miércoles, enero 14, 2009

Dolores de parto

El jueves pasado tuve un fuerte episodio de dolor neuropático en mi brazo derecho. Este dolor me quedó como secuela de un accidente de hace 4 años y prácticamente me he acostumbrado a el. Fue tan intenso ese día que sentí superado mi umbral de dolor, que dicho sea de paso es bastante alto. En este punto quiero agradecer a mi médico personal -gracias Xavi- que en cuanto recibió mi llamada acudió a verme y mientras me inyectaba algo -odio las inyecciones- conversabamos acerca del umbral -aguante- del dolor que varía de una persona a otra. Esto me hizo curiosear un poco y encontré una increíble historia que me hizo dar cuenta cuan poco aguante tengo o que hay gente que en casos extremos tiene que soportar lo inimaginable como veremos a continuación.

Oaxaca es un estado que se encuentra al suroeste de México. Es reconocido internacionalmente por su variado folcklore y gastronomía, pero hace poco este estado estuvo en la mira de mucha gente al ser ahí donde una mujer se realizó a si misma una cesárea y vivió para contarlo.


Inés Ramírez es una mujer campesina que vive en una zona rural de Oaxaca. Solo habla zapoteco su lengua materna, y nunca recibió entrenamiento médico alguno. No obstante se practicó ella misma una cesárea de manera exitosa en la que ambos, ella y su bebé sobrevivieron.

Todo empieza cuando el esposo de Inés no estaba en casa y ella se encontraba sola en su choza cuando la labor de parto comenzó, con el agravante de que el centro médico más cercano se encontraba a más de 80 km de distancia.
A la medianoche del 5 de marzo del año 2000 después de 12 horas de continuo dolor y un pequeño avance en la labor, Inés se sentó en un banco y tomó varios tragos de una botella de alcohol, agarró el cuchillo de 15 centímetros que usaba para matar animales y lo apuntó hacia su barriga. Y comenzó a cortar.


Bajo la luz tenue de un solo foco, Inés penetró piel, grasa y músculo y cortó una línea diagonal por encima del estómago hacia el ombligo. Después de operarse ella misma por espacio de una hora consiguió llegar al útero y extraer a su bebé. Luego cortó el cordón umbilical con unas tijeras, pero ya estaba con una intensa hemorragia. Después de haber perdido mucha sangre, sólo pudo acomodar al recién nacido y acercarlo junto con ella al fuego, ya que empezó a sentir mucho frío. Por último se desvaneció.

Cuando recuperó el conocimiento le pidió a su hijo de 6 años de edad, Benito, que vaya a conseguir ayuda. Su hijo llegó con uno de los habitantes de la localidad, don León, que tuvo que introducir los intestinos y le cosió con hilo y aguja, así nada más la incisión de 17 cms.
Finalmente fue llevada al hospital más cercano, en donde dos obstetras la examinaron y fue intervenida quirúrgicamente durante tres horas para restaurarle los daños sufridos en el vientre.
Su bebé estaba en perfectas condiciones. Al narrar su experiencia en su lengua natal dijo:

“Ya no podía ni pararme del dolor. Si mi bebé moriría, decidí que yo también tendría que morir, pero si el crecía, yo lo vería crecer. Pensé que Dios salvaría ambas vidas.”


Inés Ramírez es la única mujer reconocida por haberse practicado una auto-cesárea, y realmente fue afortunada al colocarse en la posición elegida ya que ello puso su útero -en lugar de sus intestinos- por debajo del área de la incisión. Supongo que hay que ser mujer para sentir los desesperantes dolores del parto para sin ayuda tomar una decisión de estas. Mis respetos para doña Inés…si yo solo cuando veo una inyección que me van a poner casi me desvanezco.

88 comentarios:

Rockolero Jack dijo...

Mis respetos para Don;a Ines tambien!

Eso si es tener huevos, literalmente por supuesto. Practicarse una auto-cesarea, soportar el dolor y sobrevivir para contarlo... aguante la don;ita!

Topes!

Rockolero Jack dijo...

Por cierto, todo el Reino de Suazilandia espera siempre que el Rey siempre este muy bien!

Y que si tiene esos dolores nuevamente, que se aguante como verdadero macho alpha que es! Viva el Rey carajo!

Un abrazo compadre!

Bitter dijo...

Juaaaas un Harakiri parturiento!!!

Ya sabes volki, para tu próximo parto, debes portarte valiente, jejeje!!

Tu post sólo viene a respaldar mi teoría (comprobada ya muchas veces), cuando se trata de dolor los hombres son cobardillos y alaracos.
No así mi rey ¿cierto?

Calugazos

Carola315 dijo...

Tu ves Carlitos?
De ahora en adelante cuando escuche el nombre Oaxaca no solo pensaré en esos ricos quesos oaxaqueños sino también en la Sra. Inés y su hijo. Si que tuvo ovarios para hacer lo que hizo y vivió para contarlo.

Besos.

TOROSALVAJE dijo...

Esa mujer es grande, muy grande, no sólo por lo que hizo sino porqué lo hizo.

Me arrodillo ante ella.

Saludos.

chapete dijo...

La señora Inés merece un monumento,sin duda!!!

Belén dijo...

Madre mía, hijo, que horror!!! lo de esta mujer, yo me habría desmayado, por dios... :S

Y tu, recupérate por favor! que te queremos cerquita...

Besicos

Cecy dijo...

Admirable, Carlos.

Y despues uno se preocupa por pavadas.

Besos

Maria Cristina dijo...

Que increible relato de esta mujer, de verdad que fuerza mas grande, muchas veces las mujeres somos tratadas como el sexo debil pero creo fielmente que le mujer tiene un mejor proceso de adaptacion ante el dolor y el sufrimiento... abrazos Carlitos y espero de corazon que estes mejorcito, besos Evan

GABU dijo...

Es verdad mi querido CHARLES... A veces me da real miedo paralizante saberme mujer y pensar que algùn dìa puedo apelar a desiciones inòspitas para la NO mera supervivencia...

P.D.:Sòlo cuando nos encontramos ante situaciones aislantes y desesperantes,sabemos cuànto somos capaces de hacer sin pensarlo,solo se trata de vida y la mayorìa de las veces vivir,solo cuesta VIDA!!

TE DEJO MUCHOS BESITOS ESPERANDO QUE TE SIENTAS MUCHO MEJOR =)

Tu Vecina Day dijo...

Uf! Carlos ;-)

..imaginar solo los dolores de parto ya conocidos por nosotras madres,quedan reducidísimos al pensar el gran valor que debe haber tenido esta mujer para salvar a su criatura,creo que esa fué realmente su "anestesia local": el valor de su Fé.

-Diríamos en Vzla Palo de mujer todo terreno ;)

Besos.

Alleta dijo...

Uff la verdad que esa mujer es admirable. Loca pero admirable!!! jajaja

Yo tengo un umbral muy bajo, a mi todo me duele =S

Diana dijo...

la naturaleza es sabia! La verdad que pasar por dolores de parto es terrible, sentir como tus caderas se abren y la columna se te comprime hueso por hueso, pero realizarte una cesarea por cuenta propia...! Que madre mas valiente!
Espero q te mejores pronto aunq creo q leyendo esta historia de seguro se te fue el dolor de una vez.
ps: yo prefiero parir antes q ir al dentista eso si no!!

fernando dijo...

uffff yo no hubiera sido capaz, soy muy miedica.... Esta señora es increíble.


espero que estés mejor

un abrazo

xtco dijo...

uf...

no pude acabar de leer... joer, me pongo malo solo de pensarlo....

volveré... y espero que no tengas mas doloressssssssssss

abrazotes a ambos

Paolita dijo...

y donde fue la inyecciòn? haber si yo puedo ayudar en sobarte :)

xamoga dijo...

Carlos
Te saludo para decirte que las veces que sean necesarias sabes que cuentas conmigo para estar a tu lado y aliviar el dolor físico y espiritual.
La historia contada es enternecedora y nos enseña muchas cosas. La valentía de la mujer para soportar el dolor puede ser una condición de género. Siempre las mujeres han soportado dolores muy intensos. Sobretodo los causados por la sociedad. Está en nuestras manos no causarles más.
Chévere la nota
Tu Pana Xavi

Amparo dijo...

Me quedé sin habla cuando lo leí, pero es verdad que el amor de madre es insuperable, y ella tuvo un tremendo valor. Gracias por ponerlo en tu blog, no lo sabía. Te deseo una rápida recuperación de ese dolor. Un abrazo desde Cuba

Atrapasueños dijo...

si ella se pudo hacer una autocesarea entonces un hombre tranquilamente se puedo hacer un autoexamen de la prostata

HE DICHO!!!

Carlos dijo...

jajaja
jajajaa
jajaja

...no creo maestro, que indigno!

Ludovico dijo...

jajajajajaja
jajajajajaja
jajajajajaja

Atrapasueños, usted es un personajo de ùltima calaña, pero eso lo hace un tipazo!

Kodama San dijo...

Oooh, pero ya estás bien??, imagínate, uno a veces sufre por "pequeñas" cortaduras o golpes, cosas así mientras que hay personas que la viven peor.

Cuando por alguna razón deben inyectarme pienso en mi sobrina, ella aguantó tres años consecutivos de quimioterapia, con solo 4 años empezó el tratamiento, y recuerdo cómo lloraba de solo ver un doctor con una inyección, ahora ella es "bien macha" jejeje.

Mil respetos a doña Inés, y un saludote para el Rey de Suazilandia :)

Taito dijo...

¡Qué cosa de valor el de esta mujer! ¿no?... Yo en mi experiencia personal, y tras tener mi primer parto sin anestesia, te puedo decir que sí, querido Carlos, es un dolor como el que nunca imaginé que iba a sentir, ni sentiré. Aunque no creo que yo tuviera el valor de doña Inés... o quién sabe, ya llegado el caso, las mamás tenemos un instinto y un valor que nos sale de quién sabe dónde. ¿Tú ya te sientes mejor? Un abrazo grande.

KLAU dijo...

CHARLY.. ACA SE PUEDE GRITAR?
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
DIOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS MIOOOOOOOOOO

AHHH YA SE ME AFLOJARON LOS MUSCULOS NUEVAMENTE Y PUEDO TIPEAR !!! MIRA, YO TUVE 2 PARTOS NORMALES Y UNO POR CESAREA. LA CESAREA ES UNA ESPECIE DE MARAVILLA PRACTICADA EN UN HOSPITAL O SANATORIO.. NO SENTIS NAAAAAAAAAAAAAAADA DE NAAAAAAADA SALE EL BEBE O LA BESTIA (BARBARA EN MI CASO 4.100 KG) Y TODO BONITO..PERO CHARLY..YO SOY FUERTE Y ME JACTO DE SERLO.. A LA HORA DE LAS CONTRACCIONES, ANTES DE LA BENDITA INVENCION DE LA PERIDURAL (O EPIDURAL COMO LA QUIERAN LLAMAR A LA MARAVILLOSA DROGAAAAAAAAAAAA)
LOS DOLORES SON INDESCRIPTIBLES...QUE ME LLAMEN COBARDE DE PORQUERIA..QUE ME LLAMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN NO ME IMPORRRRRRRRRRRRRRRTA NADA
NO - ES - BELLO - NI - PLACENTERO
EN EL MOMENTO EN QUE NACIO JOAQUIN INSULTE A SU PADRE Y LE DIJE QUE IBA A TENER QUE CORRERME Y ATARME (Y NO ERA POR PROBAR NUEVAS COSITAS) PORQUE JAMAS ME IBA A VOLVER A EMBARAZARRRRRRRRRRR
PERO CLARO....SABIO EL CUERPO SE "OLVIDA" DE ESOS MOMENTOS Y SOY UNA REINCIDENTE !!!!
PERO DEL DOLOR...NO ME QUIERO NI ACORDAR....DIOS !!!
ADMIRABLE LO DE ESTA SEÑORA POR DEMAS ESTA DECIRLO !!!!!!!!!

UGGGGGGGGGGGGGGGGGGG

LOVE U SO MUCH
TAKE CARE
UNA INYECCION JAJJAJJJJAJAJAJ
WOLFIE !! NO ME DIGAS !! JEJEJEJ
BESITOS EN LA HERIDA
KLAU ♥

drama.queen dijo...

uuuuffff
siempre habrá quienes superen nuestros problemas/males. Sólo comparando con situaciones así podemos darnos cuenta lo afortunados que podemos ser :)

LaMar dijo...

Wow que historia tan interesante, que nos enseña el valor de la vida y que por unos "pequeños" dolores, a veces mostramos nuestra cara más débil, así el dolor se sentirá más intenso. Confieso, si, que tengo temor de un parto o las operaciones, pero gracias por dar a conocer a esta mujer bendita

Un abrazo Carlitos, espero ya esté bien!! Todo es mental, neutralizar el dolor con la mente...jajaja. Ya sabe, la grandeza va por dentro

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Qué historia!!!!
Esta señora debe ser fuertísima!
Y vos?
Bueno, es sabido que los hombres tiemblan frente a una inyección y que las mujeres nos bancamos tanto! Por eso se nos ha concedido un umbral de dolor tan alto.
En fin...Bechos! Para los dos!

Bartok dijo...

Que tal historia. Realmente muy meritorio lo de Inés, y el valor que tuvo para hacerse ella misma una incisión. El dolor debe haber sido muy intenso, ya que el dolor de parto es una de las más fuertes que soporta un ser humano (otro es el dolor de muelas), y le agregamos el de la cuchillada.
Ufff, escalofríos. Abrazos.

Alejandro Kreiner dijo...

Creo que la guió el instinto.

Saludos.

Amorexia. dijo...

Ay Dios

Siempre he creído que la tolerancia al dolor de una madre, esta en el amor. Esta mujer ademas maximiso ese dolor en una situación extrema y terrorifica.

Saludos desde mi herido pero valiente país.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Hostias!! Quñe fuerte. Esa mujer es una sansona!!!

Steki dijo...

Uácala! Qué valor! Yo he sufrido dolores de parto pero no quisiera imaginar lo que debe de haber sentido esta mujer y todo por el ùnico fin de rescatar con vida a su bebé. IMPRESIONANTE!
Los hombres nunca sabrán lo que sufrimos, guachitos! Jajaja!
BACI, STEKI.

BUDOKAN dijo...

Aprovecho para dejarte saludos y un Feliz año!

Cho dijo...

Que?? yo me muero!
No me puedo ni imaginar el dolor que debe haber sufrido porque aunque tenga un umbral alto igual debe haber padecido mucho.

Sylvie dijo...

Joder...sentí que me dolía todo el cuerpo!!!!!!...qué ovarios tuvo la tía!!!!!!!...
Chapeau por ella y su bebé!!!

besitos.

Gastón dijo...

Curiosidades del umbral del dolor...
Yo, de sólo leer esto, no sabés el dolor que he sentido!!!

Abrazo grande Carlos y curiosa historia que te trajiste.
Besos para Evan

jose carlos dijo...

Hola, esta historia impresiona y mucho. Pero a veces el instinto de supervivencia es más alto que el dolor y no queda otra. Un saludo y Feliz fin de semana.

Ricardo Tribin dijo...

Estimado Carlos,

Lamento lo de tu dolor y valoro la historia que nos cuentas.

Un abrazo para ti y Evangelina, con muchisimo aprecio!!!

isis de la noche dijo...

IN CRE Í BLE!!!!!

Solo de imaginarlo... auuuuch!!!!!

Qué valentía, pero más que nada, debe ser tenaz sentir la responsabilidad tan grande de tener una vida que salvar... Creo que es entonces cuando podemos superar nuestros propios límites..

y estar dispuestos a dar la vida por alguien.. supongo que eso nos da el coraje que necesitamos para arriesgarlo todo..

increíble historia..

un abrazo

AZUL dijo...

Sabia de esta increible historia y la realidad es que nuestra comoda vida hasta del dolor nos hace irnos alejando....ahi el dolor no sabe asi, sino a vida....yo lo palpe y aunque tambien soy una chillona que para coincidencias hoy cojeo de este tema y lloro de dolor jajaja....

Gringuita Quiteña dijo...

Me haz dejado totalmente anonadada con esta historia. Que valentia de mujer, yo nose si podria hacerlo....lo que es capaz de hacer el ser humano en situaciones extremas no?
Nose si leiste hace un año o dos, el brazo de un tipo de quedo atrapado entre unas rocas cuando las escalaba me parece, aca en los Yunited :), y bueno el tipo sabia que si se quedaba ahi atascado nadie lo encontraria y moriria, asi que se corto el brazooooooo!
Solo de recordarlo....me da cosas!!!

angélica beatriz dijo...

Mi querida Evan, es increíble la historia que nos cuentas. No la conocía, y mira que soy mexicana.

Tengo una amiga cuyo umbral de dolor es tan bajo que tenía que ir cada día al sanatorio para checar que no estuviera coronando a su bebé, porque no sentía las contracciones.

Ver para creer.

Muchos besos.

More Baker dijo...

Qué mujer tan valiente!!!
Cariños,Carlos.Bueno ya me rindo con tu blog.Veo los post, pero no puedo comentar.
Abrazos.

Diego Fabián dijo...

Auchhhhh!!!...

Soy un firme convencido que los dolores de parto son, ya de por si, extremos (sino, pregúntenle a una mujer!!)... Pero que adicional se haga una autocesárea -¡¡y sin anestesia!!... Eso sí es de machos!!!...

Jeje... En este caso, sería mejor decir "de valientes!!"...

Snif!!... Ya empiezo a sentir el sufrimiento que va a tener mi esposa cuando ya sea hora del parto... Snif!!...

Un abrazo, amigo...

Amparo dijo...

Gracias por tu comentario, Carlos, ese nieto me tiene al revés, ja, ja.

Traté de escribirte. Le transmitiré tu felicitación a mi hijo.

Feliz fin de semana

Ursus Andinus dijo...

Tenaz, de verdad tenaz la historia...

Impresionante el poder lograrlo y sobrevivir para contarlo...
Uffff

Un abrazo Carlitos y un beso Evan

LeX dijo...

Saludos para el rey, y la reina Evan

Doña Ines es un claro ejemplo de que el ser humano esta capacitado para absolutamente todo, cuando deja actuar con sus prejuicios y lo hace instintivamente, no fue pura coincidencia, debido a que creo yo guardamos nuestro instinto animal muy envuelto dentro de nuestras costumbres.
Un buen Post como siempre en su Blog.

Cuidado nos kiten el Jack... por eso TripleG para presidente jeje

Darkhorse1974 dijo...

Impresionante historia. Eso es tener valor!

Un abrazo

conny dijo...

UFFFF, MIS RESPETOS A DOÑA INES, HAY MOMENTOS EN QUE NOSOTRAS DEBEMOS MISMAS DEB EMOS HACER LAS COSAS, PERO UNA CESAREA.....UFFFF QUE VALOR.... BENDICIONES A DOÑA INES Y SU PEQUEÑO HIJO Y ATI POR TRAERNOS ESTA HISTORIA TAN INTERESANTE, UN BESO

© Lilium - Lilith dijo...

Un claro ejemplo de amor a la vida.

Besos!!!

amor dijo...

te juro que me he conmovido, no sé por qué estas historias de amor tan descomunal me llegan muy dentro

(el envío salió esta semana, a principios, ponme un mail cuando lo recibas)

un abrazo fuerte

santiago

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Increíble!, ¡qué mujer corajuda y admirable! Lo mejor de todo es que logró sobrevivir, ella y su bebé, gracias a Dios... porque sólo un milagro pudo salvarlos.
Saludos a todos*

Enredada dijo...

qué mujer!!!!
Saludos y abrazos gigantes!!!!!!!
Rox

Dragonfly dijo...

Wow... que mujerza y que valor.... yo no diría que no lo haría... pero WOW!!! que valor.

Espero que tu ya te cientas mucho mejor.

Muchos besos ;)

Alimontero dijo...

Nuestro instinto de mujer de "dar vida" es a lo bruto a veces... Su fuerza guerrera fue mas fuerte que todo!!
Y como dijo Torosalvaje, yo tambien me inclino ante ella y la honro!!
Y a ti, mi querido CArlos, tambien te honro por haber escogido "la vida" luego de tu accidente..tu fuerza es tan grande, como la de la Sra Inés, asi que ni tan insignificante no eres...;)

Una caricia a tu corazón,

Ali

esteban lob dijo...

Hola Carlos:

Encontraste un caso imbatible en términos de homenaje al soporte de los dolores.

Así y todo, espero que los tuyos te dejen en paz.

Un abrazo.

MJOrmy dijo...

Holly God!!!!! Solo leyendo casi me desmayo..
Me quedé sin habla..

Gigi German dijo...

Wao, de pensarlo me da cosita, pero hay una fuerza en la mujer, y en una madre, que permite tomar decisiones que aparentemente con locuras cuando ya no queda salida.

Espero que tu estes mejor, y como dices, vuelen mis bendiciones y mi respeto para esta Señora.

Un abrazo a ti y a la hermosa Evan.

Javier dijo...

Tenaz esta historia, es un relato realmente sorprendente de vida, es una señora de admirar por lo que hizo. Saludos amigo

cieloazzul dijo...

Y mexicana viste???
si ya digo yo que nuestra raza tiene algo...que tu te estás pérdiendo porque quieres...;) amoremio...
Fijate que en éstas mieles hay muchos testimonios, Doña Inés ´se fue por una decisión que además de valiente, única..
pero en esos lares, las mujeres, atienden sus partos naturales solitas, colgando reatas, poniendo lienzos en el suelo, encuclillándose a lo máximo y pujando con todas las fuerzas que el evento amerita... inmediatamente despues, se ponen en pie y vuelven a los deberes de la casa... con un miembro más en la familia...:s
y yo que con una visita al dentista pido que me den licencia de tres días no sea que me debilite.. jajaja
besos AMORDEMISAMORES:)

moderato_Dos_josef dijo...

Pues sí, mis respetos para doña Inés. Madre mía! todavía no entiendo como pudo aguantar el dolor sin morirse!!!

Abril Lech dijo...

¡Dios! Qué historia tan increíble, cómo hay mujeres capaces de todo por sus hijos! Yo tengo -al decir de mis médicos- un umbral bajísimo de dolor. Que no mejora con nada. Y es terrible. Jamás podría haber hecho lo que hizo esta mujer, jamás...

SilviaE.D. dijo...

Hola Carlos!
Llego aquí por Santiago, que hizo mencion a este espacio al dejar un comentario en mi rinconcito.
Realmente qué valor el de esta MUJER sí, asi con mayúsculas!Hay que tener valor para hacerse una cesárea y vivir para contarlo...me emociono mucho leerlo.
Con respecto al dolor, no soy de desmayarme por una inyección, pero tengo un umbral del dolor bajo, asi que unos analgésicos a mano siempre tengo, por las dudas...no me gusta sufrir...
Muy interesante lo de su blog, integrado por personas que viven lejos geográficamente, porque sin duda alguna esta red es fantástica pues une a personas tan distantes unas de otras. Tengo una experiencia similar. Volveré por acá pues, si se quiere soy vecina de Evan, vivo en la provincia vecina a la de ella.
Un beso desde Argentina.

manuel rubiales dijo...

hermosa lección de vida, grandioso porque el ser humano cuando lo necesita y lo quiere es así, grandioso

Pedro dijo...

El ser humano nunca dejará de sorprenderme. Me he quedado helado leyendo la experiencia de esta mujer. Casi me desvanezco yo.

Un abrazo.

ĭçoŋoçlast@.·´¯`·.¸ dijo...

En realidad la historia mas sorprendente que he visto (en discovery channel) fue la de un joven estadounidense que escalaba y un dia cayó en una grieta y una gran roca le aplastó el brazo derecho...después de varios dias sin poder safarse y a punto de deshidratarse decidió cortarse el brazo a la altura del codo para poder sobrevivir y así lo hizo...

Me parece lo mas terrible de soportar una piedra sobre tu brazo un par de dias y al final tener que cortártelo para sobrevivir.

Incluso pasaron las fotos del joven y su entrevista...para quien dude del umbral de dolor del hombre.

Panchy dijo...

Guauu, que relato mi querido Carlitos, he quedado sin palabras.
Un fuerte abrazo y espero ya ponerme al día con us relatos , saludos a Evan.
Besos

Silvi dijo...

Ya no sé cuál de todas las historias que he leído aquí me han sorprendido más. Siempre he oído decir que las mujeres tienen una mayor resistencia al dolor que los hombres, y también que la gente del campo resiste mucho más que la gente de la ciudad. Yo no soy muy cobarde, mi propia sangre no me causa impresión, las agujas no me molestan (tengo varios piercings en la cara)y estoy segura de que podría, yo misma, ponerme una inyección. Pero esto... es mucho más de lo que puedo imaginarme... es la vida abriéndose paso a través de las más terribles circunstancias.

Maria Rosa dijo...

Mi admiración para Doña Inés. Increíble mujer con agallas y una fuerza extraordinaria.
Mis respetos a tu médico tan especial que acude a tu llamado en forma rápida (eso no se ve en muchos casos)
Y para vos Lobi, si no te gustan las inyecciones... y bue' son feaaaaas en serio... "mis respetos" tmb por eso (jaja)

Besitos para los dos.(vos y Evan)

MentesSueltas dijo...

Impresionante esfuerzo por la vida... Me impacto.

te abrazo
MentesSueltas

Mr. TAS dijo...

la hostia, ¡impresionante!

Mucha de la Torre dijo...

Carlos...fascinante relato de valentía y dolor. besos

Anita dijo...

hola.. pasando por tu blog.. que terrible historia la que cuentas.. pero parece increible que no haya muerto de shock hipovolemico.. realmente casos y cosas...
besos y abrazos, nos estamos leyendo

alkerme dijo...

Sorprendentes historias pero creo que ésta supera a muchas.

Un beso

Unmasked (sin caretas) dijo...

Increible lo que lei, una madre es capaz de muchas cosas y mas.

Espero que tu dolor se calme lobizon, todavia me acuerdo de alguno de ellos.

Un beso enorme

Petra

angélica beatriz dijo...

Mil perdones querido Carlos :-(

Me confundí y pensé (sin pensarlo claro), que esta entrada la había hecho Evan.

¿Me perdonas?

Un besote mi amigo hermoso.

angélica beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

jajaja, no hay lío mi querida Angelíca, aquí el cariño es el mismo para tí, de Evan o mío ;)


Muacks!

Lycette Scott dijo...

Que bárbaro, por algo dicen que sólo una mujer sabe lo que es ser mujer

Chien dijo...

Por dios y yo que con un pequeño dolor de cabeza que tenia ayer esta hasta de mal humor.

Cordelia dijo...

Dios mio!!! Que historia tan valiente!O mejor dicho que protagonista tan valiente!!!

Ay que tener valor y coraje! Defnitivamente!

Abrazos Sr Suasnavas!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Soy una fábrica de cálculos. Mi umbral de dolor es, pensaba, muy amplio…, pero al leer lo anterior quedé con los ojos cual platos soperos. Otra cosa no puedo comentar.
Curiosas historias nos ofrecen Ustedes.

Todo lo mejor, siempre.

iris dijo...

guau!!!, increíble historia, por acá nola escuche en los noticieros, pero es bueno saber conocerla a tráves de tu blog.

mis respertos para la SEÑORA Inés, porque yo con un sólo parto con anestesia, los dolores no los aguante, ahora, hacerse una auto-cesárea, me paro de pie ante la SEÑORA.

gracias por compartir la historia

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Simplemente impresionante este relato. Eso que cuentas de superar el umbral del dolor, en lo personal creo que jamás lo lograre, un día de estos me agache para hacer algo y me dio un dolor en la parte de atrás del hombro, era tan intenso que pese que me iba a desmayar, jamás había sentido algo tan horrible.

Así que a pesar que el dolor fue el más extremo que he sentido, jamás podre superar ese umbral ya que mi intolerancia al dolor no me permite tener un tope.

Que mujer más valiente, en verdad que hay seres humanos que sobrepasan todo lo inimaginable.

Yo ni me puedo pinchar un dedo para sacarme sangre.
Saludos

Ka-tica dijo...

ijole!!!!!...

definitivamente el dolor, es una necesidad... lo necesitamos para comprender, para alertarnos, etc...
pero ademas para explotar potencialmnene nuestras capacidades.

de verdad que tenemos toda la capacidad fisica de soportar algunos dolores, aunque otros se aguantan con algo mas que el cuerpo fisico!!!

♫♪hay dolores que matan, y amores que duelen ♪♫

Que Mujer por dios!!!!!...se me eriza la piel...

fire dijo...

que pedazo de historias..amigos...¡¡
he disfrtado o sufrido absoltamente con todas...desde las niñas lobo...a esta de la autocesarea de esta valiente mujer...
todas....
cada dia os superais...parece imposible...pero lo haceis semana tras semana...cada vez me voy de aki mas enriquecida....
abrazos para los dos....

fire dijo...

yo escribi aki...
o no?

fire dijo...

siiiiii escribi...jajjaa..ç no salia el coment....
sorry

 
Ir Arriba