jueves, marzo 18, 2010

Altamont, el fin de la era hippie

Cuando leemos o escuchamos la palabra "hippies" nos vienen a la cabeza cosas como música, colores psicodélicos, un poco de anarquía y claro, el gran festival de Woodstock.
No está muy claro cómo fueron los inicios de este movimiento, y algunos lo ubican a comienzos de la década de los 60 influenciado por el novelista Kan Kesey, quien pregonaba los beneficios de vivir en comunidades, como él lo hacía en la población de La Honda en California, donde llevaba a cabo sus experiencias espirituales con LSD y marihuana. Lo que sí está claro y muchos estudiosos coinciden, es en el incidente que de a poco acabaría con este movimiento.

Apenas habían pasado cuatro meses desde el concierto de Woodstock, cuando se escribió una de las más tristes páginas de la historia del Rock & Roll. El "Festival de Altamont" fue planificado y organizado por la banda británica The Rolling Stones, y siempre será recordado por sus episodios de desorden y violencia, que dejó como saldo un homicidio y tres muertes accidentales.


Los Rolling Stones querían cerrar su exitosa gira por los Estados Unidos con un concierto memorable, donde también se presentarían grupos como Santana, Jefferson Airplane, Flying Burrito Brothers, Crosby, Stills & Nash y The Grateful Dead, teniendo a los británicos para el final. Mucha gente especulaba que este evento se convertiría en “el Woodstock de la costa oeste”.
El concierto originalmente estuvo planificado hacerlo en el Golden Gate Park de San Francisco el 7 de diciembre, pero no recibieron autorización correspondiente. El permiso fue negado porque la policía de San Francisco no se sentía en capacidad de controlar una multitud de gente como la que asistió a Woodstock, pero Mick Jagger ya había ofrecido a todos sus fans un gran concierto gratuito y que de paso, sería filmado. Como podrán darse cuenta, la expectativa era masiva y hordas de hippies y jóvenes sólo esperaban que el cantante les dijera dónde y cuándo.
A última hora, faltando sólo dos días para el evento, fue escogido el abandonado autódromo de Altamont, al norte de California y sin previo aviso ni planificación se decidió adelantarlo para el 6 de diciembre. Esto dio lugar a numerosos problemas logísticos y el concierto se llevaría a cabo sin contar con baterías sanitarias ni carpas especiales para primeros auxilios, además la tarima que alquilaron para el escenario medía apenas un metro de altura, algo que ponía en mucho riesgo a los artistas que se iban a presentar.


Asistieron alrededor de 300 000 personas

Pero los verdaderos problemas fueron causados porque Mick Jagger -muy mal asesorado- contrató como seguridad del evento a la pandilla motorizada de los Ángeles del Infierno, pagándole sus servicios con cerveza por el valor de $ 500.
El espectáculo dio inicio con la salida de Carlos Santana al escenario y fue entonces cuando se hizo evidente que el sistema de sonido no iba a ser suficiente para las casi 300.000 personas que se habían congregado.
La mala calidad del sonido puso de mal humor a los espectadores que empezaron a tener roces con los Ángeles del Infierno, quienes no se cansaban de golpear a los asistentes con tacos de billar, cadenas y atemorizarlos con sus motos.

Los Hells Angels 'contribuyendo' con la seguridad del evento

Aquello no pintaba nada bien, además de que los cantantes comenzaron a sentir miedo por la peligrosa cercanía a los espectadores. El escenario tan bajo y rodeado de gente se había vuelto un caos, y en medio de la trifulca el vocalista Marty Balin de Jefferson Airplane fue noqueado en pleno escenario por un Ángel del Infierno, después de aquel incidente, los Grateful Dead decidieron no salir a tocar.

Problemas en el escenario

Con la ausencia de ese grupo, y luego de Crosby, Stills & Nash, los Rolling Stones salieron a tocar en medio de una gran acogida, dado el éxito que les estaba precediendo en su gira estadounidense.

Mick Jagger apaciguando los ánimos

Mick Jagger desde el primer momento, incluso antes de comenzar, pidió calma al encontrarse con el ambiente caldeado. Empezaron con “Jumpin’ Jack Flash” y “Carol” a modo de prueba de sonido, y entonces llegó la esperada interpretación de “Sympathy for the Devil” y con ella el primer revuelto durante la actuación de los Stones. El grupo tuvo que detener su interpretación cuando apenas llevaba un minuto y recomenzarla cuando los tumultos se calmaron.

Primera pausa de los Stones

Volvieron a tocar pero no fue por mucho tiempo, ya que luego de tres canciones llegó la fatídica y por siempre recordada interpretación de “Under My Thumb”.
Mientras el grupo tocaba esa canción, se escucharon gritos y se creó una trifulca a un lado del escenario. Rápidamente un motociclista apuñala varias veces un hombre de color que empuña claramente una pistola, y que se ve en el vídeo del documental que grabaron. El chico asesinado se llamaba Meredith Hunter. Se dijo que el hombre estaba apuntando a Mick Jagger gritando que iba a matarlo, y bueno, sea verdad o no, el hecho es que portaba un arma y eso bastó para absolver al pandillero que estuvo detenido por el asesinato.
Los Rolling Stones suspendieron el concierto y salieron corriendo hacia un helicóptero de logística que los esperaba, y que tuvo problemas para despegar. Asi lo cuenta Keith Richards:

“Todo el mundo corriendo por esa colina hacia el helicóptero. Era como Vietnam !! Tenías que saltar y subir por esa escalera de cuerda. Teníamos que salir de allí.”

Ese día marcó el final de los pacíficos años 60 y el movimiento hippie parecía haber llegado a su fin. Para colmo, pocos meses después de este incidente morían sus íconos más grandes, Jimmy Hendrix y Janis Joplin. De ellos les contaré algo en otro momento.

Fuentes:
Meridianos, Rockinandblogin, Absoluteastronomy

14 comentarios:

Palmogala dijo...

bestial no tenia ni idea de que eso habia pasado, que mal dia para un gran grupo, que mala pasada

seraquenoseve dijo...

Mi padre era un niño cuando ésto sucedio y me contó lo que él vivió y sintio por aquellas épocas, claro con la visón de niño.

Y esperaré tus post de Janis y Hendrix, nos hacen falta post tuyos sobre ellos.


Besostes MILES MUACKKSS

TORO SALVAJE dijo...

No tenía ni la más mínima idea.
Bastante descerebrados no?

Saludos.

Belén dijo...

la verdad es que los que estaban cansados del movimiento hippie tuvieron la grandiosa oportunidad con este festival...

besicos

Carol Guerra Hidalgo dijo...

QUE IDA DE OLLA....ARRIBA JANIS!!

radicaLibre dijo...

Buen post, "gimme shelter" es la guía máxima de cosas que no se deben hacer al momento de organizar un espectáculo, muy recomendable ese documental.

Dragonfly dijo...

Wow... tu no dejas de asombrarme con tus reportajes y todo lo que nos cuentas.

Besos ;)

Cecy dijo...

Cada vez que leo algo relacionado a esta época o veo imágenes, me da cierta nostalgia, no se porque, quizás me hubiese gustado estar ahí y ver.
Incidentes hay siempre eso si es feito.

Un abrazo enorme querido Carlos

Jorge Ampuero dijo...

Una época que hizo historia y donde nuevas vanguardias en el mundo del arte nos volvieron a direccionar en todos los sentidos.
Interesante blog.

Saludos.

Sergio dijo...

Como siempre me sorprendes con historias desconocidas.

un abrazo con amor

Martín Gvevara dijo...

No sabia esto, gracias por compartirlo.

Saludos !!

-----
Enredo de Letras
http://enredodeletras.blogspot.com/

AGUSTIN dijo...

No soy tan nene como para hacerme el desentendido, pero nunca había escuchado sobre este recital!
Muy bueno, completo y claro el informe... y pese a lo malo de todo, qué época loca y grandiosa, donde trescientas mil personas acudían al medio de la nada, para ver a los grandes, en un escenario de un metro de altura!
Qué locura!!!

Gizela dijo...

Me puedo imaginar el terror, en ese concierto.
Asistí a algunos conciertos a ese estilo, con carpas y cientos de miles de personas.
Hay que ver que juventud y valentía eran... sinónimos jajaja
Besotes y lindo domingo.

santiago tena dijo...

vi la película gimme shelter con quince años de edad, conozco la historia, sigo siendo fan absoluto de los stones y hippie eterno por dentro, dios destierre del mundo toda violencia

mi abrazo, carlos

 
Ir Arriba