miércoles, febrero 09, 2011

El auto más feo de la historia

En la década de 1950, la fábrica de automóviles Ford empezó a cotizar sus acciones en la bolsa de valores, por tanto, Henry Ford y su familia dejaron de ser dueños absolutos de la empresa. Con ese nuevo incremento de capital, la fábrica ahora se encontraba en condiciones de hacer coches de acuerdo a las tendencias del mercado.
Fue en aquellos años de la postguerra cuando la fábrica decidió crear la división Lincoln- Mercury que estaría destinada a fabricar autos de lujo. Este departamento fue el encargado de diseñar un auto experimental que fuera lujoso y al mismo tiempo accesible, un auto que estaría destinado especialmente para la clase media.
En cuanto estuvo listo el prototipo, éste recibió el nombre de “Edsel” en honor a su hijo Edsel Bryant Ford.


El Edsel fue lanzado al mercado en medio de una grandiosa publicidad el 4 de septiembre de 1957, y hasta ahora es recordado como uno de los fracasos más grandes en la historia de la compañía.


Este nuevo auto era un sedán inmenso, de los típicos “buques” en que se habían convertido los automóviles norteamericanos de los años 50, y no presentaba ningún diseño innovador en el campo tecnológico. Entre sus características más novedosas tenía los cambios automáticos a manera de botones en el volante (en el lugar tradicional de la bocina), y llamaba especialmente la atención el diseño de la parrilla frontal, que muchos consideraban demasiado femenino. La parte delantera, según críticos de la época, tenía forma de vagina, de collar de caballo y hasta lo comparaban con una tapa de inodoro, lo cual por supuesto, convirtió en objeto de muchas burlas a sus propietarios.


El Edsel tenía un motor V8 de 5,9 litros que daba 303 caballos brutos, su caja de cambios era automática de tres marchas más el retro, tenía frenos de tambor en las cuatro ruedas y una capacidad de 6 plazas.
En lo referente al motor, las quejas más comunes fueron que producía mucho ruido y que liberaba demasiado humo; que consumía demasiada gasolina pero carecía de potencia. También se reportaron muchos casos en que a los nuevos usuarios les había fallado el sistema de la dirección y la caja de cambios. Estaba claro que en la fábrica se habían descuidado en el control de calidad en la línea de producción.

Los cambios (marchas) a manera de botones en el volante

Básicamente lo que sucedió fue que la clase media entró en recesión, y si a esto le añadimos su estética bastante desagradable y las continuas quejas de los primeros compradores, era comprensible que no se vendiera y que la fábrica tuviera que cancelar la producción de partes y repuestos.
El desabastecimiento de repuestos empezó a hacerse notorio y después era común ver un “modelo nuevo” exhibiéndose de oferta en alguna concesionaria con una lista de partes faltantes (!).


El auto duró apenas dos años en el mercado, ya que en noviembre de 1959 Ford anunció el fin de su producción. Durante ese tiempo se habían vendido aproximadamente 80.000 unidades, que eran apenas la tercera parte de lo que la empresa había proyectado vender para no tener pérdidas. La Ford perdió con este proyecto aproximadamente $ 350 millones de la época (unos 2500 actuales).

A manera de compensación, la empresa distribuyó cupones de $ 300 y $ 400 válidos para la compra de nuevos productos Ford a quienes compraron autos seis meses antes del aviso del cierre de la producción. Vale aclarar que los Edsel fueron vendidos de fábrica por valores que oscilaban entre los $ 2500 y $ 3000.


En la actualidad el Edsel es muy codiciado por los coleccionistas debido a su fama de uno de los coches más feos de la historia. Un auto en buenas condiciones puede llegar a costar fácilmente entre $ 100.000 y $ 150.000.


En el capítulo de Los Simpson "Oh Brother, Where Art Thou?", Homero diseña un coche que arruina a la empresa de su hermanastro. Este coche es, claramente, una mezcla entre el Edsel y otro conocido como el Tucker Torpedo.

Fuentes y referencias:
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

¿Fue útil o de tu agrado el artículo?

* Ahora también puedes seguirme en Twitter:

9 comentarios:

Lara dijo...

Coñe!!! si que es feo si, jajajaj...
Besitos Carlos muuuuuacksss!!!

TORO SALVAJE dijo...

El diseñador debía ser un loco o un bromista porque vaya tela...

Saludos.

GABU dijo...

No estoy segura de lo que puedo expresar a modo de comentario porque de autos no sè nada de NADA!!!! :(

Y fijate que tampoco doy con un caballero que se precie de tal y me enseñe sobre el tema,por què serà que los hombres tienen tan pocas pulgas con nosotras a la hora de hablar de autos??

P.D.:Por otro lado,aquì los dìas Domingos alrededor de un espacio de nominado 'Bosques de Plaermo' se reùnen muchìsimos coleccionista junto a sus piezas y son verdaderas joyas impecables...


BESITOS RUTEROS ;-)

Diana Zapata dijo...

Pues mira tu que a veces uno produce algo con un determinado fin y con esperanza de que guste a los compradores y a la final produce un efecto totalmente contrario... a la final el futuro es incierto jeje...excelente post!

J. G. dijo...

grandes imágenes

Belén dijo...

No lo veo yo tan feo,pobre, cada uno es como es...

;)

Besicos

Mariette dijo...

Es super interesante este blog. Se me hace muy muy ameno.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

Personalmente no lo veo feo. Solo algo ostentoso nada más

agustin dijo...

Y sin embargo, esta misma fábrica se repuso y lanzó uno de los má spopulares d ela historia: el mustang

 
Ir Arriba