domingo, agosto 09, 2009

Las grullas de papel

Sadako Sasaki era una niña que vivía cerca del Puente Misasa en la ciudad de Hiroshima, Japón. Fue la primera hija de una familia de clase media, su padre tenía una peluquería. Cuando ella nació, el país se encontraba en plena guerra y su padre fue reclutado en el ejército, por lo cual su madre tuvo que hacerse cargo del negocio para sostener a la familia.

Apenas había cumplido dos años cuando se lanzó la bomba atómica sobre su ciudad el 6 de agosto de 1945. En el momento de la explosión se encontraba en casa con su madre, aproximadamente a 1.7 km de la zona cero. Su progenitora la tomó en sus brazos y juntas pudieron escapar sin lesiones y se refugiaron bajo el cercano puente, donde pudieron guarecerse de la pertinaz lluvia ácida que siguió a la detonación.

Distancia desde la zona cero hasta la casa de Sadako, 1,7 Km aproximadamente

Al poco tiempo se dieron cuenta de que tuvieron mucha suerte, ya que inexplicablemente pudieron salir ilesas puesto que su casa quedó en ruinas. Debido a esto se mudaron durante algún tiempo a la casa de un familiar en la localidad de Miyoshi, cercana a Hiroshima.

Sadako creció y se convirtió en una chica sana y con mucha energía. En su escuela pertenecía al equipo de gimnasia y atletismo, de hecho en sus participaciones llegó a imponer un récord de velocidad para los 50 metros planos en su categoría. Su sueño era convertirse en profesora de Educación Física.
En 1954, a la edad de 11 años, mientras se entrenaba en una pista, empezó a sentirse mal y se desmayó.

Sadako antes de ser internada en el hospital

Le fue diagnosticado leucemia, conocida en ese entonces como "enfermedad de la bomba atómica", ya que se la asocia directamente con la radiación.
Al ingresarla al hospital, los médicos hablaron con su padre, sin titubeos le dijeron:
“La situación de Sadako es grave, debe ser hospitalizada inmediatamente. Con fortuna, puede ser que le quede un año más de vida”
Pasaron los meses, y Sadako no sabía cómo ocupar su tiempo en el hospital, se aburría a pesar que su enfermedad le permitía hacer una vida más o menos normal. Se dedicaba a caminar por los pasillos y jardines del centro médico donde era ya una paciente conocida.
Un día de agosto mientras recibía la visita de su mejor amiga, Chizuko Hamamoto, esta le preguntó a Sasaki:
“¿Recuerdas aquella historia que dice que si logras hacer 1000 grullas de papel con el arte del origami, los dioses te concederán un deseo que se hará realidad?”
Entonces Hamamoto plegó una pieza de papel dorado una y otra vez formando una hermosa ave. Se la entregó a Sadako y le dijo: “Aquí está tu primera grulla”

Doblar grullas en origami no es tarea fácil como parecería, pero en los días siguientes, después de que su amiga le enseño la forma correcta de plegar el papel, empezó a hacer tantas como podía.
Como eran una gran cantidad de pajaritos los que tenía que hacer no había suficiente material debido a que todo el país se encontraba en recesión y tuvo que ingeniárselas para encontrar otras fuentes de papel, y de esa forma empezó a utilizar todo lo que tenía a su alcance en el hospital: cajas de pastillas, etiquetas, recetas, envolturas de golosinas, cartas, sobres etc...

Grulla de origami en una pintura japonesa

Sadako tenía la esperanza de que los dioses le concedieran el deseo de volver a correr de nuevo. Sin embargo, pensó que no sería justo pedir la curación sólo para ella, y pidió que el esfuerzo que iba a hacer sirviera también para traer la paz y la curación a todas las víctimas del mundo.


Pasó el tiempo y el número de grullas iba aumentando, pero el estado de Sadako empeoraba, su piel empezó a amoratarse, perdió el apetito y físicamente se debilitaba cada vez más. Ya había pasado ocho meses en el hospital y su familia la visitaba asiduamente al igual que sus compañeros de clase.

El 25 de octubre Sadako hizo un enorme esfuerzo para comer y apenas probó el arroz. Su madre le preguntó tras un par de bocados si el arroz estaba bueno y Sadako respondió: "está rico mami". Esas fueron sus últimas palabras, pues la niña murió poco después de que su familia dejase el hospital tras la visita. Sadako había conseguido hacer solo 644 Grullas de papel.

Tras su muerte, sus compañeros del colegio impactados por la pérdida hicieron pública la historia de Sadako para honrar su memoria. Esta tuvo un impacto social muy fuerte, miles de niños en todo Japón sintieron la necesidad de completar la labor de Sadako, y el día del sepelio fue enterrada con sus 644 Grullas de papel, pero más de diez mil grullas de colores de miles de niños de todo el país adornaron su lápida.

Sadako yace con sus 644 grullas
La sociedad entera decidió dedicarle un monumento donde se representaría a Sadako sosteniendo una grulla dorada en su mano, la que también sería dedicada a todos los niños que murieron a causa de las bombas atómicas.


Su estatua se encuentra en el Memorial de la Paz de Hiroshima desde 1958, y en la base está inscrito: "Éste es nuestro grito, ésta es nuestra plegaria; paz en el mundo"

Hace 64 años ya, se liberó por primera vez la energía del átomo sobre población civil. Ojalá que esta plegaria siempre esté latente y sea un triste recordatorio de algo que no debe suceder nunca más...

Fuentes:
City.hiroshima
Wikipedia

51 comentarios:

Carlos dijo...

Un agradecimiento especial para mi amiga Key y a sus sobrinitas Romina y Diana por la oportuna información para realizar este post.

Tamia dijo...

siempre interesante, que bonita y triste historia

TORO SALVAJE dijo...

Que pena.
Pobre niña.

Saludos.

lopillas dijo...

La imagen de Sadako con sus grullas es tan triste. Cuántas historias de una a una habrán en semejante locura... gracias como siempre por traernos un ejemplo.

Mi origami también a este grito de esperanza.
Un beso muy grande, Carlos.

MentesSueltas dijo...

Hola, te invito a leer un "auto-reportaje" por mis 4 años en el ciber-espacio, espero te guste.

Mil abrazos.
MentesSueltas

Lara dijo...

¿Sabes? has hecho que se me salten las lágrimas pero me ha gustado mucho leer esta história.
Muuuuuacks!

guadis! dijo...

Siempre hay relatos muy interesantes en este blog! Envié este post a Chuenga.net.
Te invito a participar de la red social.
Link a tu post: http://chuenga.net/story.php?id=7110

Key dijo...

Carlos
Muchas gracias ! ^_^

moderato_Dos_josef dijo...

Gracias Carlos. Te parecerá una tontería pero, me he sentido como un niño leyendo este post... y he derramado unqs lágrimas. Es precioso y muy triste.
UN saludo

Alimontero dijo...

Querido Carlos, ayyyy...recordándose en tantas partes el "Día del NIño" ayer, esta historia me dió muy fuerte...por favor permíteme llevarme esta imagen de la imagen japonesa con la grulla en origami...y compartir este sentimiento en mi sidebar...
Un abrazo con todo mi sentimiento de amor por esta historia, por los inocentes de este "monstruo grande que pisa fuerte la pobre inocencia de la gente": La Guerra....
Grande ud mi señor....
Gracias,

Ali

Mariluz dijo...

Amigo Carlos, no por conocida es menos emotiva... la tristeza y el amor -asidos de la mano- ¿cuándo dejaremos de ser tan destructivos?:¡¡Paz para todos!!

Me robo la imagen del memorial Sadako ¿vale? gracias y un abrazo grande

martin romaña dijo...

Que linda historia... A veces la tristeza se viste de hermosura... Y la historia, como habrá miles de miles, solo muestra que hay cosas interminables: el universo y la estupidez humana...
Saludos y sigue escribiendo...;)

Dragonfly dijo...

ay Carlitos... que linda historia, se me hizo un gran nudo en la garganta.

besos ;)

M. dijo...

Por un momento no me sentí lectora sino oyente, conseguiste que estuviera ahí, a tu lado mientras alguien contaba la historia de Sadako, aún hoy en día, los afectados de la bomba de Hiroshima ocultan su pasado como algo vergonzoso... terribles las secuelas físicas y más terribles las psicológicas, pero la mejor terapia ante esta traumática experiencia es la reacción que tuvieron los compañeros de Sadako. Una historia emotiva,Carlos. Besos (mil)

Gizela dijo...

Sé que soy una soberana llorona.
Y a veces lloro por lo que no debo
Pero he llorado con ganas mientras te leía.
Vaya historia..
Ni se si decirte que es bella, porque trae tanta tristeza en ella.
Y son muchos las almas de niños que se amparan en esa estatua.
Y son muchos los niños vivos que hoy claman, para que las guerras cesen.
Para que la paz les deje vivir la vida como merecen.
Ojala que las grullas sigan volando en el espíritu del mundo y cesen los horrores.
Un beso inmenso Carlos.

GABU dijo...

Amigo querido... A medida que leìa tu historia mi angustia crecia no sin la esperanza de que el final fuera muy distinto... :(

La guerra les ha demostrado a los hombres que la devastaciòn de las ciudades conlleva la vida de millones de inocentes que jamàs tienen voz ni voto!!

P.D.:Y con respecto a las grullas son de una sutileza sublime!!
Dicen que el doblar una grulla significa mil años de vida y mil grullas alargan la vida en un millón... =)

La simbologia de las grullas al igual que la de la flor de cerezo o "sakura",donde se doblan flores de cerezo con papel,tienen un mensaje de justicia y esperanza,en el cual bien vale apostar!!


TE DEJO MILES BESITOS VOLADORES :)

JASVI dijo...

Wow, vaya aportación!
Carlos, gracias una vez más,por compartir este tipo de historias.

Hace un par de años no estaba del todo bien y mi hermano lo notó, sabia q me gustaban las grullas de papel, busco un libro en la biblioteca y aprendió, la primera que hizo me la dio, aun la conservo, al leer tu post casi se me salen las lágrimas por recordar aquel día y ver que alguna vez una grulla dio esperanza a una niña.

Mil besos Carlos.

El antifaz dijo...

Luchar por la paz no es pintarse las manos de blanco y lanzar palomas.
Luchar por la paz es hacerla; cada día que te levantas tu actitud la transmite. Es odiar la guerra. Es denunciar los abusos de las empresas de paises "desarrollados" con las armas que venden a los que no tienen qué comer.
Es eso... es una actitud. Es querer que los niños se salven.

Hay una torre en la ciudad china de Wuhan que se llama la torre de la Grulla Amarilla (Huanghelou), y que soporta la leyenda de haber salvado a la colina donde está la torre de una serpiente. Quizá ese símbolo no sea casualidad. La torre original se construyó hace más de 300 años.

Saludos.

Cordelia dijo...

:´( Que triste historia Suasnavas!!!

Estas lecciones, estas historias y estos personajes siempre le dejan a uno la piel de gallina!!!

:(

Gringuita Quiteña dijo...

A los tiempos por tu sitio!

Q historia tan triste, lastimosamente como miles de historias que no salen a la luz de niños de todo el mundo que inocentes, pagan con sus vidas en guerras, hambrunas, en las calles de nuestra propia ciudad.....

esteban lob dijo...

Sublime historia, Carlos, con un final tan triste...salvo que por su sacrificio como el de centenares de miles de otras Sadako, la imagen de ella quedó perpetuada en el recuerdo y la añoranza de sus compañeros y la pena de tantos.

Fuerte abrazo.

Ursus Andinus dijo...

Que interesante,... había oído la historia. Y hasta ahora se hacen grullas en Hiroshima ... yo sabía doblar el papel para hacer grullas, que hermosa ave de papel sale ...

un abrazo estimado

C. dijo...

que casualidad que te recordaran los atardecer de san sebastian, yo soy de la habana y ahora vivo en san sebastian....No dejo de decirlo me encanta tu blog....

Alí Reyes H. dijo...

Y como esa...miles y miles de historias trágicas. Oí, necesito confirmar, que uno de los tripulantes del Enola Gay y que se suicidó...si es así, se entiende por qué lo hizo

Po eso es que no entiendo tamaña irresponsabilidad de Corea e Irán para fabricar esa bomba y lo peor, el hecho de que presidentes latinoamericanos, apoyen esa nefasta iniciatiba...no lo entiendo

lidia dijo...

y me hicite acordar a una pelicula ,creo que rusa,que vi cuando etudie cine...solo ENCANTADOR lo que has escrito y dicho
un abrazo
lidia-la escriba perenne
www.deloquenosehabla.blogpot.com

Alí Reyes H. dijo...

Se me olvidaba. Cuando uno abre tu blog aparece una encuesta que dice señora o señor etc. El caso es que esa ventana no cierra por nada y tapa los primeros tres párrafos del artículo, tuve que intuir lo que decían.

P@lm0 dijo...

historias asi, a uno lo hacen reflexionar acerca de como los que tenemos tiempo y tenemos las energias a aveces no la aprovechamos.

Un saludo

Sergio dijo...

Muy interesante esta historia como todas las que nos cuentas, que tristeza que tantos niños mueran por las interminables guerras que se dan en el mundo.

Saludos

Cecy dijo...

Me ha conmovido la historia de esta niña.
Ojala que se cumpla su deseo de paz.

Besos mi querido Carlos.

Betty dijo...

Te cuento que en el hall de ingreso del Centro Cultural Peruano Japonés se puede apreciar una estatua que representa a Sadako y lleva un collar hecho de grullas, lástima que no pueda mostrarles una foto :(
Aquí en la colonia japonesa también algunos hacen las grullas para pedir por la salud de alguien.
Muy linda y conmovedora la historia.
Saludos

Amorexia dijo...

Buenísima historia!!!

De las mejores que te he leído compañero, muy bien.

Deshora.

Karina dijo...

Una historia muy conmoverdora. Hace un tiempo la vi en la tele y me emocionó. Lo mismo ahora... ´las historias de las inocentes víctimas de la guerra...

Un beso Carlos, y como siempre : ¡¡GRACIAS TOTALES!!

Angélica dijo...

Pero la sociedad y el mundo entero, no tienen memoria querido Carlos. Ojalá la plegaria quedara grabada en los corazones de todas las personas para que NUNCA MÁS. Pero es una utopía y tú y yo lo sabemos.

Hermosa historia. Triste. Me dieron deseos de llorar.

Aprendí a hacer esas figuras de papel, pero ya no me acuerdo. Había una supervisora que era profesora básica (de niños pequeños) que nos enseñó. Me hiciste recordarla. Murió cuando todavía trabajaba en telecomunicaciones. No fui a su funeral porque los odio.

Muy bella la pintura japonesa.

Un beso y un abrazo para ti mi querido amigo.

Belén dijo...

Ostras Carlos!!!!!!!

QUé historia, no la conocía, pero es precios, triste y real,pero preciosa :)

Besicos

Citizen Dive Watches dijo...

Citizen Watch Company is a watch brand in mens watches and dress watches.Citizen Watch Company makes dive watches, navihawk watches and
eco-drive. They make every kind of watch you can think of. There are Citizen dress watches Perpetual Calendar Chronograph.Citizen watches is the
Eco-Drive There are Citizen diving watches. Citizen sport watches.Wide range in the price of Citizen watches online

Tabita dijo...

Querido Carlos me has conmovido hasta las lágrimas. Me uno a la plegaria, Hiroshima no puede volver a pasar. Un abrazo.

tali dijo...

mi querido rey... he leido este post oyendo "calling all angels" y no puedo evitar derramar algunas lagrimas, me ha conmovido hasta el tuetano...
solo puedo pensar que estas historias no deberian repetirse...
pero no siempre el deber ser se hace realidad.

un abrazo enorme!

Juan Montalvo dijo...

Carlos, creo sinceramente que deberías ampliar el espacio de tu blog hacia un ámbito más multimedia y comenzar, cómo mínimo, un podcast en audio. Sadako es un poema en contra de la barbarie armamentista que emociona por su sencillez sin caer en ñoñerías bobaliconas. No sé cómo lo haces: caminas por ese filo imposible de transitar en el que un mínimo desliz tornaría en ridiculos floripondios de profunda indigestión o en el patético mal gusto del frikismo... y sin embargo logras un producto tan ameno como imprescindible.

Sentado Frente al Mundo siempre será el lugar que me descosa de la violencia política y me retorne al descubrimiento del más humano de los humanismos. Eternamente agradecido.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

me ha gustado el cuadro japonés de la grulla de origami. Es mágico.

RECOMENZAR dijo...

Belleza de texto me has dejado triste el alma Tus palabras bailan mientras te leo desde la distancia

Ignacio dijo...

Carlos, como siempre novedoso en tus post, y por desconocimiento de esta bella, y triste historia al tiempo, trataré de hacer una grulla, aunque siempre se me dió mal, bastante ese arte.
Igualmente servirá para honrar su memoria, y todas las víctimas del uranio enriquecido.
Un abrazo.

Andrés dijo...

Una bella historia para película, buen post.

Felicidades

Mary Lovecraft dijo...

Ay Carlos, me emocionó muchísimo la historia de Sadako, no puedo escribir más...

ojalá su deseo se cumpla algún día

un beso

Anónimo dijo...

jajajajajaja..........que cantidad de comentarios.......definitivamente lo más popular no es lo mejor........mientras los conciertos de jazz están vacíos los de tecnocumbia a reventar......no es tu culpa....es culpa de ya sabes quien jajajajaja......

Hipatia dijo...

Preciosa historia, Carlos.
Muchas gracias.

Coki dijo...

Esta historia es muy similar al cuento "Mil grullas" del libro "No somos irrompibles" de Elsa Isabel Bornemann, que leí cuando era muy pequeño y siempre me impactó mucho.

No sabía que estaba inspirado en una historia real, y veo muy probable que fuera en esta.

Saludos.

Ka-tica dijo...

definitivamente conmovedora!!!
y al menos su sueño se cumplio, ella pudo "descansar", y reavivo la esperanza de un pueblo entero!!!
=)

Ŧirє dijo...

bueno amigo...esta historia me la llevo...me fascinó la historia de sadako y sus grullas...tambien hablare sobre ella...tenlo por seguro...un abrazo carlos...

aliciablanco dijo...

Hola Carlos, hola amigos
gracias por compartir esta historia conmovedora. Ahora, para cumplir el sueño de Sadako, les propongo hacer juntos nuestra parte de la historia. Los invito a sumarse a la Marcha mundial por la paz y la no violencia (www.marchamundial.org).
Un afectuoso saludo a todos

alkerme dijo...

Preciosa historia.
Siempre me dejas con la boca colgando...

Saludos

Ferna dijo...

Compré unas de colores para regalar... Llore al leer la historia que prácticamente no conocía... No conocía el significado gigante de lo que estaba regalando... Simplemente hermoso...

 
Ir Arriba