martes, noviembre 17, 2009

Codex Gigas o La Biblia del diablo

Bajo este curioso nombre se esconde una hermosa obra de arte que tiene una simpática historia.
Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo en un pequeño convento benedictino, en el pueblo de Podlazice, en Bohemia Oriental, un monje cometió un grave delito. La comunidad de frailes lo juzgó y como castigo, el monje fue condenado a ser enterrado vivo en el interior de un muro.
El desesperado monje ofreció que para la expiación de su culpa y para gloria del convento benedictino escribiría en una sola noche el mayor libro jamás visto por el hombre.
Nadie se lo creía, pero al final le trajeron una pluma, gran cantidad de pergamino y un tintero, entonces el monje se puso a copiar textualmente la Biblia. Escribía lo más rápidamente que podía, consciente de que estaba en juego su vida, pero a media noche se dio cuenta de que no acabaría la obra a tiempo. Llamó entonces al diablo para que le echara una mano, quien apareció ese mismo instante y el monje le vendió el alma a cambio de su ayuda. El libro fue terminado al amanecer.
Por su tamaño, este es el mayor manuscrito medieval del mundo.



Como siempre, los mitos y leyendas son maravillosos, pero a apartándonos de la fantasía, es bastante probable que esta reliquia que data de al menos 800 años, si haya sido escrito por monjes porque contiene un compendio de conocimientos de la orden benedictina de aquel tiempo, incluyendo una transcripción completa del Antiguo y del Nuevo Testamento, La Guerra de los judíos de Flavio Josefo, la obra Etimología de San Isidoro de Sevilla, una lista de Santos del siglo primero, Tratados sobre el cuerpo humano de Galeno y una guía para determinar la fecha del día de Pascua.
Contiene también una copia de la "Crónica" de Cosmas que relata la historia checa y una lista de los hermanos de la comunidad religiosa de Podlazice, con un necrólogo y nombres de 1635 difuntos.


Se estima que el/los autores tardaron de 10 a 12 años para escribirlo. El libro mide 90x50 cm, pesa 75 kilos y originalmente tenía 640 páginas de las que sobreviven 624 en una condición relativamente buena. Se calcula que para confeccionar sus hojas de pergamino deben haberse sacrificado al menos unos 150 burros.


Hoy es considerada la 8va Maravilla del mundo antiguo y pertenece a la Bibliotea Real de Suecia, pero antes de llegar ahí, ya tuvo su recorrido.
En el siglo XIII, los benedictinos del monasterio de Podlazice -donde fue confeccionado-, se endeudaron y tuvieron que empeñar el valioso documento. Fue recuperado nuevamente en 1295 por el abad del monasterio benedictino de Brevnov, en Praga. Durante las guerras husitas del siglo XV el libro estuvo guardado en el inexpugnable monasterio de Broumov, en Bohemia Oriental.
En 1594, el emperador Rodolfo II rescató el manuscrito gigante su celda en Broumov, incorporándolo a sus espléndidas colecciones de objetos raros.
Cuando las tropas protestantes suecas se tomaron el Castillo de Praga en 1648 en la Guerra de los 30 años, saquearon y se apoderaron de las colecciones del rey Rodolfo. Desde ese año el Codex Gigas se encuentra en Estocolmo.



Desde el siglo XVII esta reliquia ha salido sólo tres veces de Suecia: En 1970 fue exhibido en el Museo Metropolitano de NY y en 1997 en Berlín.
El año 2006 fue cedida a Praga para una breve exposición y se cumplió así el sueño de miles de checos de ser exhibido en su país de orígen.

Ahora, a mis lectores que no son ecuatorianos, les cuento que la historia de este manuscrito me recuerda a una tradicional leyenda quiteña acerca de la construcción de la Iglesia de San Francisco en Quito, la cual dice que en tiempos de la colonia los curas franciscanos contrataron al indio Cantuña para construir ese templo, el cual no pudo cumplir con la entrega en el plazo acordado, por lo que corría el riesgo de ir a prisión, ya que los curas le habían pagado la obra por adelantado.
Una noche, se le apareció el diablo y le ofreció terminarla en una sola jornada a cambio de su alma. El apremiado Cantuña aceptó la propuesta y a la noche siguiente, miles de afanosos diablillos trabajaron intensamente y al alba la tenían lista. Pero antes de recibirla, el astuto indígena retiró una piedra y la obra, en la práctica, quedó inclusa. Este detalle le salvó de los horrores eternos del infierno y por supuesto, de ir a parar en la cárcel.

Iglesia de San Francisco en Quito

Según los historiadores, la construcción de la iglesia y del convento de San Francisco se inició 15 años después de la fundación española de Quito, aproximadamente por el año 1550, y se terminó en 1680, 130 años después de haberla empezado.
De todas formas, aunque falsas e inverosímiles, vemos que este tipo de leyendas forman parte del imaginario y el folcklore de los pueblos tanto de América como de Europa.

Fuentes y fotos:
Historia.mforos, National Library Swedwen, Radio Praga

22 comentarios:

Javier dijo...

siempre tú con tus historias... está muy buena, eh!

TORO SALVAJE dijo...

Muy instructivo.
Gracias.

Saludos.

ElPoeta dijo...

Gracias, Carlos. Como siempre, nos traes historias interesantes y leyendas fabulosas. Un abrazo,
V.

GABU dijo...

Cada vez me asombro màs y màs de la cantidad de veces en que el diablo metiò la cola!!!
jajajajajajajajaj

Yo digo,no??
En el caso de tratarse de religiosos,por què confiarle tanta fe al diablo en lugar de Dios (?)

P.D.:Y que interesante la leyenda de tu pueblo,por lo visto en todo el mundo al diablo le han dado para trabajar... ¬¬?

Y me diste ganas de averiguar con què fàbula similar contamos aquì en Argentina...

MUCHIOS BECHIOS

lopillas dijo...

Se considera la 8va maravilla del mundo antiguo? El considerador que lo considera menudo considerador será :P
Qué tienes Carlitos que te veo últimamente enzarzado en historias de ángeles y demonios?
Tridente y alitas ante la duda ;)

Besitossss

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Wooww q interesante tu post!!... creo q entrare a google a investigar mas... gracias!
Un beso

isis de la noche dijo...

Y dicen que se puede ver el lugar en que falta la piedra con que Cantuña se libró de darle su alma al diablo ;)

Yo nunca he logrado encontrarlo jeje..

un abrazo

fl(h)uir dijo...

me gusta el detalle de quitar la piedra, "sed astutos como serpientes", dijo el señor, "y cándidos como palomas"

cieloazzul dijo...

Vaya! como me gusta aprender de tu mano queridisimomio!
tequiero!
besos!

José Ignacio dijo...

Es curiosa que una de las labores de los monasterios en la Edad Media fuera la escribanía.
Reproducir la sabiduría acumulada fue loable si se hubiera podido compartir.
El conocido libro no creo sea muy útil para su lectura y parece, más bien, una obra de arte para ser expuesta.
Lástima que el fraile no arrancara una sola hoja.
Un abrazo

Belén dijo...

El diablo cojuelo siempre está para los imposibles, eh?

Besicos

anza dijo...

hahhaha que mellooo :S

JASVI dijo...

Carlos que maravilla, que hermosura de ejemplar, mi hermano hizo una especialidad en libros antiguos y ya mismo le envio el link de tu blog para que lea la historia.

Es asombroso el estado físico!!

De las historias del diablo colado, mmm te diré en México hay muuchas jajaj!!

Besos Carlos, seguido te escucho y te recuerdo con cariño!

moderato_Dos_josef dijo...

como siempre me ha encantado leerte y disfrutar de las originalidades que nos enseñas.
Un abrazo!

eLzO dijo...

Buena entrada.En julio yo tambien hable de La Biblia del diablo.

Existe un documental de National Geograpic que explica la historia de este grandioso libro:

+Inf: http://elzo-meridianos.blogspot.com/2009/07/el-codex-gigas-o-la-biblia-del-diablo.html

Salu2

Gabiprog dijo...

Si es que echamos mano rapido del diablo cuando nos conviene...
jejeje

Georgells dijo...

Existe otro ángulo que siempre me ha fascinado: la creación humana volcada a lo divino.

Tanto el Codex Gigas como la Iglesia que nos reseñas tienen algo en común: eran obras para Dios. Fueron creadas con ese espíritu de trascendencia. Algo que ahora se echa de menos en tantas otras cosas...

De ahí que recurrir al Diablo para la manufactura viene como anillo al dedo ;-)

Abrazo!

G.

Dragonfly dijo...

WOW... yo que me quejo siempre de escribir cinco horas seguidas en mi prueba de grado para Auditoria Teórico.

Interesantísima como siempre.

Besos ;)

El Hippie Viejo dijo...

disculpe mi ignorancia ¿quien es Menotti??
decía Borges cuando le hablaban de Menotti, quien fuera técnico de la selección argentina en el 78'.
(el hombre sabía pero manejaba muy bien la ironía)

aquí lo mismo
disculpe mi ignorancia Carlitos
¿por qué los burros sacrificados y pergaminos??

Bien por estas historias
y más bien por La Liga
7-0 nada más y nada menos
felicitaciones!!!

te dejo un abrazo Grande Carlos!

Adal

prismatico dijo...

La octava maravilla, jeje algo nuevo se aprende cada día. Muy buenos datos Carlos.

Por cierto paso a felicitarte por el triunfo de Liga donde creo Liga no vendió su alma al diablo y espero tu impresión en Futblog.

Saludos

CUENTAGOTAS dijo...

Execelente Historia, nuestra cultura como muchas más encierra un sin numero de leyendas urbanas dignas de contarlas, felicitaciones

Fernando Pio dijo...

Una leyenda similar corre sobre el acqueducto de Segovia
http://usuarios.lycos.es/desiertoazul8/links0.html

 
Ir Arriba