sábado, septiembre 11, 2010

Desde una terraza, nació el mito

Heloísa era la hija de un estricto general del ejército y de una mujer ultraconservadora, allá en el Brasil de los años 60. Era una bella muchacha de apenas 15 años y 1.69 cm de estatura.


Cierto día pasaba caminando frente al "Bar Veloso" rumbo a la playa de Ipanema y dejó atragantados con su whisky a los cuarentones Vinicius de Moraes y Tom Jobim, que todas las tardes bebían religiosamente su escocés mientras hablaban de música y poesía en la terraza de ese local.

Bar Veloso
Fue Tom quien vio primero a la muchacha alta y bronceada de cabello oscuro, ojos verdes y bien repartidas curvas que ondulaban mientras caminaba hacia la playa. Enseguida fue a contarle del hallazgo a su amigo Vinicius, quien no pensó que la chica fuera para tanto; entonces lo desafió a comprobarlo con sus propios ojos.
Ambos se asomaron nuevamente al balcón, y desconcertados por su belleza brindaron con otro whisky a nombre de esa garota, a quien esperaron verla al día siguiente y no apareció, pero volvieron a tomarse un “seco y volteado” en su honor al tercer día en que la infartante chica volvió a pasar frente al bar.

Heloísa Menezes
-"¿Te diste cuenta que cuando ella pasa, el aire se hace más volátil? Ni los egipcios ni Einstein podrían explicarlo", le dijo casi en éxtasis Vinicius a su socio musical, según coinciden varias biografías del célebre poeta brasileño.

Así, entre esas conversaciones de bar de dos bohemios compositores, nacería la canción que con el tiempo se convirtió en la tarjeta de presentación de la bossa nova ante el mundo: "Garota de Ipanema".


Las fotos del álbum familiar muestran a la quinceañera Heloísa Eneida Menezes Paes Pinto como una adolescente pudorosa e insegura. Años después confesaría que, yendo en bikini a la playa o en uniforme al colegio, los piropos y silbidos que recibía de este par de señores le subieron la autoestima, ya que entonces se sentía flaca y fea.
Tres años después, cuando "Garota de Ipanema" ya iba siendo el himno de la bossa nova y muchas jóvenes cariocas con hambre de fama se adjudicaban el haber inspirado a los autores, Vinicius reveló en la Revista Manchete que la musa había sido Heloísa.

“Su nombre es Heloísa Eneida Menezes Paes Pinto, pero todos la llaman Helô. Desde hace tres años la veíamos, allí en la intersección de Montenegro con Prudente de Morais, y nos extasiaba verla pasar caminando hacia la playa. La veíamos desde la terraza del bar Veloso mientras nos tomabamos un whisky. Tom y yo sólo enmudecíamos ante su maravillosa presencia.
La canción fue hecha para ella, que nos tenía encantados. Luego el tema hizo de nuestra querida Ipanema una palabra mágica para los turistas”


Tom Jobim y Vinicius
Casi 20 años después, luego de una noche de copas, Toquinho, otro célebre músico carioca y compañero de bohemia, encontró a Vinicius sin vida en la bañera de su casa en Ipanema, en la que el poeta creaba sus canciones y recibía a sus amigos. Y a pesar de que murió en 1980, con  esta preciosa canción logró inmortalizar sus playas, a su garota, y al estilo de vida carioca frente al mar.


Olha que coisa mais linda
Mais cheia de graça
É ela menina
Que vem e que passa
Num doce balanço
Caminho do mar

Fuentes y referencias:
1, 2, 3

11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

No tenía ni idea del origen de la canción.
Que historia tan bonita.

Saludos.

Belén dijo...

Ay qué gracioso... hasta las más guapas se pueden creer feas!

Besicos cosa linda ;)

El antifaz dijo...

Interesante historia.
Si yo escribiera canciones, tendría varias hechas de esta misma forma (aunque no famosas, claro).

Saludos.

Bovolo dijo...

Curiosa historia de estas que alegra el día.

Felicidades, Carlos!

Lara dijo...

Es que todo tiene un origen y es curioso conocerlo ;)

Alí Reyes H. dijo...

¿Qué te parece si al final del artículo colocas un enlace a la canción. Sería muy bueno leer tu revelante nota bajo el influjo de esas notas
http://www.youtube.com/watch?v=6LrUHQky71Y&feature=related

GABU dijo...

Mirà que dato curioso nos has traìdo esta vez!!! :D

Hubiese sido alentador tentar a la muchacha en cuestiòn para realizar el video de tan preciosa canciòn y enaltecer aùn màs la melodìa,por demàs candente,no??

BESITOS CARIOCAS ♣

esteban lob dijo...

Qué linda historia, Carlos.

Por cierto yo conocía la canción...pero hasta ahora no me habían presentado a su protagonista.

seraquenoseve dijo...

Carlos, fíajte que una fantasía mía es saber si al alguien le inspiro algo tan bello, como una canción, un verso o algo...

Que buena historia..

juan carlos dijo...

por suerte existe la poesia para evitar caer fulminado por la presencia de las garotas do mundo.
Grande Vinicius generoso que nos diste el antidoto!!!!!

Leo Manganelli dijo...

Poesía y ritmo juntos siempre...

 
Ir Arriba