lunes, diciembre 06, 2010

La historia del país más pequeño del mundo

Para quienes no conozcan esta historia, tengo que explicarles algunos antecedentes:
Cuando empezó la Segunda Guerra Mundial, los objetivos de la Alemania nazi estaban muy claros, soñaban con tomarse el Reino Unido. En esa época Londres era el puerto más atractivo de Europa, lo que lo hacía tremendamente apetecible.

Los nazis sabían que atacar Londres vía aérea o marítima era algo muy difícil, por lo que decidieron hacerlo de a poco, en el estuario del río Támesis por donde circulaba todo el trafico marítimo de Inglaterra. Para esto utilizaron una nueva arma que habían inventado, la “mina magnética”, que como su nombre lo indica era una mina, pero ésta tenía la particularidad de que detonaba cuando se acercaba un objeto metálico de grandes proporciones, es decir, un buque o un barco. Su nueva arma empezó a darles resultado ya que los primeros meses hundieron más de un centenar de embarcaciones inglesas mercantes y militares.

Los ingleses tuvieron que dotar a sus embarcaciones de un equipo antimagnético, pero se dieron cuenta que tenían que hacer algo más al respecto para que sus embarcaciones pudieran salir sin más problemas al océano. Entonces decidieron construir unas fortalezas de apoyo en el medio del mar, las que servirían para custodiar la salida de sus embarcaciones hacia el Atlántico.

Fortalezas marítimas inglesas

Las primeras que se construyeron estaban formadas por dos columnas de concreto de 8 m de diámetro, y en su interior contaban con un estructura habitable que podían albergar hasta 120 soldados con su respectivo depósito de municiones, combustible y víveres. En la parte superior se encontraba el centro de control, los radares, comunicaciones y cuatro torres de defensa. Lo increíble es que los ingleses lograron que estas inmensas estructuras de acero y cemento fueran flotantes, y lo hicieron de una manera muy fácil y lógica. En la parte inferior contaban con un gran espacio vacío, y debido al aire que ésta albergaba no se hundía, es decir, eran prácticamente unas pequeñas islas flotantes, al menos por ahora.


Las cuatro primeras fortalezas fueron construidas en la playa de Gravesend y desde allí fueron remolcadas por buques mar adentro, a pocos kilómetros de las costas de Inglaterra, donde las hundieron de una manera muy simple, dejando entrar el agua e inundando la cavidad vacía de la base, de esa forma las columnas toparon el fondo del mar. (Imagen anterior)

Cada fortaleza completa se conformaba de siete construcciones individuales unidas entre sí mediante puentes y cables de acero para poder pasar de una a otra.


Fortalezas marítimas durante el conflicto

Durante la guerra cumplieron su cometido ya que todos estos fuertes lograron derribar 22 aviones, interceptaron 25 bombas aéreas y detuvieron un ataque perpetrado por un submarino alemán. Cuando el conflicto terminó, éstas estructuras fueron desalojadas, su personal volvió a tierra y el gobierno eventualmente seguía dándoles un mantenimiento esporádico. Para 1956 se las declaró inservibles, se les retiró el armamento e instrumental militar y quedaron abandonadas.

Ahora se viene lo bueno:

En 1967, el inglés Roy Bates estaba planeando crear su propia radioemisora pirata en frecuencia modulada, lo cual no era ilegal siempre y cuando las transmisiones se hicieran fuera de los límites marítimos de su país. Empezó haciéndolo desde un barco en el que se alejaba de las costas de Inglaterra y en una de sus travesías se encontró con una de aquellas fortalezas abandonadas, donde decidió instalar su equipo electrónico y lanzó al aire su emisora. Las autoridades la declararon como transmisora ilegal y aunque Bates dijo que estaba en aguas internacionales, probaron que no era así, fue encontrado culpable y debió pagar una multa de 100 libras. Roy no quiso quedarse con las ganas y continuó buscando en el mar un sitio que estuviera fuera de los límites marítimos de Inglaterra y fue cuando se encontró con otra de aquellas antiguas fuertalezas, la Raughs Tower, que para su fortuna si estaba en aguas internacionales.

Desde el momento en que encontró esta fortaleza supo que podía sacarle mucho provecho, por lo que abandonó el proyecto de la radio y se puso en contacto con varios abogados para que lo asesoren. Se mudó al fuerte junto con su esposa Joan y su dos hijos, y cuando sus abogados le dijeron que era defendible en un proceso judicial, salió a cubierta con un tarro de pintura y le puso nombre a su utopía con letras inmensas: “SEALAND”, que desde ese momento sería un principado del cual se autoproclamó Príncipe y nombró a su esposa Princesa de Sealand. Declaró a su estado como soberano y definió la bandera con su escudo, en el cual se podía leer el lema: E MARE LIBERTAS (Desde el mar, libres).


Roy Bates junto a su esposa e hijos

El 6 de mayo de 1968 un barco británico tuvo que acercarse al fuerte Raughs para arreglar una boya, pero Michael Bates, su hijo, consciente de la soberanía de su nueva nación, interpretó este acercamiento como una provocación inaceptable y vació el revólver calibre 22 de su padre con "disparos de advertencia". El barco se retiró inmediatamente pero Roy y su hijo fueron procesados por posesión ilegal de armas y uso temerario de las mismas. Éste juicio fue clave para apuntalar su nueva nación, ya que el juez los declaró inocentes porque las leyes británicas sólo pueden juzgar a ciudadanos que cometan delitos dentro de su territorio o en un barco que lleve su bandera.

Este llegó a ser el primer reconocimiento de facto como nación para Sealand ya que en el derecho internacional, éste se da cuando se tiene algún tipo de relación diplomática formal con una nación previamente reconocida.

Bandera y escudo de Sealand

Roy seguía empecinado en que era el dueño de una nueva nación y creía que tarde o temprano serían formalmente reconocidos, por lo que decidió imprimir las primeras estampillas postales del principado, las cuales fueron aceptadas por el servicio postal de Bélgica aunque el Servicio Postal Universal no reconocía a Sealand como nación. Debido a esto, la dirección postal oficial de Sealand es: Sealand 1001, Sealand Post Bag, IP11 9SZ, UK. Esta pertenece al registro postal de la ciudad de Felixstowe, Reino Unido.

Estampillas y monedas sealandesas

Para 1972 hizo acuñar los primeros dólares sealandeses que tenían la misma paridad con el dólar norteamericano, y para 1975 redactó la Constitución de Sealand, declarando al idioma inglés como su idioma oficial y su sistema legal basado en la Ley Común Británica.

Pasó el tiempo y para 1978 Roy Bates entabló negocios con un empresario alemán llamado Alexander Achembach, buscando abrir nuevos negocios para hacer lucrativo a su diminuto país. De inicio las cosas marcharon bien y Roy hasta le extendió un pasaporte diplomático al alemán, que terminó adoptando la "nacionalidad sealandesa". Pero las cosas se complicaron: en agosto de ese mismo año Roy y su mujer se encontraban en Inglaterra buscando empresas que quisieran invertir en el principado, cuando su socio alemán Achembach dio un golpe de estado y se tomó el poder junto a un grupo de empleados holandeses, proclamándose Primer Ministro y además tomó como prisionero a Richard Bates, el hijo de los “Príncipes”.

La extensión de Sealand es de aprox 500 m²

Cuando Rogers enteró de la situación, organizó un ataque sorpresa en helicóptero junto a un grupo de ingleses que le habían jurado lealtad y a quienes previamente él había otorgado la nacionalidad cuando les vendió el pasaporte. De hecho ese era un gran negocio que ya le había estado funcionando hace algún tiempo, ya que vendía pasaportes diplomáticos en algunas embajadas que había abierto en Europa y que tuvieron gran demanda, especialmente en los países de Alemania del este. Obviamente eran adquiridos por la inmunidad diplomática que éste les proporcionaba y en España hasta desarticularon una mafia que vendía permisos de conducir y títulos universitarios del Principado.

La noche del operativo él y su grupo armado lograron recuperar el poder sin causar bajas en ninguno de los bandos, liberó a su hijo, pero el alemán golpista y sus hombres fueron tomados como prisioneros de guerra. Roy se comunicó con los gobiernos de Alemania y Holanda, quienes le exigieron que liberara inmediatamente sus ciudadanos, y él, siguiendo estrictamente el protocolo de la Convención de Ginebra, liberó a los ciudadanos holandeses y declaró el fin de la guerra, pero no liberó al alemán, ya que éste fue juzgado por traición a la patria puesto que también era ciudadano de Sealand.

El gobierno alemán volvió a actuar y pidió a sus pares británicos que liberaran a su ciudadano, pero los ingleses escudaron en aquella resolución judicial del año 1968 que decía que "Sealand se encontraba fuera de sus límites territoriales", por lo que el asunto no era de su competencia.

Entonces Alemania se vio obligada a enviar un diplomático para negociar la liberación de su ciudadano, y aquí se volvió a aplicar otra vez el principio de facto, aunque el gobierno alemán no reconoció oficialmente a Sealand como nación. Al cabo de pocas semanas Roy Bates decidió liberar al alemán Alexander Achembach en un gesto de buena voluntad, principalmente para evitar conflictos con sus vecinos europeos.

Sealand y su helipuerto

Se han realizado varios estudios y análisis sobre la soberanía de Sealand, y los expertos en derecho internacional mantienen opiniones divididas, de hecho para muchos de ellos la soberanía de esta micronación debería ser reconocida ya que cumple con la definición de estado: una población fija, un territorio definido, un gobierno y capacidad para relacionarse con otros estados.
En las últimas décadas Sealand ha contado con una población fija y Roy Bates ha implantado un sistema de gobierno con él a la cabeza, pero regido por una Constitución y una Corte que eventualmente es formada para mantener un sistema judicial. La Constitución adopta las Leyes Británicas como base, algo que es normal cuando un país se "independiza". Bajo este punto de vista y habiendo afirmado más de una vez que su territorio no está bajo jurisdicción de ningún otro país, la soberanía de Sealand no está discutida.

Además hay un dato extra, y es que tanto Inglaterra, Alemania, Francia y Bélgica aceptaron pasaportes diplomáticos sealandeses y concedieron visas a sus ciudadanos, avalando con este hecho un reconocimiento hacia el nuevo Estado, aunque ninguno de los Ministerios de Asuntos Exteriores de estos países hayan proclamado públicamente dicho reconocimiento.

Y bueno, para todos aquellos que siempre se han sentido estafados por la vida y creen que debieron pertenecer a la realeza, ahora por sólo 29 libras esterlinas pueden convertirse en nobles de Sealand y tener su propio título nobiliario. Después de conocer toda esta historia, me di cuenta de que Suazilandia no es un proyecto descabellado :)


Fuentes y referencias:
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7


¿Fue útil o de tu agrado el artículo?

* Ahora también puedes seguirme en Twitter:

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Conocía la historia de Sealand.
Pero no tan profundamente.
Gracias otra vez.

Saludos.

Johan Daniel Estrella dijo...

Ese "asunto" de los pasaportes fue particularmente escandaloso hace como 10 años, cuando incautaron un montón de pasaportes fraudulentos del "Mare Libertas".

Actualmente Sealand sigue siendo un punto "turístico", de hecho hasta un equipo de deportes extremos fue a hacer skateboarding con sus tablas por allá en la plataforma.

http://www.youtube.com/watch?v=jhCVoKZYYNU

Según yo tenía entendido, una inmobiliaria española estaba actualmente a cargo de vender territorio de Sealand...

¡Esto está para largo!

;-)

Lara dijo...

Yo creo que estafados por la vida nos hemos sentido más de uno :( Me ha gustado conocer esta historia.
Besitos Carlos.

Vir dijo...

No conocía esta historia y me quedo alucinada, ¡vive gente todavía ahi! ¿Esa plataforma es un pequeño país? Increíble! un besote :**
Y también increíble que ni me suene, gracias por contarlo :-)

GABU dijo...

Tambièn habìa leìdo algo acerca de las famosas MICRONACIONES pero nada comparado a los detalles jugosìsimos que nos compartes amigo!!

P.D.:Y ya ves,nada en este mundo puede tener el mote de 'descabellado' cuando es factible encontrarle la vuelta a las cosas,no??

Asi que ya sabes,cuando decidas fundar al fin SUAZILANDIA,aquì ya sabes que podès contar con una habitante... =)


BESITOS DOCUMENTADOS ;-)

Gabriela dijo...

Qué historia increíble.
Ese golpe de estado liderado por Achembach es muy revelador de la naturaleza humana, ¿no crees?
Saludos desde Lima.

Recomenzar dijo...

Non quiero terminar el año sin pasarte a visitar.. y aunque nos vemos poco te dejo flores y vino en tu umbral.Tu historia como siempre es:GENIAL
Abrazo

Anakriks dijo...

Vaya viendo, genial historia mi Rey
¡¡Aguaaaante Suazilandia!!

Glam, charm y pooorn

esteban lob dijo...

Hola Carlos:


Es extraño que historias y sucesos contemporáneos como el que reseñas, no tengan cobertura más habitual.

Un abrazo.

Key dijo...

Hola Lobito !!! simplemente felicitarte, como tantas otras veces, esta vez porque te nombran en el ABC de España.
Y siguen los laureles para ti, que lindo ^_^
Te mando un besote, desde otro paisito, Uruguay !

me, the drama queen dijo...

yo quiero pasaporte diplomático de suazilandia ;)

Cyrano dijo...

Carlos:leer tu blog es aprender.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

Si ellos pudieron, por que nosotros no?

Suazilandia viciosa y libertaria!

 
Ir Arriba