domingo, mayo 23, 2010

Los preferidos de Mengele

Hermanos Ovitz

La familia Ovitz era de origen judío y provenía de Transilvania. Su patriarca Shimshon Isaac Ovitz, era un respetado rabino afectado de enanismo. De los diez hijos que tuvo, siete de ellos habían heredado su pseudoacondroplasia y cuando murió, su viuda pensó que los hermanos podrían labrarse un futuro como artistas ambulantes aprovechando aquella particular característica. En relativamente poco tiempo, los hermanos constituyeron la “Banda de Jazz de Lilliput” y comenzaron a viajar por el centro de Europa. Fue uno de los espectáculos más conocidos y celebrados en la Europa oriental de la entre guerra.


Hasta 1942, y a pesar de la situación de inestabilidad, la familia Ovitz se las había arreglado bastante bien para ocultar sus orígenes y poder continuar así con su gira. De hecho una de las hermanas del clan -Elizabeth- incluso llegó a casarse en mayo de ese mismo año con un joven director de teatro. Sin embargo, la pareja se vio obligada a separarse tan solo diez días después de su boda cuando su esposo fue detenido e incorporado a un batallón de trabajo.
Durante los dos años siguientes la familia Ovitz continuó viajando, pero la mala fortuna quiso que se encontrasen en Hungría cuando las tropas alemanas ocuparon el país. El mes de mayo de 1944 fueron capturados, subidos a un camión y trasladados hacia Auschwitz.

La mañana del 18 de mayo de 1944 el doctor nazi Joseph Mengele se encontraba en su laboratorio de Auschwitz, cuando fue informado de la llegada de un nuevo tren de prisioneros. Mengele se dedicó inmediatamente a separar en dos columnas a los cientos de prisioneros que llegaban, una su izquierda y otra a su derecha. La columna de su izquierda estaba destinada para los ancianos, discapacitados y niños que enseguida eran conducidos a los grandes hornos, que por aquella época se encontraban trabajando al máximo. De uno de estos vagones bajaron los hermanos Ovitz y fue indescriptible la sonrisa que se le dibujó en el rostro a Joseph Mengele, acababa de recibir un regalo del cielo.

Joseph Mengele

Los Ovitz estaban afectados por un tipo de enanismo muy raro llamado pseudoacondroplasia, que afecta a uno de cada 60000 niños y tiene la característica de dejarles piernas pequeñísimas y frágiles, pero una cabeza normalmente proporcionada y muchas veces de rasgos armoniosos.
Mengele quedó inmediatamente impresionado con la curiosa malformación que presentaban los hermanos, a tal punto que decidió separarlos del resto y ordenó que se les instale en una celda especial, aislados del resto de prisioneros con el fin de evitar que fueran aplastados o estropeados por el resto de gente. No se les dio uniforme a rayas y se les permitió conservar la ropa que llevaron, pero a cambio de estos privilegios tuvieron que pagar un precio muy alto; se convirtieron en conejillos de indias del excéntrico doctor, que hasta hace poco había estado fascinado con su grupo de gemelos y siameses, con quienes practicó crueles experimentos llegando al punto de diseccionarlos vivos. El "Ángel de la Muerte" -como era llamado Mengele- había encontrado un nuevo hobbie.
El médico estaba encantado con los Ovitz y llegó a decir: “Ahora tendré trabajo para los próximos veinte años; ahora la ciencia tendrá un tema interesante en el que pensar”.
Se enorgullecía de tenerlos para sus experimentos y preparaba conferencias para sus superiores en las que, mientras él exponía sus demenciales teorías, los hermanos permanecían de pie y desnudos sobre una tarima, como animales de exhibición.
Elizabeth Ovitz recordaría tiempo después sus vivencias en el campo de concentración de Auschwitz:
“Los experimentos más terribles de todos eran los ginecológicos. Nos ataban a la cama y comenzaba la tortura. Nos inyectaban cosas en el útero, nos extraían sangre, nos hurgaban, nos agujereaban y nos sacaban muestras. El dolor era insoportable. El médico que dirigía los experimentos se compadeció de nosotras y solicitó a sus superiores que se detuvieran para no poner en peligro nuestras vidas.“

“No sé si nuestro físico influyó en Mengele o si los experimentos ginecológicos sencillamente se completaron. En cualquier caso, los detuvieron y comenzaron otros. Nos extrajeron líquido de la médula espinal y nos enjuagaron los oídos con agua extremadamente fría o caliente, lo que nos hacía vomitar. Posteriormente comenzó la extracción de pelo, y cuando ya estábamos a punto de derrumbarnos, iniciaron dolorosas pruebas en las regiones del cerebro, la nariz, la boca y las manos.”
Cuando no estaban en el laboratorio, Mengele se comportaba con total naturalidad con los Ovitz. El más pequeño de la familia no llegaba a los dos años y se encontraba desnutrido y lleno de heridas por las extracciones de sangre, sin embargo, Mengele lo tomaba entre sus brazos y jugaba con él haciendo que lo llamase tío. Incluso llegó a filmar una película de los Ovitz para uso y disfrute del propio Adolf Hitler, donde se podía ver a la familia aterrorizada y cantando en alemán.
De todas formas los hermanos corrieron con suerte, ya que no terminaron como los gemelos o siameses ni como el resto de pacientes de Mengele, a muchos de los cuales mató con sus crueles experimentos o los dejó con varias discapacidades de por vida, como a los gemelos que inyectaba extrañas sustancias en los ojos para cambiarles su color y sólamente les provocó ceguera.
Afortunadamente el médico alemán recibió noticias de la próxima caída de Alemania y abandonó el campo de concentración.
Diez días después las tropas soviéticas llegaron a Auschwitz y liberaron a los prisioneros el 27 de Enero de 1945, y tras ocho meses de confinamiento y tortura, los Ovitz eran la única familia que había logrado salir de allí completa.

Años después, cuando se radicaron en Israel

Los Ovitz se dedicaron nuevamente al canto y la comedia para sobrevivir, y el nuevo espectáculo se basaba en sus vivencias en el campo de concentración. Interpretaban una pieza que la llamaron Totentaz (Danza de la Muerte), la cual era bailada por Elizabeth y uno de sus hermanos en cada presentación. De esta forma siguieron deambulando por el centro de Europa durante cuatro años más hasta que en 1949 la familia completa emigró al nuevo Estado judío que acababa de formarse, a Israel.

Fuentes:
Página 12, El Baúl de Josete, Un barco más grande, Xeduced

19 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez que leo las atrocidades nazis me pongo a rabiar.
Que no se olvide nunca lo que hicieron esos criminales.

Saludos.

moderato_Dos_josef dijo...

realmente ese menguele era una bestia peligrosísima y el muy cabrón logró escaparse...
abrazos

Lara dijo...

Yo tampoco puedo con los nazis, es superior a mí.
Muuuuuuuacks!

Belén dijo...

Desde luego, el Menguele era un enfermo total, pobrecillos...

Besicos

Maria Varu dijo...

todas las historias de los campos de concentración son horribles, pero las que hacen experimentos son terroríficas... un verdadero horror

un beso Carlos

Amorexia. dijo...

realmente tuvieron suerte, si es que puede llamarse así... el ser humano es lo más inhumano que existe.

deshora.

Al� Reyes dijo...

¡Dios mío!

seraquenoseve dijo...

Ese Mengele, lo que no habrá hecho!

BESTIA!!!

Javier dijo...

ouch!

que tales cosas...

Gabiprog dijo...

La mente de Mengele si es digna de estudio...

:-/

Cecy dijo...

Cada vez que leo algo de este Mengele, se me retuerce el estomago, me dan ganas de ya sabes.
Cuando tenia 14 años vi por primera vez la película "Los niños de Dios".
Y todo lo que ya se sabe.
Terrible.

Besitos querido Carlos.

Dragonfly dijo...

El otro día, veía un programa en NatGeo sobre los gemelos de Mengele, me pareció bastante interesante y el tipo, definitivamente estaba loco, pero esta otra historia que nos traes, está super interesante también.

Gracias por compartirla.

Besos ;)

esteban lob dijo...

Gracias Carlos por recordar hechos como los generados por ese criminal nazi.

Es una manera de prepararnos para que la humanidad no tropiece nuevamente con el mismo tipo de piedras.

Un abrazo.

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento (animes,peliculas,etc ).Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos

Lila dijo...

Un blog muy nutrido mis felicitaciones por él. El post es realmente interesante y aterrador, invita a investigar más sobre el tema.
Saludos

GABU dijo...

MENGELE fue el CRIMINAL (merecidas mayùsculas) màs senil y cruel que la historia haya conocido...

P.D.:Y como si fuera poco lo que nos toca en suerte a los argentinos,tuvimos la desgracia de que encontrase refugio en nuestras tierras!!!

BESOS Y REPUDIOS

anza dijo...

HAHAH QUE JIJO DE SU RE... INCHE... M... HAHAHA ESTAS COSAS ME ENFERMAN Y MAS EL SABER QUE FUERON REALES Y QUE SIGUEN PASANDO QUE HORROR:O(

marisol navarro martinez dijo...

ese no era un ser humano.....ahorita Don Diablo y su pandilla están haciéndole experimentos en sus genitales....se los arrancan a mordidas y se los vuelven a pegar.....como dijeran por ahí el infierno es repetición

marisol navarro martinez dijo...

Este era un demente, asesino psicópata y no un ser humano. Don diablo y su pandilla también le están dando su experimento....le arrancan los genitales a mordidas y se los vuelven a pegar....como dijeran por ahí el infierno es repetición....

 
Ir Arriba