!

Justy Walker dijo...

Muy interesante...

Saludos

Roze Meisje dijo...

Llegue tarde al feliz cumple! pero más vale tarde que nunca!! feliz cumple!!!!!!!

Gizela dijo...

La entrada está buenísima, pero esa frase final "tan ingeniosamente preparado sin ser un político" ..
No tiene desperdicio jajajaja!!!!!
Los rumores cantan cumple...
Feliz cumple y todo lo más lindo del mundo para ti.
Un besote inmenso
Gizz

Angélica dijo...

Chis! toitítas te vienen a saludar atrasao! yo fui la única que te saludé adelantao! juas juas.

Me hiciste reír mucho con esta frase: "hacer un robo tan ingeniosamente preparado, sin ser un político" jajajá, todavía me río. Es la pura verdad.

Y de la historia. Mmmmm, seguro el tipo dejó parte de la plata botá pa que creyeran que había muerto por ahí. Me tinca que ése que era mecánico y que se compró la casa al contado es el culpable que los hizo lesos a todos (igual que el comprador de cartuchos de tinta!).

Besos mi querido Carlitos.

Mar y ella dijo...

Adore esta historia...buenisima...
Como estuvo el cumple??...


besitos cudiate siempre..
Mariella

MARCRISPA dijo...

La equiparación con los políticos ladrones es simpática, pero poco real, pues a que roban sin avión, sin paracaídas, con billetes virtuales y no de 20 $, que aterrizan en cuentas bancarias de todo el mundo o en alguna muy secreta de Suiza...
Y se desaparecen los dineros pero no los políticos... ¡ojala y fuera al contrario!!

buen post

abrazos y besos (de sabiduría) jeee

GerardoA dijo...

Estimado Amigo Carlos. pasa por mi blog hay un reconocimiento allí para ti y tu trabajo. Un gran abrazo. Exelente entrada, estupenda copilación.. Kadosh, éxito en todo lo que emprendas. G.A.

esteban lob dijo...

Gran caso, del cual yo no tenía conocimiento. Nunca se termina de aprender en tu blog, estimado Carlos.

Un abrazo.

Carlos dijo...

Que nota interesante cumpa, siempre hay un destello de secreta admiración por estos arriesgados personajes que llevan a cabo sus audaces ideas sin dañar a nadie. (eso si, yo hubiese saltado con una azafata) :)

Abrazón.

cieloazzul dijo...

wow! de éstas hitorias me gustan!!! que te quitan el respiro y terminas aplaudiendo al ingenio!
jajaja
besos amoremiodemisamores..

anza dijo...

A mi me hubiera gustado que el papelito que le dio a la azafata dijera "nos vemos en el bañito en 5 min" muajajajaja hubiera estado padre la historia un besooo

 
Ir Arriba