domingo, octubre 12, 2008

La foto maldita


Esta es una imagen que ha circulado desde hace casi 15 años en mails masivos tratando de despertar nuestra conciencia y mostrarnos una vez más las abismales diferencias que existen entre el primer y tercer mundo.

-“Es la foto más importante de toda mi carrera pero no estoy orgulloso de ella, no quiero ni verla. La odio. Todavía estoy arrepentido de no haber ayudado a la
niña.”
Kevin Carter
Estas fueron las palabras de su autor, Kevin Carter al recibir por ella el Premio Pulitzer en 1994, luego de que fuera publicada como portada del NY Times.
Tres meses después de recibir su galardón, se suicidó.

Dicen que por la presión de la prensa, críticas de colegas y el mundo en general, al acusarlo de no haber auxiliado a la niña y quedarse esperando -según sus propias palabras- más de veinte minutos a que el buitre abriera sus alas para lograr un mejor efecto visual, de más impacto.
Al no lograr que el ave extienda sus alas, se dio por vencido, tomó su imagen, los rollos y se fue del lugar.
Mucha gente comparó su actitud con la del buitre oportunista.

La escalofriante foto logró mayor impacto que el que hubiera soñado su autor, pero una imagen así, la opinión pública, el miopismo mediático, el sensacionalismo, debían cobrar una víctima y lastimosamente fue su propio creador.

Un tiempo después el fotógrafo Luis Dávilla viajó a la misma población de Ayod en Sudán, a fotografiar la misma miseria humana, y se percató que la imagen de Carter "fue captada en el sitio que utiliza esa tribu para depositar la basura y defecar a unos 20 metros de la puerta del poblado", porque si, porque aunque desnutridos y olvidados, esta gente también es civilizada y tiene sus normas y espacio para cada necesidad.
Dávilla dice que Kevin Carter mintió. Que el buitre no acechaba a la niña.


Aquí me parece que hay que destacar el valor de Carter al no contar la verdad sobre su foto, porque sensacionalista o no, quienes lo conocieron, dicen que Kevin solo quiso remover conciencias.

El solo nos regaló la foto y nosotros le pusimos el significado.
Fuimos espectadores occidentales, agobiados por el incremento de la obesidad infantil en nuestros países o atormentados por ser dignos exponentes de la bulimia y la anorexia como un referente de belleza.
Estamos con la conciencia tan pesada que le echamos la culpa al pobre Carter por “insensible” al tomar esa foto, y poco o nada se dijo sobre su muerte porque con ella ya “pagó” el pecado de remover nuestras conciencias.

Irónico, mientras la mitad de la población del planeta se muere con el colesterol alto y cuenta sus calorías, la otra mitad se muere del hambre.
Ese era el mensaje que nos quería dar Carter con su fotografía, pero en vez de buscar soluciones, la opinión pública lo crucificó.

115 comentarios:

Gio Yakún dijo...

Mi querido Carlos, ¡no tenía idea que la foto de Carter fuera falsa! es decir, que en realidad no representaba el acecho del buitre.

Es increíble, pero en últimos años me he ido enterando que algunas de las más famosas fotos de la historia son falsas (existe una de la guerra civil española, que fue desmentida por el propio fotógrafo que contó cómo instó al soldado a posar su "muerte").

Algo parecido sucede hoy con la crisis mundial de los mercados: la "opinión pública" esa entidad nebulosa e inasible, se mueve tan rápido que ante la desconfianza en el sector financiero americano, se cayeron las bolsas de todo el mundo, ya quebró Islandia y cientos de empresas no financieras en todo el mundo sufren los estragos de los altibajos cambiarios, porque la gente reacciona "demasiado rápido" y ya no confían en el mercado...

Así pasa. Es más fácil desconfiar del fotógrafo. Él no era el buitre. Lo somos todos que aún vemos la foto y nos asombra, pero no hacemos nada, ya no digamos por África, sino por los que tenemos cerca de nosotros...

Abrazos!

Gio.

Gio Yakún dijo...

¡¿Cómo?! ¿Soy el primero?

¡Oh! wow.

(Gio abre los ojos y la boca, mientras mira con humildad la pantalla de la compu...)

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

Lo que es la conciencia humana, yo siempre viví impactado sobre esa foto, al final creo que si fue o no fue lo que se quiso decir, creo que nos impacto a todos en el mundo.

Movió las placas tectónicas de la conciencia humana.
Saludos

TOROSALVAJE dijo...

La mayoría de las fotografías que han impactado a la gente son falsas, o montajes, o manipuladas.

Es una pena porque ya pongo en duda todo lo que circula por la red o sale en los medios de comunicación.

La opinión pública se manipula a través de ellas. Yo ya no me las creo.

Un abrazo.

Jorge Llaguno dijo...

Tomando el último comentario de Torosalvaje, justo acabo de publicar un post sobre la falta de confianza y la crisis actual.

A mi modo de ver, la crisis financiera tiene que ver con eso: con una crisis de veracidad, de confianza entre los seres humanos. Y los medios de comunicación han contribuido a hacernos sentir que no es posible confiar en nadie, como podría suceder con la foto.

Lo que me impresiona es que se haya suicidado el fotógrafo. Quizá haya otra explicación: que él siempre pensó que su foto era "real"...

Jorge

mjormy dijo...

Lo que más interrogantes deja es por qué se suicidó? En qué sentido pudo la prensa haberlo influenciado a semejante decisión?
Talvez él pensó que realmente el ave se quería tragar a la niñita.

Saludos!

Carlos dijo...

Mjormy, lo que sucede es que al tratar de "concientizar" a la gente, Carter se inventa que la foto fue casual y que no pudo hacer nada por salvarla.

Omite que es tomada en el basurero y letrinas de una aldea pobre que está "ya acostumbrada" a convivir con esas aves carroñeras.

Sea para bien o para mal, esa pequeña omisión se le salió de las manos y pasó a ser señalado por TODO EL MUNDO como el "insensible que no salvó a la niña".

Sabes? la vida de Kevin Carter tiene muchas aristas. Pertenecía a un grupo de fotógrafos temerarios que conseguían fotos de impacto en medio de las balaceras de Sudáfrica cuando estaba en auge el Apartheid.
Para soportar esa adrenalina y trabajo bajo presión se dice que el y sus amigos fotógrafos hacían varios cockteles de drogas antes de entrar en acción.

De hecho unos meses antes de su suicidio, su mejor amigo murió mientras sacaba imágenes en medio de una balacera.

Hay mucho para especular, una fuerte presión, drogas, la muerte de su amigo...y claro, un innegable sentido de solidaridad al tomar esa foto y presentarla al mundo como una muestra de las "desigualdades" entre estilos de vida.

Gabiprog dijo...

Lo peor de la situación esta como tú dices en tu ultima contestación:
Carter se inventa que la foto fue casual y que no pudo hacer nada por salvarla.
La foto como tal, es correcta. La fotografía remarca, enmarca y recorta la realidad, el fotógrafo decide el encuadre, perspectiva y enfoque para su propósito.
Me quedo con el mensaje de la foto. Aunque Carter podía haber sido más ‘sutilmente’ sincero.

Saludos.

Waiting for Godot dijo...

Hola! he estado medio perdida del mundo bloggero pero que sepas que siempre te tengo presente. Besitos para ti. Ya mismitico Vuelvo :)

Enredada dijo...

Carlos, primero GRACIAS por la historia d eesa foto, no tenía idea de ella, ni de lo que había pasado con el artista que la tomó.
Si, esa foto me impactó, impactó al mundo, a nuestro mundo lleno de quejas y malestares.
La opinión pública; es terrible, desde ella y los medios que hacen oportudidad para que ella exista se crean moustros sin sentido que se desvanecen al día siguiente, sacrifican a personas, como este fotógrafo, y arruinan vidas...
Está todo al revés...
GRACIAS amigo, por esta historia, por tu modo de pensar y por ser tan HUMANO en un mundo que parece habitado por bestias.
Un abrazo de oso

Euchy dijo...

Había leído o escuchado -capaz fuiste tu mismo quien me contó pero no recuerdo- en alguna parte eso de que se suicidó, pero no sabía si era cierto.

Como todo, tiene múltiples interpretaciones.

un beso ♥

Sylvie dijo...

Para llegar a suicidarse, igual es porque él sí creyó que ese buitre iba a acechar a la niña...

el beneficio de la duda siempre existirá para mi. no me gusta tratar a nadie de mentiroso si no me lo demuestra claramente.

Ilusa que es una, quizá...pero me da igual.

Besitos.

Ps: joder, la foto...es que creo que el hecho de estar ahí el buitre o no, da igual...es dura de todas formas.

Ludovico dijo...

En término de fotografía, hizo su trabajo. para que mentir? Pues queda en cada uno la respuesta

Cordelia dijo...

Como suele suceder la mayoria de las veces cariño... Nos dejamos llevar por la primera impresion...

Ademas de que el difundir la foto a traves de mail ya es bastante enfermo, recuerdo haber recibido la foto por mail muchisimas veces a la cual solo me quedaba... "Suprimir"

Besitos!

moderato_Dos_josef dijo...

Exacto, esta foto manipulada o no era un mensaje para que el mundo se concienciara y de qué ha servido? De nada. Yo creo en Kevin Carter, es más, pienso que era un aventurero sincero que se involucraba en peligrosas guerras para traernos las imágenes más crudas y hacernos ver la realidad tal cual es. Si manipuló fue con un fin admirable; para despertar las conciencias, en cambio lo criticaron y tildaron de asesino y despiadado pero...¿dónde estaban los que lo criticaron? Se suicidó al no soportar conllevar las desgracias de este mundo, y además, siempre detestó que le dieran un premio que a él se le hizo cuesta arriba. Un saludo amigos!

Vere dijo...

No se los motivos de su suicidio, creo que nadie puede saber que es lo que esta pasando realmente por su cabeza en ese momento, ya que para llegar a esa instancia realmente una persona debe estar enferma.

Un beso

Alimontero dijo...

"La verdad, quien la tiene?" es mi reciente entrada...y tiene tanto que ver con la tuya!
El ser humano, o sea nosotros, sentenciamos, condenamos y luego crucificamos...igualmente con nosotros mismos! qué dolor!
Un abracito amigo querido.. como siempre disfruto todo lo que haces..
Excelente semana para tí y Evan!!

Ali

Elizhah dijo...

me he quedado sin palabras

 kotto dijo...

vi muchas veces esa foto, supe tambien del suicidio de quien la tomo ... pero me sorprende saber que la foto no fue tal... independiente del proposito de la foto... y su real verdad , conmueve, estremece y creo que el mensaje todos lo captamos...

un gran abrazo

Amorexia. dijo...

Excelente post. Ya conocia esos detalles de la historia de Carter y sin embargo cada vez que se toca el tema, vuelvo a analizarlo. A Carter se le cobra el engaño y la manipulación que hizo con su foto, pero el público olvida que ese tipo de show mediatico es el que le gustay el que le mueve, por que de otra manera es la apatía la que manda en sus actos.

Saludos a deshoras.

Belén dijo...

Se ha hablado tanto de esta foto, pero tanto...

Y qué mas da si es real o no, a mi me parecióescalofriante, como escalifriante es lo que hay detrás,las cabezas bien pensantes juzgando lo que pasó, mientras comemos tres veces al día y no agoniamos porque no podemos pagar el teléfono móvilúltimageneración que tiene nuestro ... ahí es nada...

Besicos

Taito dijo...

Y él se dejó crucificar, Carlitos querido. Porque quien trabaja en los medios debe saber que se expone a eso, a los dimes y diretes del público. Pero más allá de todo, la foto sigue resultando impactante, no sólo por el buitre acechante, sino por ese cuerpito desnudo y delgado casi hasta los huesos y ese paisaje desolado que dice más que mil palabras. Un abrazo.

LeX dijo...

impactante en realidad, la verdad africa a sido la que ha financiado el prospero progreso del capitalismo europeo, creo que es tiempo de detener el auge del dinero para dar oportunidades a quienes no las tienen, no se trata de socapar la vagancia con un comunismo que ya fracaso, hoy de la misma manera el capitalismo lo esta haciendo, pero si todos merecemos las mismas oportunidades y dejar de ser pisoteados por los de la cumbre de la ìramide, y su poder belico

MATEO dijo...

Realmente, concidero que cada quien puede interpretar el arte desde su optica. Aunque es evidente que una carga emocional tan grande que puede acarrera las criticas de un publico de doble moral adicto a la censura. Pues desencadenaron la muerte de un artista.

Algo que es evidente y que no analizams es que los chulos o buitres como le llaman uds, son anmimales carroñeros, es decir solo se alimentan de carne en estado de descomposicion. Es evidente que el animal no podria estar al asecho. Por que nunca lo esta. Solo come cosas muertas.

Es una humilde opinionde todo lo aprendido hasta la fehca gracias a National Geographyc

iCy dijo...

Carlos como siempre aportando un poco más a la perspectiva de sus lectores.

La foto como foto, realmente es muy buena... yo pienso muy a mi pesar que logra un gran efecto, el significado de la misma, como siempre... queda a criterio de cada una de las personas que la vea.
A criterio personal, pienso que no debería haber mentido, simplemente alegar que fue una foto como cualquier otra, claro que si lo hubiera hecho no tendría el reconocimiento que tuvo. Un pequeño precio que tuvo que pagar con su propia vida.

Andrea para Fonsi dijo...

Q triste!! Bueno aki viene algo alegre...YA CONOCI A FONSI...ESPERO QUE PASEN POR MI BLOG Y ASI VEAN COMO FUE CUANDO POR FIN LLEGO EL MOMENTO DE CONOCERLO....JAJA...LO AMOOOOOO!!

chapete dijo...

la verdad es que somos tan egoistas que casi nunca nos paramos a pensar en los que no tienen nada.

deberiamos hacerlo mas a menudo.


chauuuuuuuuuuuuuuuuu

Dragonfly dijo...

Cierto, cierto, ciertooooo.... cada vez que paso más de dos días sin contar cuantas porciones de carbohidratos me comí, ya me siento extraña y todo a causa del maldito colesterol y mi cuerpo de pintura de Botero...

Besos ;)

Iconoclasta dijo...

los fotógrafos siempre hacen ese tipo de cosas, buscan forzar el momento...sin embargo no deja de ser cuestionable que en muchísimos casos hacen precisamente lo del buitre, espiar la agonía o la miseria de otro ser humano solo para tomar una foto sin intentar hacer nada por ayudar.

Es algo que yo siempre he criticado en lo particular-.

Raùl Junquera dijo...

Todas las fotos desde un punto de vista u otro pueden ser mentira, no hacen falta buitres ni niños para darse cuenta de que algo falla, la imagen de un trono de oro con su Rey sentado sobre èl en la mismìsima Àfrica me hace ver muchos buitres sobre muchas personas que realmente estàn moribundas y no hace falta que aparezca en la instantànea para darme cuenta que es asì.

Saludos CARLOS, besos EVAN.

alkerme dijo...

Hemos leído y visto infinidad de veces la foto, me pregunto si alguna vez conoceremos la verdad aunque la verdad como bien dices es que "la mitad de la población del planeta se muere con el colesterol alto y cuenta sus calorías, la otra mitad se muere del hambre"

Saludos

KARMILA dijo...

Hay niño¡¡

No te puedo describir la sensación tan extraña que me ha dejado ver esta abominación¡¡

Son 15 años y lo peor no se cuantos años pasaran aun más para que cambie esto y creeme que no soy pesimista pero creo que no cambiara. Lo lamentable es que no solo en Africa se ve esto simplemente hay que mirar en nuestros propios países en esas zonas rurales o marginadas en donde se ve esto día a día, lamentable¡

Te dejo besos y abrazos para ti, Evan, Bruno y mis pug´s¡¡

Carlos dijo...

A propósito: Extraído del Blog Gotinha´s ripios, extraído a su vez de una nota del Diario El País de España: LA FOTOGRAFÍA DE LA PESADILLA.

La imagen de ese buitre acechando a una niña moribunda en África le persiguió en vida. Con ella atrapó el Pulitzer, pero también la maldición de una pregunta: “¿Qué hiciste para ayudarla?”. A Kevin Carter, cronista gráfico de la Sudáfrica del 'apartheid', la presión le empujó al suicidio. Un periodista testigo de aquellos años rememora su figura.

Un hombre blanco perfectamente bien alimentado observa cómo una niña africana se muere de hambre ante la mirada expectante de un buitre. El hombre blanco hace fotos de la escena durante 20 minutos. No es que las primeras no fueran buenas, es que con un poco de colaboración del ave carroñera le salía una de premio, seguro. Niña famélica con nariz en el polvo y buitre al acecho: bien; no todos los días se conseguía una imagen así. Pero lo ideal sería que el buitre se acercara un poco más a la niña y extendiese las alas. El abrazo macabro de la muerte, el buitre Drácula como metáfora de la hambruna africana. ¡Ésa sí que sería una foto! Pero el hombre esperó y esperó, y no pasó nada. El buitre, tieso como si temiera hacer huir a su presa si agitara las alas. Pasados los 20 minutos, el hombre, rendido, se fue.
No se debería de haber desesperado. Una de las fotos se publicó en la portada de The New York Times y acabó ganando un premio Pulitzer. Pero incluso así se desesperó. Y mucho. El hombre blanco era un fotógrafo profesional llamado Kevin Carter. A los dos meses de recibir el premio en Nueva York se suicidó.
Hay dos preguntas. La primera, ¿por qué se suicidó? La segunda, ¿por qué no ayudó a la niña? La respuesta a la primera es relativamente fácil. La respuesta a la segunda es más interesante. Remontemos.
Kevin Carter nació en Sudáfrica en 1960, dos años antes de que Nelson Mandela empezara su condena de 27 años de cárcel. Al llegar a la adolescencia empezó a entender que ser blanco en Suráfrica significaba ser una de las personas más privilegiadas de la Tierra y, al mismo tiempo, cómplice de una atroz injusticia. Cumplidos los 24 años, Carter descubrió que el periodismo era el terreno donde libraría su guerra particular contra el apartheid.
Comenzó su carrera en 1984, cuando las poblaciones negras en las periferias de las grandes ciudades -como Soweto, que estaba al lado de Johanesburgo- se convirtieron en campos de batalla. Jóvenes militantes negros, cuya única fuerza residía en su ventaja numérica, lanzaban piedras a los policías y a los soldados, que respondían con gases lacrimógenos, balas de goma o balas de verdad. Cientos murieron, miles fueron encarcelados. Soweto ardía, y allá, casi permanentemente instalado, estaba Carter, fotógrafo novato de The Johannesburg Star, expiando su culpa.
La gran ironía de la historia reciente de Suráfrica es que cuando salió Mandela de la cárcel en 1990, cuando empezó el proceso de paz que condujo cuatro años después a la democracia, se desató una violencia mucho mayor. Durante casi la totalidad de aquellos cuatro años, Soweto y otra media docena de poblaciones negras en los alrededores de Johanesburgo vivieron una anarquía asesina demencial, nutrida por opositores al proyecto democrático, en la que murieron unos 12.000. Allí, una vez más, estaba Carter. Todos los días. Se presentaba temprano por la mañana a los campos de la muerte, como se presentan los oficinistas a sus lugares de trabajo.
Yo también me presentaba allí, pero con menos frecuencia y más tarde. Siempre que llegaba a estos lugares, en pleno tiroteo o minutos después de una masacre, ahí veía a Kevin Carter, sudado, polvoriento, bolso sobre el hombro, cámara en mano. A él y a sus tres amigos fotógrafos, Ken Oosterbroek, Greg Marinovich y João Silva. Les llamaban a los cuatro “el Bang Bang Club”. Hacían fotos espeluznantes y se exponían a peligros extraordinarios. Yo había llegado a Suráfrica en 1989 tras seis años cubriendo las guerras de Centroamérica. Vi pronto que daba mucho más miedo estar en 1992 en un lugar como Tokoza o Katlehong, a escasos kilómetros de Johanesburgo, que en 1986 en los frentes del oriente de El Salvador o el norte de Nicaragua. Porque en los lugares donde los negros, animados por los blancos, se masacraban podía pasar cualquier cosa en cualquier momento y en cualquier lugar. Con un Kaláshnikov, una lanza, un machete o una pistola. Ahí trabajaba Carter. Ahí se pasaba desde las cinco de la madrugada hasta el mediodía haciendo fotos de gente matando y de gente muriendo.
Para poder hacer ese trabajo es necesario blindarse, armarse de una coraza emocional. No se puede responder a lo que uno ve como un ser humano normal. La cámara funciona como una barrera que lo protege a uno del miedo y del horror, e incluso de la compasión. Carter y sus tres camaradas dormían poco, además, y consumían drogas de todo tipo. Pasaban sus días y sus noches en un acelere mental y en un estado de anestesia emocional casi permanentes. Si se hubiesen detenido un instante a reflexionar sobre lo que hacían, si hubiesen permitido que los sentimientos penetraran la epidermis, habrían sido incapaces de hacer su trabajo. El entorno era alocado, pero el trabajo era importante. Si se hubieran quedado en sus casas o se hubieran expuesto a menos peligro, habría habido más muertos, menos presión política para acabar con la violencia. Ésta era la contribución de Carter a la causa de sus compatriotas negros.
En marzo de 1993 se tomó unas vacaciones de Tokoza y Katlehong y se fue a Sudán. Ahí, apenas aterrizar, es donde vio a la niña y el buitre. Respondió con el frío profesionalismo de siempre. No habría podido elegir otra manera de actuar. Estaba programado, anonadado. El único objetivo era hacer la mejor foto posible, la que tuviera más impacto. Ahí empezaba y terminaba su compromiso. La lógica era muy sencilla: si hacía una foto potente, se beneficiaría a sí mismo, pero también ampliaría la sensibilidad de los seres humanos en lugares lejanos y tranquilos, despertando en ellos aquella compasión -precisamente- que en él estaba necesariamente adormecida.
Por eso no hizo nada para ayudar a la niña. Porque si la hubiera ayudado, no habría podido hacer la foto. Porque había llegado al límite de sus posibilidades.
El problema era que la gente normal, empezando por su propia familia, no lo entendía. Fuera donde fuera, le hacían la misma pregunta. “Y después, ¿ayudaste a la niña?”. Se convirtió en un agobio, una pesadilla. Los únicos que no le hacían la pregunta, porque para ellos no era necesario hacerla, eran los amigos del Bang Bang Club.
En abril de 1994 le llamaron desde Nueva York para decirle que había ganado el Pulitzer. Seis días después, su mejor amigo, Ken Oosterbroek, murió en un tiroteo en Tokoza. Toda la emoción reprimida a lo largo de cuatro años salvajes explotó. Carter se quedó destruido. Lloró como nunca y lamentó amargamente que la bala no hubiera sido para él.
El mes siguiente voló a Nueva York, recibió el premio, se emborrachó, incluso más de lo habitual, y volvió a casa. La guerra se había terminado. Mandela era presidente. Suráfrica tuvo su final feliz, pero la vida de Carter dejó de tener mucho sentido. Quizá en parte porque el peligro de la guerra había sido su droga más potente, la que le había creado mayor adicción. Siguió trabajando, pero, perseguido por la muerte de su amigo y -ahora que se había quitado la coraza- la angustia moral retrospectiva de la escena con la niña sudanesa, se hundió en una profunda depresión. No podía trabajar, o si lo intentaba, caía en errores absurdos. Llegaba tarde a entrevistas, perdía rollos de fotos que ya había hecho. Y tenía problemas en casa: deudas, desamor...
El 27 de julio de 1994, exactamente tres meses después de las primeras elecciones democráticas de la historia de su país, Carter se fue a la orilla de un río donde había jugado cuando era niño, antes de que supiera lo que era el apartheid, el sufrimiento, la injusticia. Y ahí, por fin, dentro de su coche, escuchando música mientras inhalaba monóxido de carbono por un tubo de goma, logró la paz, la anestesia final de la muerte.

Cumpa, perdón por lo extenso de la respuesta pero creo que valía la pena.

Un abrazo.

Gabriela Bowen dijo...

Si esta mentira removió conciencias, bienvenida sea. Carlitox hoy me has enseñado algo nuevo, gracias.
Bloody kisses

esteban lob dijo...

Hola Carlos:

Pienso que otros problemas que debe haber tenido Carter se conjugaron para, unido al que generó la foto, le guiaran a su decisión suicida.
De todas maneras es un caso digno de discusión y se agradece que lo hayas traído al tapete.


Un abrazo.

Jordim dijo...

Increíble, no conocía esta foto. La reacción de la gente ante ella me parece muy occidental; es mejor criticar al fotografo y ver cómo se puede desprestigiar la obra, que no reflexionar sobre el impacto de esa imagen. ¿No es suficientemente impactante que los críos tengan que ir a cagar a un lugar lleno de mierda y de curvos?.. Joder...

Ursus Andinus dijo...

Es una foto espectacular sin duda, pero también es una muestra de cómo un fotógrafo llega a retratar eso y las sociedades más consumistas nada hacen por mejorar esos panoranas, y es más EEUU sigue exportando basura a esos lugares,...

Es el retrato de una sociedad que es como el buitre, carroñera de los menos favorecidos, la que ha acabado con todas las riquezas de sus patios traseros... hay que acabar eso desde casa, empezando nosotros, las realidades de nuestros pueblos no son menos malas, sólo que si tienen que comer (gracias a lo fértil de esta tierra).

Un abrazo Carlos, muy buen post.

Valeria dijo...

Buen post, soy otra que se acaba de enterar que el significado de la foto no era el significado de la foto :S

pero es asi, cada quien mira lo que quiere ver, y todos los que miramos la foto vimos lo que el quiso que vieramos...

lo malo fue el jugar con algo tan valioso que es la vida del ser humano, siempre me hice la pregunta que todos se hicieron... porq no ayudo al niño? aunque fuera momentaneamente, ya que la muerte serìa irremediable?... ahora lo entiendo: la muerte no estaba rondando de tan cerca al niño...

Chien dijo...

La primera vez que vi esa foto fue impactante… pero ya sabiendo la real historia tranquiliza…
Aunque el realidad el fotógrafo tubo gran culpa pues con sus declaraciones hizo pensar que fue un desgraciado al tomarla.
Saludos

fernando dijo...

conocía la historia. NO sé si ponerme de lado del fotografo o no. DEbe ser algo personal de cada uno como hubiera actuado en una situación así. Un beso.

Kodama San dijo...

Y si, en realidad eso pasa muchas veces con muchas cosas, porque simplemente damos muchas situaciones por sentado, creemos que el hambre siempre ha de existir y ya, que los mendigos de igual manera siempre han de estar ahí... tanto que cuando pasan por al lado es como una parte más "del paisaje"; lo malo que, en mi caso, pienso, si les doy dinero, no soluciono nada... "no hay que darles el pescado, sino enseñarles a pescar"

LA Gaby dijo...

Calla... Que fea foto... Y que terrible lo del man ay... me van a dar pesadillas hoy noche

More Baker dijo...

Sí irónico,mientras gastamos dinero en fabricar armas de destrucción masiva, mientras se agotan los recursos por entablar guerras inútiles donde los tontos van a aribillarse en nombre de quién sabe cuántas idioteces, meda humaniodad se muere de hambre.
Pobre hombre jamás habrá pensado en las consecuencias de quien utiliza la miseria humana para ganar fama.
Saludos,Carlos, un post sin duda propio de tu alma sensible.

Qué será de la vida de mi amiga Evan? Le podrías dar mi cariño y deirle que la echo de menos por fa?

neurotransmisores dijo...

A veces una imagen nos ayuda a reflexionar, incluso más que un buen libro.

Saludos.

juan rafael dijo...

Que se suicidase el fotografo creo que es irrelevante, es algo propiamente suyo que puede haber sido por muchos factores...y pienso que si, que los fotografos exteriormente deben de ser insensibles si quieren mostrar la "verdad".
Es como el fotografo del Reino Animal, no puede variar con su actitud los acontecimientos y no nos echamos las manos a la cabeza.
Por supuesto, hay diferencias entre los humanos y los animales, aunque hay movimientos que creen que no.

TEA CUP CLUB dijo...

Carlos y Evan, estas fotos siempre me han imprecionado, da tanta tristeza que el hombre prefiera invertir su dinero en cosas tan inaceptables y no ayudar a estos pequenos que serian tan felices con un pedazo de pan.

Evan te cuento que ya abrimos el Club en Argentina, ojala algun dia nos puedan acompanar, para nosotros va ser un gran honor y compartir con uds algo tan lindo como es el club.

QUIERO PEDIRTE QUE TE UNAS A NUESTRA VOZ Y TRAER EL MENSAJE A TU BLOG PARA QUE TODAS TUS AMIGAS Y FAMILARES NOS OIGAN Y PODAMOS EVITAR QUE ALGUNA MUERA POR CANCER EN EL SENO, VEO QUE TE VISITA MUCHA GENTE LINDA Y QUEREMOS LLEGAR AL CORAZON DE TODAS PARA QUE PODAMOS AYUDARNOS A EVITAR QUE ESTE MAL NOS ROBE A NUESTRAS SERES QUERIDAS.

Me disculpo contigo anticipidamente por las fotos que hemos puesto en el blog, pero es la realidad que se esta viviendo si no nos cuidamos y atendemos contiempo.

SI DESEAS INFORMACION ESCRIBEME A teacupclub@gmail.com

Veronica Villatoro
Fundadora Internacional

Pedro dijo...

El viejo dilema de mirar al dedo que señala la luna, en vez de mirar al objeto señalado.
Es más fácil culpar a una persona que se moja que culparnos a nosotros mismos, mientras estamos repantingados en nuestros sofás de piel cambiando de canal cuando algo nos molesta.
Un abrazo.

..NaNy.. dijo...

Hola imprsionan y mucho pero gracias a personas como tu los demas vemos lo que casi todos sabemos y muchos piensan que ojos que no ven corazon que no siente pero viendo todo el mundo sentira y nos daremos cuenta de la realidad. saludos

Agatha Blue* dijo...

... Tengo una buena noticia en mi Blog.

Besitos.

Agatha Blue*

Abril Lech dijo...

Carlos: Como siempre he disfrutado de tu post, el contenido y la forma en la que lo cuentas. Ignoraba la realidad de la foto pero ha sido más que efectiva ya que movilizó a muchas personas conocidas a impulsar campañas para proteger, ayudar y asistir, en parte, a estas poblaciones abandonadas a la suerte del hambre que los gobiernos ambiciosos de poder ignoran. La niña sola en sí misma inspira miseria y desnutrición, aún sin la presencia del buitre.

Monica dijo...

Perdón, me equivoqué y dejé mi comentario en el post anterior, espero que lo lean, gracias.
Besos

GABU dijo...

Justamente èste fotògrafo era compañero de mi hermano y casi lo estaba logrando convencer para ser corresponsal de guerra...

P.D.:La tortura que padeciò dentro de su mente,solamente èl pudo conocerla frente a frente hasta ùltimo momento...

Por otro lado me parece patètico que toda una sociedad necesite tomar conciencia de manera morbosa,mirando una fotografìa que no dista para nada de la realidad que muy bien sabemos,lamentablemente casi de memoria!! :(

UN BESO ENORME

Anaid dijo...

wow!
me impactaste!

Quantum dijo...

Hola Carlos !
la foto es impactante, y el efecto doblemente shockeante, aunque el significado se lo da cada uno.
En cuanto a que la mitad del mundo padece de obesidad mientras la otra mitad muera de hambre, eso fue, es y seguira siendo asi, mas alla de todas las campañas que organicemos, se han visto subir y caer civilizaciones completas, pero ESO no ha cambiado, esas desigualdades persisten, y seguiran existiendo, quizas, como lo dijo ROnald Reagan en algun discurso frente a la ONU (y el sabria porque lo dijo) necesitemos un "estimulo externo" para lograr cierta unidad de criterios,veremos, el tiempo dira.
Saludos !!!!

Angie Sandino dijo...

Desde muy pequeña recuerdo a mi mamá diciendonos la típica frase: "termina toda tu comida, porque hay niños en Etíopia que comen la mitad de esto en todo un mes"... y la conciencia hacía su función y uno terminaba de comer... pero yo voy más allá de las fotografías, los documentales y todo lo que nos muestran... lo que más reprocho de verdad, es que si el dinero que se usa para comprar armas y GENERAR guerras (el mejor negocio del mundo) lo usaran para brindar ayuda a esta gente... el mundo sería muy distinto...

Un abrazo querido Lobito...

Silvi dijo...

La historia definitivamente me impresionó; ver la foto deja pasmado, pero conocer la historia detrás hacer pensar en la condición humana. El fotógrafo quiere la foto perfecta para difundir un mensaje que en realidad no a internalizado, no ha hecho propio; tan es así que no se le ocurre ayudar a la niña, aunque todos sepamos que mal podemos culparle de la injusticia en el mundo y peor todavía juzgarle por una actitud indiferente que al fin y al cabo todos la tenemos. De no ser así otras serían las circunstancias mundiales, otro sería el mundo.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Lo que no entiendo es por qué se suicidó si él sabía que la foto no era lo que parecía.

Carola315 dijo...

Hola Carlos,
La primera vez que vi la foto mi impresión fue tal que es como tu dices, imagine al pobre niño, porque pensé que era un niño que se estaba muriendo de hambre a la orilla del camino pero que él mismo sería en unos pocos minutos la comida de ese buitre, mucho tiempo después escuche una versión a raíz del sonado suicidio y por supuesto, Carter actuó como un espectador y no quiso intervenir en un entorno sumamente salvaje pero real y palpable y estando tan cerca el mismo no pudo cambiar. Triste.

Saludos.

Mónica dijo...

Yo creo que no se mató por culpa de la foto, con el tiempo se supo que mentía.
La foto de por si es aterradora, pero todos sabemos los millones de niños que se mueren de hambre en el mundo, sean o no comidos por los buitres y es ridículo que la foto de uno solo pueda hacer algo en las conciencias de los que nunca vieron esa verdad.
Que pasó después de esa foto ??? miles de personas donaron su dinero y sus joyas, para que, por lo menos, es en ese lugar los niños comieran ?? no...sería utópico pensar que este tipo de fotos moviera las almas de los que tienen mucho ???
Besos

Gringuita Quiteña dijo...

Bueno, a mi me encanta la buena fotografia, y pienso que esta foto es increible, porque??? porque una buena foto muestra la realidad, tal y como es. Y eso logro Carter.
Ahora a mi me parece que la gente es tan hipocrita, que lo crucificaron al fotografo por no "ayudar a la niña" , cuando despues de leer el articulo y dejar sus criticas, dieron la vuelta a la pagina y se olvidaron del problema?
Q hipocritas somos!!!!!!!

Citizen dijo...

wwoo... q historia!...
CReo Carter abusó de la ingenuidad de los occidentales q, sabiendo q no habrá alguien q lo desmienta, optó por armar "su" historia en torno a la foto...
No lo culpo.
Gracias por compartir la historia.
UN gran abrazo

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

No quiero entrar en el debate de si es leal o no lo es el hecho de tergiversar la realidad para remover las conciencias, si los premios las agitan o le ponen un galardón a la osadía periodística, lo que es innegable es lo que bien dices, que no es racional que unos mueran por el colesterol y otros por desnutrición..., pero, desgraciadamente, quien dijo que el ser humano es racional debía ser un tipo que sólo hablaba con espejos y, aún así, se equivocaba.

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

No quiero entrar en el debate de si es leal o no lo es el hecho de tergiversar la realidad para remover las conciencias, si los premios las agitan o le ponen un galardón a la osadía periodística, lo que es innegable es lo que bien dices, que no es racional que unos mueran por el colesterol y otros por desnutrición..., pero, desgraciadamente, quien dijo que el ser humano es racional debía ser un tipo que sólo hablaba con espejos y, aún así, se equivocaba.

Mónica dijo...

hola Carlos... No creo que Carter haya calibrado las consecuencias de su accionar... pienso también como tú, que el pretendió mostrar esa vida espantosa (+ allá de la supuesta prolijidad de alejarse para defecar) que no querríamos por nada del mundo para nuestros hijos.
Pero hay algo que nos dio, nos mostró una realidad cruel, ni me importa el cuervo, sino la flacura de esa niña pequeña.

Bsss.

Marsu dijo...

La opnión pública siempre va a crucificar, y los medios siempre van a manipualr. Está en nosotros ser críticos y no tragarnos cada cucharada de mierda que nos quieren meter.

Té la mà Maria - Reus dijo...

muchos besos de mi parte y te pido un favor

podeis echarle una mano que empieza en este mundo del blog

http://mansdor.blogspot.com/

gracias de antemano

Mr. TAS dijo...

¡¡¡muy buen post!!!
de lo mejor que te he leído....

dispersa dijo...

concía la fotto,la historia,y al verla otra vez,viene a mi mente un pensamiento :¿todos de algun modo no funcionamos cómo el fotógrafo?nuestra lente son nuestros ojos,cuánto de lo q vemos somos indiferentes,repito tus palabras:

"""es necesario blindarse, armarse de una coraza emocional. No se puede responder a lo que uno ve como un ser humano normal. La cámara funciona como una barrera que lo protege a uno del miedo y del horror, e incluso de la compasión""".

Creo q el dolor crece y nos sentimos en la obligación a lo anterior,aunque siempre se tiene una esperanza,tu post la da

xtco dijo...

no se porque es pero esa foto es superior a mis fuerzas...

abrazotes

Alleta dijo...

Te felicito por el post amigo.
Esta foto siempre me ha impactado y lo peor es ver cuanta comida se desperdicia aqui constantemente. Es triste que el problema no haya mejorado, por el contrario sea mas grave cada dia!

conny dijo...

Hola Carlos, muy polèmico todos los comentarios, a veces se distorcionan las cosas, o a veces no se imprime realmente lo que queremos decir. particularmente la foto me da escalofrìos, la ùnica verdad es que como dice tu artìculo, mientras unos se mueren por colesterol alto, otros se mueren de hambre...lamentable, muy lamentable....fuertes saludos, y a mi amiga evan querida tambien. bendiciones

Ricardo Tribin dijo...

mi querido Carlos.

No sabia el desenlace de la foto. Pufffff.

La historia es segun quien la escriba.

Un post magnifico.

Un abrazo inmenso para ti y para Evan

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!!!

No se si hizo bien o mal, no soy quien para juzgarlo……….hoy en el día de acción contra la pobreza, me encanta tu post, donde dices que la mitad le sobra el alimento y a la otra mitad le falta.

Un besote y abrazo de oso.

lully, Ref. al desnudo dijo...

Una foto que no dejará de impactarnos. ALguien me dijo que no debí haber publicado la foto que tengo en mi actual post. Duele el alma sí, pero no podemos cerrar los ojos a la realidad. Hay que "pellizcarnos" y hacer que las conciencias de los demás también lo hagan. Al menos dejar nuestra inquietud.

Un abrazo Carlos y mi saludo para Evan!

Común dijo...

por favor digan, en que categoria estan em 20 minutos, así los votos, porque los veo pero no se que categoria para votaelos. Gracias.

Común dijo...

Uffa, me costo pero los encontré en mejor blog latinoamericano y los vote!!!!!!!!!!!!!
Invoto a sus lectores a ir por ustedes, me encanta este blog...........

Si quieren pasar por el mió esta en multimedia como Personas Comunes.

Gigi German dijo...

Falsa o no, yo pienso que esta foto nunca dejará de impactarnos, porque esta es la realidad, millones de personas mueren de hambre alrededor del mundo.

Me molesta tanta desigualdad, los medios, los magnates, los grandes empresarios, en vez de invertir su dinero en cosas aveces innecesarias deberian comenzar a ayudar, pero una ayuda real, no dar una migaja y pasar la noticia por todos los perioditos y noticiarios.

He soñado tanto con un mundo sin hambre, sin guerras, sin pobreza, sin fronteras, idealizando cosas que veo a años luz.

Un beso,

De Lirium soy dijo...

Interesante post. Abre el camino a muchas reflexiones, no para levantar el dedo acusador, sino para pensar qué hace uno y las consecuencias de esa acción u omisión, no? Y una vez más nos encontramos con que la fotografía, así como las noticias, nos hacen ver lo que quieren que veamos, y generalmente detrás de eso no hay precisamente miradas inocentes sino intereses creados. Y sí, el ser humano es más buitre que los buitres.
Un beso.

txanba dijo...

qué es el arrepentimiento si el premio sabe - o supo - a gloria, a esa gloria egoísta que nos ofrece este medio de producción capitalista.

Sairalinde dijo...

Escalofriante historia la del autor de esta foto. Al igual que muchísima gente la imagen en cuestión ha llegado mil veces a mi correo electrónico acompañada de unas líneas que siempre imploran por la concienciación de tan horrible situación. Pero no sabía que había sucedido eso con el autor de la foto.
Supongo que logró lo que intentaba, remover conciencias, la lastima es que le salió bastante caro... aunque me imagino que los remordimientos por no echar una mano a la niña serían ferozes.
Gracias por tan comprometido post.
Saluditos.
Cuando quieras eres bienvenid@ por mi blog:
http://sairalindecomplementos.blogspot.com
Es diferente, pero serás bien recibid@.

manuespada dijo...

En la universidad hice un trabajo sobre esta foto y realmente Kevin Karter se suicido no por la foto, sino porque era un drogadicto infeliz y machacado. Lo que no conocía es la segunda parte de la historia, que ese sitio era una especie de gran letrina. Se ve que en Occidente vimos al buitre acechando a la niña por nuestra conciencia.

Elena de San Telmo dijo...

Hola Carlos

No se si fue un montaje o qué pero han hecho uso y abuso de esta foto.
y sin embargo el Norte sigue ordenando...

Un beso para vos

JAVICOR dijo...

Hasta hoy , según su blog me entero de que la foto se falseó, sin embargo mas allá de como haya sido tomada, la imágen pasará a la historia por que es un reflejo de la sociedad actual , oportunista e indiferente ante el dolor humano, no importa si es real o un montaje , la realidad en nuestro planeta tierra ha superado con creces la imaginación.

Sill Scaroni dijo...

Así es ... las fotos corrieron el mundo pero nada ha cambiado. Que lástima.

Un saludo.
Sill

Angélica dijo...

Carlitos, pucha, parece que yo soy insensible como el fotógrafo porque esa foto a mí no me provoca nada, pero si la foto viene con un cuento de algo que el pajarito quería hacer, ya es otra cosa. Y si el fotógrafo hubiese dejado que ese niño muriera si que sería insensible. Con respecto al suicidio del hombre, no sé, no creo que la opinión pública haya gatillado en su decisión. Me parece que el que tiene la conciencia tranquila no le importa lo que el resto diga. Mas bien me inclino a pensar que esta persona tenía otros problemas que lo llevaron a hacer lo que hizo, ya lo dices tú, las drogas, la muerte de su amigo y quien sabe qué cosas más.

..........................

Oiga Carlitos la última vez que lo visité le pregunté como subrayar su nombre en mi post y no me ayudó snif! snif! snif! mándeme un correíto si?

Besos para usté, se le extraña amigo.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Carlos,

Terrible foto :(

Igual, vengo a agradecerte lo que me mandaste por mi dia.

Me emocionaste mucho, de verdad.

Gracias por recordarme primero y ademas con tanto carino :)

Usted se merece lo mejor :)

Petra

Maria Cristina dijo...

que chocante historia la de la foto, muchas veces por una imagen se hacen milesde cosas, pero soy la menos oportuna para criticar, abrazos para ti carlitos y Evan

Bitter dijo...

El tipo sólo sacó la foto, el resto la interpretamos, nada es ni tan negro ni tan blanco, culpas compartidas, la vida misma es la que pasa la cuenta.
La foto logró despertar conciencia y mediatizó un conflicto trágico para áfrica, y para la humanidad, cumplió su función.
un abrazo

lucifer dijo...

Creo que la foto muestra de los dos lados del lente la naturaleza humana, tal ves al suicidarse trato de buscar una expiación a sus culpas ya sea por mentir o por no hacer nada, pero el hecho es que al ver una imagen como esa uno averigua que hay dentro de cada uno de nosotros, puesto que tu propia naturaleza es la que se juzga en el momento de verla

Lobo Estepario dijo...

La naturaleza del humano es prejuiciar, y hasta que no deje de hacerlo, va a seguir habiendo mártires...

Besos.

Gustavo Tisocco dijo...

Amiga un gusto pasar por acá después de un tiempo, terrible la foto, terrible por que es real.
Un abrazo Gus.

Gilda dijo...

Y pensar que escuché años y años de críticas frente al malvado-imperialista-fotógrafo-necrofílico que hizo esta foto.
Lo que nos dolió no fue el fotógrafo o la imagen, fue la mala conciencia de cada uno.
Un beso carlos.

Livi5 dijo...

Siempre que veía esta foto me preguntaba como pudo el fotógrafo NO ayudar a la niña?

Pero ahora que sé la verdadera historia, el contexto, las circunstancias puedo entenderlo mejor.

Es increíble como asumimos la realidad a través de un cuadrito y una imágen...el fotógrafo nos muestra una imágen y somos nosotros los que la razonamos y le damos una historia.

Cuando vimos esta foto, vimos una niña famélica a punto de ser devorada por un ave carroñera...esa era la intención del fotógrafo causarnos ese impacto por eso tomó esa foto.

Sin duda lo logró pero a la vez se condenó a si mismo...una pena que haya sido así pero mas pena siento al saber que esa foto sigue siendo una realidad en África aún en estos días.

Saludos!

KLAU dijo...

UNA Y OTRA SON TREMENDAS
UNO Y OTRO OBJETIVO, MEDIANTE EL PULITZER Y SU MUERTE DE POR MEDIO, EN SU MOMENTO LOGRARON REMOVER "ALGUNA CONCIENCIA"______________AUN NO ES SUFICIENTE.

Y HAY QUE TENER MAS CONCIENCIA AUN, QUE NO HAY QUE IRSE A ADOPTAR A AFRICA, ACA MISMO A LA VUELTA EN NUESTROS MISMOS PAISES HAY NIÑOS SIN HOGAR. QUE AFRICA ES "EL TEMA" OK TODO BIEN, PERO OJO_________EL RESTO DE LOS PAISES QUEDAN "OLVIDADOS"???????????

BESOS
MILES
KLAU ♥

©Claudia Isabel dijo...

Supongo que las fotos sensacionalistas no dejan de ser un escenario montado para lograr un impacto. siempre me pareció macabrá esa foto, y no creo que en este caso el fin justifique los medios. Creo que al tipo sea cual fuera la idea de la foto, se le fue la mano! no creo que haga falta tanta crueldad visual para que la gente entienda que existe un submundo de pobreza y muerte, de hecho creo que todo sigue igual con o sin foto, nada cambio...todos seguimos consumiendo y contaminando, otros gestando guerras, destruyendo economías, colonizando paises, nada cambia querido Carlos! ver la pobreza no cambia nada!
Un abrazo

More Baker dijo...

Cariños Evan, feliz fin de semana!!

Mónica dijo...

buen finde para los dos... bsss

Godiva dijo...

La verdad que muy bueno, no estaba al tanto de lo que dijiste, pero sinceramente, no me sorprende que la sociedad crucifique sin saber las razones o por adelantado, el hombre puede llegar a cometer actos contra si mismo y de desesperación, por la presión que ejerce ésta sobre él.
Muy bueno tu blog, sinceramente.
Un saludo cordial.

MARY CARMEN dijo...

lA FALTA DE CONCIENCIA L�STIMA A TODO QUI�N TENGA BUEN CORAZ�N.

PERSONALMENTE TAMBI�N HE PUBLICADO RECIENTEMENTE UN POST EN UNO DE MIS BLOGS CON TEMAS TALES A VER SI ALG�N CORAZ�N O VARIOS DEJAN DE SER G�LIDOS ANTE TANTO DE TANTO!

ES AL PRIMERA VEZ QUE EL VISITO E INVITO A PASAR POR

WWW.WALKTOHORIOZN.BLOGSPOT.COM

Y DE AH� A MIS OTROS BLOGS

LE SALUDO Y DEJO MI PAZ MARY CARMEN

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Pienso que lo de sacar la foto estuvo genial, porque logró impactar, llevar las miradas y la atención hacia ese lado tan castigado del mundo. Pero para bien del propio Carter, debería haber hecho algo por la niña, aunque más no fuera un pequeño acto de humanidad, lo que estuviera a su alcance... Uno no puede ni debe ser testigo de algo así y retirarse como si nada... creo que antes de morir ese hombre, ya estaba muerto...

Luz dijo...

Hola Carlos, yo creo que lo importante es que no se tome la pobreza como algo natural. Debe seguir escandalizándonos, siempre...Ojalá llegue a ojos de los que más cambios pueden realizar.
besos!

Cho dijo...

Muy bueno tu post!
Saludos,

CioN dijo...

y que curioso que el hombre siempre va a tocar donde debe xD

aparte de que asi la foto queda artística porque la tapa es un detalle de las versiones hombre-mujer que creo importante destacar

iris dijo...

esta imagen, desde que la ví por primera vez, me impactyo muchisímo y lo sigue haciendo, y claro, es una desgracia que la humanidad siga pensando que el mundo se arreglara con sólo los movimientos de mejora de algunos grupos civiles y/o gobiernos.
pero la solución esta en todos nosotros, desde no tirar la comida que nos sobra en casa, es mejor compartirla.

por ejmeplo, mi hno, que es chef, me platico que en el restuarant donde trabaja, la gente pide luego platillos que no saben qué sobn, cuando los prueban, no les gusta y lo tienen que tirar, también nos platica que hay chicas que piden platillos muy grandes para su apetito y terminan sólo comiuendo la ensalada y lo demás a la basura, y hasta les ha hecho el comentario a los meseros de que les digan que "x" platillo es muy grande o lleva ciertos ingredienters, pero que no les "importa", pero a la mera hr, ya nos les gusta y terminan tirando esa comida a la basura :S

él hace muchos corajes por esa situación, también un primo que trabajo en un restaurante de comida rápida, nos platic que en ese estyablecimiento, todos los días, SI; todos los días, tiran las hamburguesas que no c venden y hay gente en situación de calle que lo sabe, van a los botes de basura para sacarlas, porque ellos tienen prohibido darselas antes de tirarlas, eso si es un crimen.

Mary Lovecraft dijo...

Altísimo precio cobrado por cumplir una misión con su obra...da que pensar, y mucho.

Me ha impactado mucho este artículo. No conocía la imagen ni los detalles en torno a ella, gracias por compartir la info.

un saludo desde España :)

Cathy Pazos dijo...

No tenía idea que la foto era falsa, en realidad cuando la vi me impacto muchísimo, hasta lloré, y ahora me entero que lloré por nada... que bad..!!!

JCarlos dijo...

eeeeeh, si se da cuenta en la segunda foto lo que se ve en segundo plano no son buitres, son PAVOS!!!!!!!!

Libertario dijo...

El hambre siempre amiga de los países que no respetan la propiedad privada: URSS, China maoista, Somalia, Zimbabwe, etc.

Chary Serrano dijo...

Aunque la situación que muestra la foto fuera falsa, a la mayoría nos impactó; la verdad es que el hambre y la miseria existen y Dios sabe que mas situaciones trágicas se habrán dado con esos pobres niños.

Nati Wolf dijo...

Es increíble como una foto puede decir tanto sin escribirse una nota al pie. Por eso me encanta la fotografía.

JLO dijo...

real o no le significado es lo q cuenta... lo q vale es la intencion seria...

excelente relato e historia sobre una foto celebre...


salu2

José Ignacio dijo...

Dicen que el 20% de la humanidad es la que tiene riesgo de colesterol y el 80% los que no. El numero no es lo más importante.
Vamos a la foto.
Conocía la "falsedad de la foto" y jamás he entendido la posición de Carter.
El mismo pretendió crear un sensacionalismo inexistente.
Puede que deseara el preciado premio, no lo se.
Lo cierto es que no tenía necesidad imperiosa de salvar a la niña.
La sociedad, igual de hipócrita que él, se rasgó las vestiduras. Igual que en la frase de Carter todos abandonamos a la niña a su suerte.
Debió expresarse mal o la sociedad prefirió cargarle el muerto para quedarse tranquila.
Hasta pronto.

Darío Granato dijo...

Siempre me ha impactado esa foto y ahora que conozco mejor la historia pienso en como puede, para bien o mal, cambiar el futuro del autor. Cualquier fotografo al conocer estas historias se replantea muchas cosas pero seguramente cuando esté frente al próximo motivo a retratar intentará atrapar la escencia de LA FOTO aunque eso cambie su rumbo para siempre. Está en su naturaleza como el cuento del escorpión.

lopillas dijo...

Gracias por el enlace, Carlos guapetón
La reflexión de la entrada y los comentarios dan mucho que pensar. Siempre estupendo tu blog. Remueves conciencias y pensamientos, que no es poco!!!
Un abrazo grandotote ;)

RsBelmont dijo...

Fotos como esta son las que me ponen los pies en la tierra cuando empiezo a actuar de manera egoísta: mi nevera tiene comida, puedo dormir en una cama cómoda, tengo agua potable en mi propia casa y aún así me quejo de cosas triviales como el clima o cuando falla mi conexión de Internet.

Yo me quedo con el sentido que le dió Carter: el hacernos reaccionar ante las inequidades del mundo. El sólo ver el grado de desnutrición de la niña me hace estremecer. Gracias a Dios nuestro país, aunque pequeño, nos brinda tierras fértiles.

Gracias Carlos por brindarnos estos arículos tan interesantes.

 
Ir Arriba