domingo, enero 31, 2010

La historia de 'Canelo'

Esta historia comienza a finales de la década de los 80 y es la historia de un perro cualquiera con su amo, una de esas historias que podemos ver en cualquier esquina de cualquier ciudad.
"Canelo" era el perro de un hombre que vivía en Cádiz. Una mascota que seguía a su dueño para todas partes y en todo momento. Este hombre anónimo vivía solo, por lo que el buen perro era su más leal amigo y único compañero. La compañía y el cariño mutuo los hacía cómplices en las miradas y hasta en los gestos.


Cada mañana se los podía ver caminando juntos por las tranquilas calles de la ciudad cuando el buen hombre sacaba a pasear a su amigo. Una vez a la semana uno de esos paseos eran hacía el Hospital Puerta del Mar ya que debido a complicaciones renales el hombre se sometía a tratamientos de diálisis.
Obviamente, como en un hospital no pueden entrar animales, él siempre dejaba a Canelo esperándolo en la puerta del mismo. El hombre salía de su diálisis, y juntos se dirigían a casa. Esa era una rutina que habían cumplido durante mucho tiempo.

Cierto día el hombre sufrió una complicación en medio de su tratamiento, los médicos no pudieron superarla y éste falleció en el hospital. Mientras tanto "Canelo" como siempre, seguía esperando la salida de su dueño tumbado junto a la puerta del centro de salud. Pero su dueño nunca salió.
El perro permaneció allí sentado, esperando. Ni el hambre ni la sed lo apartaron de la puerta. Día tras día, con frío, lluvia, viento o calor seguía acostado en la puerta del hospital esperando a su amigo para ir a casa.

'Canelo' en la entrada del hospital

Los vecinos de la zona se percataron de la situación y sintieron la necesidad de cuidar al animal. Se turnaban para llevarle agua y comida, incluso lograron la devolución e indulto de Canelo una ocasión en que la perrera municipal se lo llevó para sacrificarlo.
Doce años, así como lo leen. Ese fue el tiempo que el noble animal pasó esperando fuera del hospital la salida de su amo. Nunca se aburrió ni se fue en busca de alimento, tampoco buscó una nueva familia. Sabía que su único amigo había entrado por esa puerta, y que él debería esperarlo para volver juntos a casa.
La espera se prolongó hasta el 9 de diciembre del 2002, en que Canelo murió atropellado por un auto en las afueras del hospital.

Deambulando cerca de la entrada

Un final trágico, pero esperanzador para quienes amamos los animales, para quienes quizá ilusamente creemos que en el más allá todavía hay algo que nos espera.

La historia de Canelo fue muy conocida en toda la ciudad de Cádiz. El pueblo gaditano, en reconocimiento al cariño, dedicación y lealtad de Canelo, puso su nombre a un callejón y una placa en su honor.


A Canelo
Que durante 12 años esperó
en las puertas del hospital
a su amo fallecido.
El pueblo de Cádiz como homenaje
a su fidelidad.
Mayo de 2002


Esta es una de esas historias que no necesita de grandes héroes ni de hazañas épicas como las que estamos acostumbrados escuchar. Es una historia sencilla y cotidiana de lealtad, de esas que están a la vuelta de la esquina y que nos pueden pasar en cualquier momento.
Acabando de escribir este post iré a abrazar muy fuerte a mi perro.

Fuentes:
Ciao, Aprodea, Linde5

¿Fue útil o de tu agrado el artículo?

* Ahora también puedes seguirme en Twitter:

33 comentarios:

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

me acabas de hacer mierda con estas historia. ayer en la noche se murió mi Vodka, mi cachorrito blanco.

Pentapodologa dijo...

se me hizo la piel de gallina! yo sigo diciendo y seguiré diciendo los perros SI SON los mejores amigos del hombre!

Majinga SXEtto dijo...

Y se puede aun dudar del verdadero significado de LEALTAD y de lo que implica AMOR INCONDICIONAL, quien dice que nosotros somos la especie dominante? por creernos con derecho de terminar con la vida de un ser vivo eso nos da el título aquel?, estos seres maravillosos tienen muy claro lo que significa el AMOR sin prejuicios sin barreras sin peros; nos enseñan a diario lo que significa tenr un lazo de afecto aun cuando no sea recíproco, puede entonces decirse que son "mascotas"??? yo los llamaría guías espirituales que nos muestran con el ejemplo lo que venimos a aprender en este plano terrenal; si se habla de almas gemelas aca hay un claro ejemplo de ello, fiel hasta el día de su muerte física, no abandono nunca a su AMIGO aun cuando todo te demuestre a gritos que estás perdiendo el tiempo.

Puede haber una explicación más práctica y sencilla de los que es ser un AMIGO?

Me has tocado las fibras más sencibles lokuas, me recordó a mi Fiorellita que cuando estaba bajoneado o enfermo ya sea espiritual o físicamente ella sabía como ayudarme, me entendía por decirlo así, con sólo verme llegar ya sabía lo que necesitaba, me dolió mucho ver su sufrimiento al final de su paso por aca pero se que le dí calidad de vida en retribución a su amor incondicional.

Gracias por esta historia que nos recuerda que aun en un exterior frío y rudo tenemos por dentro un espíritu sensible e inquebrantable.

TORO SALVAJE dijo...

Conocía la historia.
Mucho mejores que las personas.

Saludos.

Lara dijo...

Ya que muchos humanos aprendiéramos algo de los perros.
Muuuuuuuuuuuuuuuacks!

lopillas dijo...

Qué historia más triste Carlos. Y nadie acogió a Canelo? 12 años
Bufff
Besote

pollo dijo...

gran historia... es por eso q es nuestro deber cuidar de los animales, son seres puros y nobles de los q debemos aprender mucho

Pao dijo...

Que historia mas maravillosa... Gracias por compratiral con nosotros!
Los animales son seres NOTABLES.
Un abrazo grande..
Paola

Dragonfly dijo...

Awww Carlitos, estoy con un nudo en la garganta, que historia tan bonita y de tanto amor.

Besos ;)

Anakriks dijo...

Wow, que hermosa historia! y una vez más cae como anillo al dedo eso de que mientras más conozco a los hombres, más quiero a mi perro; porque no hay nada como el cariño incondicional de un perro por sus compañeros de manada. Por ese ser humano al que el acepta como su familia.

Y gracias por recordarnos que son parte de nuestra familia y que están dispuestos a todo por nosotros. Cuánto debemos aprender de esa fidelidad irrestricta. Y como tú creo q me voy a abrazar a mi can.

Belén dijo...

Ay Carlos, tu sabes que tenía un perrito, que se murió hace apenas dos semanas... esta hostoria me ha dejado tocada...

Besicos

esteban lob dijo...

Comparto, estimado Carlos, que es alentador el reconocimiento hecho por la ciudadanìa a tan notable amor por su amo.
También, como pasa con algunos humanos, el noble perro recibió un justo homenaje tras su partida.

GABU dijo...

Que historia tan emotiva como triste a la vez,amigo...

P.D.:La fidelidad de las mascotas creo que no podemos ponerla en duda,verdad??

MIS BESITOS ♣

seraquenoseve dijo...

Haaaay Carlos me has sacado un par de gotitas extrañas de los ojos.

Mi padre conocía esta historia, a parte de que me recodaste a él, me hiciste recordar con cariño que a un perro de mi hermano le puso "Canelo" por ésta historia, lamentablemente un loco del barrio donde vive mi madre pasaba en su bicicleta y un día lo mordió, al poco tiempo volvió a pasar en bici cerca de la media noche y le disparo al pobre Canelito, nos dolio mucho, por que fue el último perro que mi padre nos dio.

Maravillosa historia Carlos, conmovedora!

Gabiprog dijo...

Al final ya sabemos de quién debemos heredar humanidad...

Cecy dijo...

Me dió por llorar.
Que lealtad, amor incondicional.
Si uno aprendiera de ellos, el mundo seria mejor.

Abrazto mi Carlos.

Nita- dijo...

Los perros son simplemente maravillosos. ¿Sabes? Me hiciste acuerdo del capítulo de Futurama cuando Fry encuentra petrificado a Seymour, su perro y trata de volverlo a la vida. Al final decide que no por creer que él encontró otro dueño y fue feliz. El final del capítulo es súper que triste. El perro permaneció afuera de la pizzería hasta que murió. Tal como Canelo :o(

Y bueno, no sólo los perros son así. Yo tengo dos gatas y aunque no son tan cariñosas como los perros, en algunas ocasiones, cuando mi mamá o yo hemos estado tristes, ellas se han acercado y se han acostado cerca, en un apoyo mudo. Es como si percibieran nuestras energías :D

La Dama del Abismo dijo...

Me has echo llorar con tu historia.

Citizen dijo...

Pfff... qué historia tan conmovedora y aleccionadora! Muchas Gracias por compartir, hermano!
Un gran abrazo para tí, y para tus leales mascotas.

Ana dijo...

Quizás el perro en ese lugar, en la puerta del hospital, encontró todo lo que necesitaba. Y lo demás lo ponemos nosotros reflejándonos en él.

Juan Montalvo dijo...

Nunca he sido un "dog person". Precisamente es la lealtad canina, fidelidad al amo, la que me produce mayores reparos por su incondicionalidad que a veces les hace ser fieles a auténticos majaderos o a personas sin escrúpulos que los entrenan para otras cuestiones. A mí, la historia de Canelo no me emociona como un canto a la fidelidad, sino al amor. Cabe preguntarse si el amor es consecuencia de la lealtad o si la lealtad es una condición imprescindible para amar.

Felicitaciones por la mención, a doble página, en la Revista Vistazo... Sana envidia, amigo Carlos...

Lorena dijo...

Conocía la historia, pero recordarla me enternece. La fidelidad de los perros me parece sobrecogedora. Yo tengo tres en casa y son mi mayor alegría. Quizá les atribuyo demasiada personalidad, pero para mí, además de parte de mi familia, son indispensables en mi vida :)
Un besazo!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Simplemente impresionante, ojala la fidelidad humana tuviera el 1% de la que Canelo tuvo. Por eso Diógenes decía entre más conozco a la gente, más amo a mi perro.

Canelo un perro lleno de virtud, 12 años es demasiado tiempo para un perro, son más de 80 años humanos.

Simplemente impresionante.
Saludos

Georgells dijo...

Canelo esperaba mientras las personas sufrían por él. Tal es el sino de los que actúan y los que sueñan actuar.

Creo.

Abrazo!

G.

Alí Reyes H. dijo...

Leí esta historia desde que la colgaste, no había comentado pues no lo hice por administrador...Y te cuento que toda la semana ha estado rondando por mi mente

Pao dijo...

leo y releo esta historia y todavia me conmueve mas...
la he publicado en mi facebook y en twitter..
Muchas gracias !

marlon dijo...

Extra;o a mi perro que murio hace dos semanas, extra;o a mi perro Mendez...

Maryasol dijo...

Hola amigo, sigo con mucho interés tu blog desde hace algun tiempo, me parece buenísimo. No sé si este sea el lugar más adecuado pero quería preguntarter si realizas intercambios de enlaces?
De todas formas te dejo mi enlace:
http://dineroinegocios.blogspot.com/

Saludos y éxitos

Key dijo...

Hermoso .... muchas gracias por compartirlo... Canelo se lo merce ... todos los "Canelos" se lo merecen...

Key dijo...

Hermoso .... muchas gracias por compartirlo... Canelo se lo merce ... todos los "Canelos" se lo merecen...

Danny dijo...

una muy buena historia para quienes creen que los animales no tienen sentimientos se equivocan.. por eso no debemos alstimarlos sino quererlo..

Vasco dijo...

Soy Chileno y no conocía esta historia. Amo a los perros y jamas me dejo de sorprender por el infinito amor que nos pueden entregar. He tenido varios perros y a cada uno de ellos les he entregado y se han llevado un pedazo de mi corazón. Es lo menos que se puede hacer ante animales tan maravillosos.

Claudio
Chile

Diana Zapata dijo...

Buuuuuuuu que historia tan hermosa y triste...en serio yo que soy una sensible de mierda...me acabas de recordar a mi gatita que aun me espera en la casa en la que vivía, apenas me instale bien volveré por ella... hermoso post en serio sñif sñif

 
Ir Arriba