sábado, febrero 06, 2010

Bonos de Guerra

Los Bonos de Guerra fueron una gran herramienta de algunos países para financiar sus operaciones militares durante períodos bélicos. Eran una especie de préstamo de dinero que podía hacer cualquier persona a su país, donde el Estado se conviertía en garante y se comprometía a devolver el dinero más intereses luego de la guerra. Esto se lo hacía más por patriotismo, porque la compra de estos bonos no siempre estaba garantizada, ya que se recuperaba el valor invertido siempre y cuando su país sea el vencedor. Además tenía el plus de hacer que los ciudadanos sientan más comprometidos con la causa de la nación.
En la Primera Guerra Mundial este sistema de bonos ya fue utilizado por Canadá, Alemania y el Imperio Austrohúngaro. Para la Segunda Guerra Mundial, fueron utilizados por casi todos los países beligerantes.

Durante la Segunda Guerra Mundial el ingreso promedio de un estadounidense era apenas de $2000 anuales, y a pesar de esa iliquidez general, se pidió a los ciudadanos colaborar con el estado comprando los bonos, cuyo valores fluctuaban entre los $25 y $10000, los cuales eran vendidos al público a un 75% de su valor nominal. Además podían ser adquiridos mancomunadamente por dos personas y si el papel se perdía, el gobierno entregaba una copia. También salieron a la venta estampillas postales para apoyar económicamente, éstas tenían un valor de 10 centavos cada una.


El atractivo emocional de comprar bonos se lograba mediante la publicidad. En un inicio se los promocionaba por medio de la radio y los periódicos, más tarde en las revistas y luego se crearon afiches para llegar a las masas. En ellos se trataba de apelar a los sentimientos más arraigados, como el de proteger a los hijos, el derecho a la libertad de culto, el regreso a casa de hijos o hermanos, el orgullo de ser americano, etc.

El gobierno contrató a las mejores agencias de publicidad de Nueva York, artistas famosos como Norman Rockwell, e incluso a los creadores de "comics" que hicieron participar a sus ficticios personajes para responder al llamado de la patria.

Los afiches propagandísticos de la Segunda Guerra Mundial son unas verdaderas obras de arte. Aquí les dejo algunos pósters que alentaban esta compra de Bonos de Guerra.



















Fuentes:
US-History, Ustreas

¿Fue útil o de tu agrado el artículo?

* Ahora también puedes seguirme en Twitter:

13 comentarios:

Gizela dijo...

Bien bonitos y creativos los posters..
Besos y lindo finde

Carola dijo...

"que los ciudadanos sientan más comprometidos con la causa de la nación"
Con razón, mientras un gobierno no se comprometa con la causa de sus ciudadanos seguiran las guerras, sobretdo el divisionismo.

Gabiprog dijo...

Norman Rockwell, su aportación como todo lo que hizo, absolutamente genial!

moderato_Dos_josef dijo...

¡Que honesto destino! La puta guerra. Yo, desde luego, no invertía un bono en una guerra. en cambio sí lo invertía en alejarme de la guerra y buscar la paz.
Un saludo!

seraquenoseve dijo...

Carlos, como siempre me sorprendes, nunca creí que esto hubiera sucedido, muy buena recopilación de posters, dicen lo que tenían que decir, los estadounidenses siempre tan sentimentalistas con respecto a la guerra, triste pero cierto!

Un beso con todo mi cariño...

TORO SALVAJE dijo...

Cuando oigas la palabra patria ponte a cubierto y vigila tu cartera.

Saludos.

José Ignacio dijo...

Mucho tendrían que cambiar las cosas para que el estado consiguiera venderme uno de estos bonos.
Ni tan solo para coleccionarlos.
Un saludo

Belén dijo...

Y haí empezó todo el poder del banco...

Besicos

esteban lob dijo...

Al final, estimado Carlos, la publicidad es capaz de todo...para bien o para mal.Inclusive, para apoyar las guerras.Algunas, en todo caso, explicables dado lo que habría sucedido de no haber habido una acción fuerte contra el vociferador del bigotito.
Saludos.

Cecy dijo...

No me gustan las guerras, claro como creo que a muchos de nosotros.
Ellos parecen una raza aparte.

Reconozco la creatividad de los carteles.

Besitos mi querido Carlos.

Pimpf dijo...

Impresionante la cartelería,e increíble como te llega a través de las imágenes la sensación de aquellos tiempos revueltos.

Buen artículo.

GABU dijo...

Mencantaron las postales que conseguiste para graficar tu pòstulo CHARLES!!! :)

P.D.:Y me quedè pensando en los BONOS DE CARBONO,tan actuales y con muchos paìses al intento de difundir pretendiendo "salvar asì al planeta tierra"...

BESITOS PENSATIVOS

Luis loboster dijo...

Estimado amigo: Lo unico rescatable es lo artístico de los afiches; por lo demás.... sabemos que son un pueblo belicoso y no contentos con destruir a otros se exigen sacrificios ellos mismos.
Excelente trabajo el suyo, amigo Carlos. Un saludo cordial desde Michoacán, México.

 
Ir Arriba