martes, mayo 24, 2011

El peor futbolista que jugó en la Premier League

En la década de 1990 el futbolista liberiano George Weah deslumbró en las mejores ligas europeas, y con sus destacadas actuaciones en el AS Mónaco, en el París Saint Germain y en el AC Milan prácticamente lo ganó todo. Era tan buen jugador que llegó a ganar el Balón de Oro y fue elegido por la FIFA el Mejor Futbolista del Mundo en 1995.

En noviembre de 1996 el Southampton era dirigido por el entrenador Graeme Souness, quien había comentado a la prensa deportiva inglesa que necesitaba de urgencia un delantero eficaz para afrontar la exigente Premier League. Como de milagro recibió una oportuna llamada telefónica que le evitaría todo el engorroso y largo proceso de probar y evaluar al candidato.

Aquella llamada fue ni más ni menos que de George Weah. El astro africano le dijo al entrenador Souness que no se preocupara, que el delantero que tanto buscaba para su equipo bien podría ser un primo suyo llamado Ali Dia. Weah le comentó al técnico que su primo tenía 30 años de edad y que justamente había terminado su contrato con el Paris Saint Germain, el cual no sería renovado. Le puso al tanto de los detalles, le comentó además que su primo Ali tenía experiencia internacional, pues había jugado 13 veces como titular en la selección absoluta de Senegal.

Graeme Souness, en aquella época entrenador del Southampton
Con tan buenas referencias, el entrenador dio el visto bueno inmediato para el fichaje y pidió a los directivos su contratación. Ali Dia fue contactado al número que les dio George Weah y menos de una semana estaba firmando un contrato de prueba por un mes con los rojiblancos, renovable siempre y cuando el rendimiento del delantero convenciera.

Ali Dia
Se presentó al primer entrenamiento con el equipo y el africano sorprendió a todo el mundo. Daba la impresión de que nunca en su vida había jugado fútbol. Al respecto, uno de sus compañeros de equipo, el mediocampista Matt Le Tissier, recordó alguna vez cual fue su primera impresión después de ver al africano tras un balón: “Era como ver a Bambi correr sobre hielo”, dijo en tono jocoso. El entrenador Graeme Souness lo justificó pensando que eran los típicos nervios del primer día, pero esperaba ansioso verlo en acción dentro de tres días en un partido amistoso que tenían programado contra el Arsenal, sin embargo un torrencial aguacero hizo que aquel partido se cancelara.

Tanta era la confianza que tenía el entrenador en su nuevo delantero o tanto lo logró convencer George Weah, que decidió convocarlo para el siguiente partido oficial que era contra el Leeds United.

Llegó el esperado día del partido y Ali Dia no fue titular pero se encontraba en la banca de suplentes con el número 33 en su espalda. Se jugaba el primer tiempo y al minuto 34' una lesión del volante Le Tissier hizo que el delantero africano debutara en el futbol profesional inglés. Luego de 59 minutos en los que Ali hizo el ridículo en el campo de juego, Souness decidió sustituirlo e, inmediatamente, lo despidió. Ese día el equipo perdió por 2 – 0.

Mucha gente aún recuerda la anécdota y consideran que aquella fue una de las peores actuaciones de un futbolista en la Premier League.



Luego del partido, el técnico del Southampton llamó a Weah para pedirle explicaciones por el rendimiento de su primo, que no era ni de lejos el brillante futbolista que semanas atrás le había ofrecido. Sin embargo, el famoso jugador negó haber realizado tal llamada y que tuviera relación alguna con Ali Dia.

Con el tiempo salió a la luz que quien realmente había llamado al entrenador Souness haciéndose pasar por Weah, había sido un amigo de Ali Dia, quien sólo había jugado en equipos de categoría regional en su país. Desde aquella vez no se volvió a saber más del jugador africano, y seguramente, aquel entrenador fue más cuidadoso con los jugadores que contrataba.

En un país tan futbolizado como Inglaterra, el africano Ali Dia llegó a encabezar la lista de “Los 50 peores jugadores de todos los tiempos” realizada por The Times.

En este video se puede ver parte de los entrenamientos del senegalés y su debut y despedida.
Para quienes siguen el blog desde Facebook, lo pueden ver en este enlace.



Si de cumplir un sueño se trataba, pues Ali Dia cumplió el sueño que alguna vez hemos tenido millones de mortales en el mundo, de jugar unos pocos minutos en la Premier League y escuchar nuestro nombre por los altavoces.

Fuentes y referencias:
1, 2, 3, 4, 5


¿Fue útil o de tu agrado el artículo?

* Ahora también puedes seguirme en Twitter:


4 comentarios:

GABU dijo...

Bueno otro sueño (??) cumplido será el de encabezar el ranking de los futbolistas más patéticos de la historia,no??
Jjajajajajaajjaa

P.D.:Pobre hombre,anó sus 15' de fama,lástima que no la supo aprovechar debidamente...

BESITOS DESDE EL CORNER ;)

TORO SALVAJE dijo...

Que bueno...
Menudo timo.

Saludos.

Manuel dijo...

Me llama la atención la ingenuidad del entrenador...

Quizás lo estoy viendo desde la visión de 15 años después, pero debió verificar las referencias.

En todo caso, los británicos a veces pecan de ingenuos.

Interesante

Saludos

Sergio dijo...

Pues que fiasco a cualquiera se le van las cabras, así se dice por acá cuando metes la pata.

Saludos mi estimado Carlos, muy interesante tu publicación, como siempre.

Un abrazo

 
Ir Arriba